Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Acontecimiento de tintes históricos en la Comunidad Foral

Un hito para la cultura navarra

Editoriales y discográficas navarras coinciden en valorar la I edición de la Feria del libro, disco y otros soportes como un acontecimiento de tintes históricos en la Comunidad Foral. Un evento que, además, ha provocado la comunión del sector

Un reportaje de Fernando F. Garayoa Fotografía Oskar Montero/Javier Bergasa - Domingo, 19 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La feria congregó ayer a un numeroso público de todas las edades.VER GALERÍA

La feria congregó ayer a un numeroso público de todas las edades. (Oskar Montero / Javier Bergasa)

Galería Noticia

  • La feria congregó ayer a un numeroso público de todas las edades.
  • Las antiguas taquillas se reabrieron para acoger los expositores de las editoriales y discográficas.

GaleríaLa feria del libro en la antigua de estación, en imágenes

  • Feria del libro en la antigua estación de autobuses.
  • Feria del libro en la antigua estación de autobuses.
  • Feria del libro en la antigua estación de autobuses.
  • Feria del libro en la antigua estación de autobuses.
  • Feria del libro en la antigua estación de autobuses.
  • Feria del libro en la antigua estación de autobuses.
  • Feria del libro en la antigua estación de autobuses.
  • Feria del libro en la antigua estación de autobuses.
  • Feria del libro en la antigua estación de autobuses.
  • Feria del libro en la antigua estación de autobuses.
  • Feria del libro en la antigua estacion de autobuses.
  • Feria del libro en la antigua estación de autobuses.
  • Feria del libro en la antigua estación de autobuses.
  • Feria del libro en la antigua estación de autobuses.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Ya lo apuntaba bien Pello Elzaburu, de Pamiela;“En los casi 35 años de vida de nuestra editorial, nunca habíamos podido presentar nuestros libros en un evento en Navarra”. Una afirmación que no hace sino corroborar el carácter histórico, además de necesario, de la I Feria de la edición del libro, el disco y otros soportes que abrió sus puertas el pasado miércoles y que tocará a su fin hoy a las 21.00 horas. Un evento sobre el que tanto editoriales como discográficas coinciden en valorar más que positivamente, y eso a falta de un día entero para culminar el reto.

Esta primera edición ha contado con la siguientes editoriales y discográficas: Alkibla, Alfaffaylla Fundación, El Dromedario Récords, Denonartean, Laetoli, Mintzoa, GOR Diskak, Hordago, Igela Argitaletxea, Katakrak, Kili Kids, Asociación Cultural Lamiñarra, La Voz de la Merindad, Pamiela y Txalaparta, Fundación Euskal Memoria y Panda Artist Management. Además, numerosos artistas y escritores que autoeditan sus trabajos han podido presentarlos al público.

Valoraciones“Ya era hora de contar con una iniciativa como esta”, apuntaba Patxi Goñi, de la discográfica Gor. “Estamos encantados, porque además, se ha recuperado un espacio para la ciudad. Un espacio en el que hemos podido mostrar a la ciudadanía la producción cultural de Navarra y que ha permitido que muchos de los que trabajamos en la trinchera de la cultura nos veamos las caras, conocernos entre nosotros, a los medios y las instituciones”. En cuanto al desarrollo de la feria, “se han mezclado los intereses de los profesionales y los nuestros, para ellos funciona mejor entre semana (Merkatua) y para nosotros el fin de semana (la Feria propiamente dicha), se trata de conjugar ambas fuerzas. Hay que tener en cuenta que es la primera edición, ahora lo que hay que hacer es una buena autocrítica y sacar conclusiones;de todas formas, no creo que haya inconvenientes insalvables”. Por otra parte, Goñi matiza que hay que dar a conocer todavía más la feria entre la gente, “pero el objetivo de interconectarnos entre todos se ha cumplido con creces”.

David Mariezkurrena, de la editorial/asociación Lamiñarra, “esta es una iniciativa muy buena, muy interesante y para nosotros significa contacto directo con la gente, con otros editores, autores, diseñadores, distribuidoras, librerías, bibliotecas... Las posibilidades son inmensas. Además, estamos en un sitio perfecto para que la gente pueda acercarse y mostrar nuestro fondo editorial, ya que en las tiendas solo se pueden ver las novedades. La verdad, estamos muy contentos”. En cuanto al desarrollo de la feria, “los primeros días han sido más tranquilos, centrados en los profesionales, con los que podíamos tener tiempo para hablar;y ahora, el fin de semana, es más para el público. Para mí, la duración es perfecta”.

Ariz Otazu, de la editorial Mintzoa, coincidía, como todos, en la valoración positiva del evento. “La iniciativa me parece una maravilla. Nuestra editorial cumplirá 35 en 2018 y nunca habíamos vivido una feria de la edición en Navarra. Creo que, además, se ha dado una interesante unión entre editoriales, Gobierno, Ayuntamiento y todos los agentes que han participado en la puesta en marcha de esta feria. Todos coincidimos en que era algo que había que hacer porque, de alguna forma, salen a la luz muchos libros que durante el año pide la gente y que están descatalogados o no son novedades. Así se ve la fuerza que tienen las editoriales navarras, que atesoran muchas referencias que gran parte del público desconocía o tenía olvidadas. Para Mintzoa es una feria ideal porque nuestro trabajo se centra en la edición facsímil, una labor casi desconocida entre el público. Simplemente con que puedan ver las obras, las puedan tocar o preguntar sobre ellas, ya nos sentimos compensados, compren o no. Es el arte navarro hecho libro, y eso es lo que hemos querido mostrar. Es una bendición que haya una feria de este tipo en Navarra, por fin, y creo que con los años se puede consolidar y ser muy importante en Euskal Herria”.

En cuanto a esa particular respuesta de la gente a la oferta de Mintzoa, Aritz explica que “para nosotros esta feria es básica porque atrae a nuestro público objetivo. Los primeros días la gente no se enteró mucho de la existencia de la feria, ya que veníamos de la mano de 948 Merkatua, lo que provocó que no hubiera mucho público aunque los que se acercaron, al ser profesionales, eran muy interesantes para nosotros. Y ahora, en fin de semana, esperamos mucha más gente porque el sitio es ideal, hasta el punto que muchos que no la conocían, se la han encontrado”.

Por su parte, Pello Elzaburu, de Pamiela, bregado en mil ferias, apuntaba que “la gente se va acercando progresivamente desde el miércoles. En este sentido, ayuda que se la feria se celebre en este espacio, ya que mucha gente se acerca con la curiosidad de ver las rehabilitadas taquillas de la antigua estación de autobuses, incluso se hacen fotos debajo La Veloz Sangüesina ode La Baztanesa”.La pena es que, al parecer, el año que viene la feria no se podrá celebrar aquí, “puesto que el Ayuntamiento tiene previstos otros planes para este espacio”. Por otra parte, Pello destacó que la gran diferencia entre una feria y otros eventos vinculados al libro es que “aquí se compra y se vende. Se acerca gente a consultarnos o a ofrecer proyectos, y aquí estamos los editores para hablar de nuestros propios proyectos. Lo bueno, además, es que el margen de progresión es enorme”.

Jon Jimenez, editor de Txalaparta, apuntaba que “hace años que se intentaba hacer algo así pero no nos poníamos de acuerdo, por lo que se agradece que el Gobierno de Navarra haya tirado del carro, lo que ha permitido que las editoriales de Nafarroa podamos sacar ese fondo editorial que no se ve en la mayoría de librerías o ferias. Llevamos 30 años editando libros y tenemos referencias muy buenas... en el almacén, por lo que esta es la única manera de visibilizarlos”. Jon también destacó el espacio habilitado para la feria “que trae muchos recuerdos y es súper bonito que haya coincidido la feria con su reapertura”. Y, en cuanto al hecho de que la feria se englobe con 948 Merkatua, para Jon ha sido “genial, porque, al final, todos somos artistas, de diferentes maneras y cada uno haciendo lo suyo. Nosotros somos artesanos del libro, y otros de los cuadros o de la música. Pero está muy bien que se potencie esa artesanía local, nosotros siempre decimos que hacemos producto de km 0, porque la mayoría son autores de aquí, imprimimos aquí y principalmente vendemos aquí”.

Herramientas de Contenido