SEGUNDA B

Demasiado castigo

derrota el promesas cuajó un buen partido, pero cayó ante el racing con dos goles a balón parado

Iker García Mikel Saiz - Domingo, 19 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Jordan protege el balón ante la presión de un jugador del Racing.

Jordan protege el balón ante la presión de un jugador del Racing.

Galería Noticia

Jordan protege el balón ante la presión de un jugador del Racing.

Osasuna Promesas 1

Racing de Santander 2

OSASUNA PROMESAS Juan, Hualde, Arellano (Goñi, min.87), Lizarraga, Albisu, Santafé, Martínez, Aranguren, Jordan (Iván, min.71), Otegui (Moncayola, min.89) y Barja.

RACING DE SANTANDER Crespo, Ruiz, Castañeda, Gonzalo, Granero, Antonio, Fernández (Musy, min. 86), Cobo (Díaz, min. 70), Héber, Expósito y Paulino (Regalón, min. 82).

Goles 1-0, min.60: Hualde, 1-1, min.77: Díaz;1-2, min.90: Antonio.

Árbitro Albert Ávalos Martos (Comité Catalán). Amonestó a los locales Hualde, Aranguren, Albisu y Barja;y a los visitantes Granero y Díaz.

Estadio Instalaciones de Tajonar. Ante cerca de 700 espectadores.

pamplona- Osasuna Promesas se llevó un duro golpe en la tarde de ayer, al caer derrotado por el Racing de Santander en el último tramo del encuentro. El filial rojillo realizó un partido muy serio, con un planteamiento y una puesta en escena casi idéntica al día del Mirandés -Sergio Amatriain repitió esquema, con tres centrales y carrileros-, pero el balón parado, que tan buen resultado dio ante los burgaleses, terminó condenándole.

Arrancó el partido sin un dominador claro. El Racing tenía la posesión, pero no creaba peligro ante la defensa rojilla, muy bien plantada sobre el terreno de juego, con Santafé como tercer central.

Tanto locales como visitantes tuvieron sus mejores opciones en jugadas a balón parado, ya que, aunque Osasuna también lo intentó al contragolpe, le faltaron ideas con el esférico. Las más claras para los rojillos fueron para Barja, la primera en una falta al borde del área que se marchó desviada por poco, y la segunda en una jugada personal, a pocos minutos de llegar al descanso, que se fue demasiado cruzada.

Mientras, el Racing monopolizaba la posesión, pero era incapaz de llegar con el balón controlado a las inmediaciones de la portería defendida por Juan, que tuvo muy poco trabajo en la primera mitad.

Sin embargo, Osasuna salió con más fuerza en la segunda mitad. El filial rojillo mejoró en la presión, que evitó que los visitantes se sintieran cómodos con el balón, y en presencia en el campo rival. Esta mejoría no se estaba traduciendo en ocasiones, hasta que Hualde recibió en banda derecha y se marchó hacia la frontal del área dejando rivales atrás, para terminar con un zurdazo cruzado a la cepa del poste.

Corría el minuto 60 de partido. Osasuna se ponía por delante y al Racing le entraban las dudas. Y estas irían a más, ya que, durante los minutos siguientes, en vez de una reacción visitante se vieron los mejores minutos de Osasuna en el campo.

Pero cuando peor estaban los visitantes, se encontraron con el gol del empate. Díaz enganchó un voleón desde la frontal tras el rechace de un saque de esquina ante el que Juan no pudo hacer nada.

Tras el mazazo, Osasuna siguió a lo suyo, y a punto estuvo de volver a ponerse por delante en varias ocasiones, sobre todo en jugadas de Barja por la banda izquierda.

Sin embargo, lo que llegó fue el segundo del Racing, ya en el descuento, gracias a una falta que se inventó el colegiado. Regalón la colgó de maravilla y Antonio mandó el balón al fondo de las mallas. Sin lugar a dudas, demasiado castigo para un Osasuna Promesas que no mereció perder este partido.