Lodosa habilita una zona de esparcimiento canino de 1.300 metros cuadrados

Es un proyecto elegido por los vecinos con un coste de 10.000 euros y se ha situado en un solar junto al parque El Medianil

María San Gil - Domingo, 19 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Solar en el que irá la zona canina y al fondo, el paseo de las Acacias.

Solar en el que irá la zona canina y al fondo, el paseo de las Acacias. (M.S.G)

Galería Noticia

Solar en el que irá la zona canina y al fondo, el paseo de las Acacias.

LODOSA- El Ayuntamiento de Lodosa acaba de empezar a adecentar un terreno de 1.300 metros cuadrados en el que habilitará una zona de esparcimiento canino, un proyecto que fue votado el año pasado por los vecinos de la localidad en los presupuestos participativos y que costará unos 10.000 euros.

El espacio en el que se va a instalar esta zona, que han cedido para su uso al Ayuntamiento, explicaba el alcalde Pablo Azcona, está situado junto al parque infantil de El Medianil y va a contar con tres entradas, una junto a dicho parque, otra en el camino de las Acacias y otra en la carretera que baja de la calle Navarrería. Estos días han adecentado el suelo, han instalado las tomas de agua necesarias y han limpiado la maleza. El siguiente paso, de acuerdo con Azcona, será la colocación de una valla que cierre todo el perímetro.

Además, en los próximos días se va a colocar mobiliario urbano;papeleras con dispensadores para los excrementos caninos, bancos y una fuente para que beban los animales y que han donado desde la Mancomunidad de Montejurra. También se van a colocar algunos paneles informativos en los que aparecerán reflejadas las normas de uso del lugar y se instalarán algunos aparatos con los que los perros podrán jugar, al menos seis elementos.

Por último, y aunque el alcalde cree que esta fase concluirá en enero, van a iluminar toda la zona con dos grandes torres de seis metros. La idea es aprovechar esta instalación para que algunos de los focos apunten al parque infantil, una zona que está en la penumbra.

La fase de limpieza ha costado unos 1.500 euros, en las torres invertirán cerca de 5.000 euros y el resto se dejará para el mobiliario. La mayor parte de la obra civil, reiteraban desde el Consistorio, la llevarán a cabo los miembros de la brigada municipal.

En esta zona, que no se cerrará con llave a ninguna hora, los dueños de los perros deberán cumplir la normativa tal y como sucede en el casco urbano y, por lo tanto, tendrán la obligación de recoger los excrementos de sus animales. “Soluciones milagrosas no hay y sabemos que esto no va a solucionar el problema de los excrementos, aunque tampoco es lo que se pretende. Lo importante es concienciar y que en este espacio los animales puedan desfogarse y estar suelos sin causar molestias a otros vecinos”, puntualizaba Azcona.

proceso actualCon este proyecto, y el cambio de señales urbanas, el Consistorio daría por terminadas todas las iniciativas que han sido aprobadas estos años. De hecho, recordaba Azcona, esta semana se conocerán ya las nuevas propuestas que los lodosanos han presentado para el ejercicio de 2018 y que han pasado las cribas pertinentes.

Hay que recordar que el Consistorio destinará una partida de 57.000 euros;20.000 para inversiones y el resto para proyectos que se enmarquen en el apartado de gasto corriente. Además, y como novedad, incorporarán varios días y lugares para votar con el objetivo de facilitar la participación.

los detalles

Las fases. Han adecentado el terreno y ahora vallarán y colocarán mobiliario urbano y una fuente.

Dinero. Cuesta 10.000 euros y estará listo en enero.

concienciación

pablo azcona “los dueños tendrán la obligación de recoger los excrementos, como en el resto del casco urbano”

El alcalde recuerda que los vecinos tienen que cumplir la normativa.