Campaña para evitar los atascos en tuberías y desagües

NILSA ha atendido más de 3.000 averías, muchas causadas por toallitas tiradas al WC

Nieves Arigita - Domingo, 19 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Voluntarios de Tasubinsa, en la jornada sobre el ciclo del agua celebrada el viernes.

Voluntarios de Tasubinsa, en la jornada sobre el ciclo del agua celebrada el viernes. (D.N)

Galería Noticia

Voluntarios de Tasubinsa, en la jornada sobre el ciclo del agua celebrada el viernes.

TUDELA- Elementos higiénicos bastoncillos, compresas, tampones, algodones desmaquillantes, preservativos y, sobre todo, toallitas. Son los causantes de las más de 3.000 averías que ha tenido que atender, en los últimos años, la sociedad pública del Gobierno de Navarra NILSA (Navarra de Infraestructuras Locales SA), sobre todo atascos en las bombas de entrada de agua de las depuradoras. Por ello, la consejería de Medio Ambiente lanzará ha lanzado una campaña informativa cuyos propósitos son enseñar al ciudadano a utilizar de forma correcta las tuberías domésticas y concienciar a la población sobre los atascos que provoca arrojar al inodoro productos de aseo que deberían ir a la basura y no a los desagües.

Para hacer público el contenido de dicha campaña, la directora general de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Eva García, se desplazó a Tudela para participar con un grupo de doce voluntarios y voluntarias de Tasubinsa en una jornada que explica el ciclo del agua de uso urbano.

Precisamente, esta actividad pedagógica en el centro ocupacional de la capital ribera sirvió de marco para dar claves en torno a esta campaña contra los denominados “contaminantes emergentes”.

Eva García recalcó “la importancia de esta iniciativa para hacer frente a un grave problema para las redes de abastecimiento”, además de poner el acento en la necesidad de reducir los residuos, consumiendo de forma responsable y reduciendo la utilización de este tipo de productos “cuya destrucción es costosa y difícil”, dijo.

coste “Se taponan las redes y cuesta mucho dinero resolver el problema que además, impide que los vertidos residuales vayan a las depuradoras y acaben contaminando nuestros ríos y también el mar”, apuntó. En definitiva, el mensaje a los usuarios es que tiren a la fracción resto (contenedor verde) estos elementos, o que coloquen una papelera en su baño en la que depositar todo lo que no se debe tirar al WC, es decir, cualquier cosa que no sea papel higiénico.