Urdax desahucia a la adjudicataria de un bar

Había superado casi por tres veces las otras ofertas, pero incumplió luego las condiciones

Domingo, 19 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El bar Xareta, un local municipal fronterizo.

El bar Xareta, un local municipal fronterizo. (Foto: I. Imaz)

Galería Noticia

El bar Xareta, un local municipal fronterizo.

urdazubi/urdax- El bar Xareta, cuya adjudicataria morosa parece haber abandonado el local el 31 de octubre pasado, ha sido objeto de lanzamiento judicial con lo que se hace efectivo su desahucio tras más de un año de impagos e incumplimientos. En abril de 2016, en concurso público y por acuerdo plenario, el Ayuntamiento de Urdazubi-Urdax adjudicó el bar, un local municipal ubicado junto a la antigua aduana en el complejo de Dantxarinea, a una ciudadana francesa que superó ampliamente las ofertas presentadas pero incumplió todas las condiciones.

En la adjudicación, ya sorprendió que una auténtica desconocida hiciera una oferta que casi multiplicaba por tres la cantidad mínima establecida en el concurso. Se alzó con la adjudicación frente a dos empresas comerciales más potentes arraigadas en la localidad desde hace más de 17 años, ofreciendo la suma de 1.850 euros más IVA y una fianza de 3.700 euros.

Desde el primer momento, los impagos e incumplimientos han sido constantes. La inquilina ahora desahuciada abonó la fianza y los meses de junio, julio y agosto, pero los retrasos y excusas han sido constantes desde entonces a pesar de que el bar funcionó con normalidad generando beneficios a la adjudicataria. En enero de 2017, el grupo Urdazubi Elgarrekin solicitó explicaciones e instó al alcalde, Santiago Villares, a iniciar un procedimiento judicial de desahucio. En aquella sesión, la oposición denunció inactividad para cobrar la deuda de más de 10.000 euros dejada por el anterior adjudicatario, hecho denunciado por ellos en septiembre de 2015 y en junio de 2016. Finalmente, tras varias promesas incumplidas de regularización de su situación por la inquilina, y siempre según el alcalde de Urdazubi-Urdax, se decidió activar la vía judicial para su desalojo con reclamación de abono de la deuda acumulada que supera 20.000 euros. El lanzamiento judicial ya se verificó, a pesar de que desde el 1 de noviembre el bar parece haber sido desalojado por la persona que lo ha explotado por más de un año. - I. Imaz