Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
La semana

Queda tanto por hacer

por F. Pérez-nievas - Sábado, 18 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

Cuando ETA asesinaba se decía que eran los vascos quienes debían salir a las calles para reclamar la paz. Cuando Al Qaeda, y más tarde el Daesh, entraron en escena se dijo que los musulmanes debían dar un paso al frente y oponerse a esta nueva violencia. Siguiendo el argumentario, que durante tantos años han estado empleando opinadores del mundo, ¿no deberíamos ser ahora los hombres quienes reclamemos a nuestros iguales que dejen de asesinar y de hacer la vida imposible a sus parejas, exparejas o hijos/as? Quizás tendríamos que promover una gran manifestación únicamente de hombres pidiendo el fin no sólo de este terrorismo machista, sino de todas las actitudes que se esconden detrás de la educación que recibimos y de la que podemos no ser culpables, pero sí responsables de ponerla en práctica y no cambiarla. No traigo este tema a este rincón de opinión por el espectáculo que está suponiendo el juicio contra La Manada (pocas veces un alias ha estado mejor puesto) y que está retratando en muchos sentidos a nuestra sociedad. No. Hay casos mucho más cercanos de violencia machista en los que también se destila esa sed de demostración de poder, de creencia de superioridad y de frustración, que no esconden otra cosa que una gran inferioridad mental. Esta semana presentaron las cifras de los casos de violencia machista (de género o contra la mujer llámese como se quiera), que se están produciendo en nuestra ciudad de Tudela. Solo en 2016 hubo 100 casos denunciados, por los 63 que se produjeron en 2015. Para quienes aman los porcentajes les diré que significa un 58% más. A estos indignantes números habría que añadir que en Navarra el incremento ha sido del 44%, la comunidad en que más ha crecido de todo el país. Es cierto que los números aumentan porque se denuncia más y parte del miedo va desapareciendo, pero no creo, sinceramente, que todo responda a una mayor publicidad. Queda mucho por hacer. Casi se podría decir que queda todo por hacer. La lucha sólo acaba de empezar y cada uno, a mi entender, debe aportar su grano de arena. Las actitudes, el respeto, la equiparación y la descosificación a nivel de publicidad y a nivel profesional es muy importante. A nosotros no supieron enseñarnos este camino y, viendo cómo están reaccionando los jóvenes, no sé si lo estamos haciendo bien con quienes vienen detrás.

Herramientas de Contenido