Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Altuna: “No tenía miedo a no ganar”

El ganador dedica la txapela a su amigo Erik Jaka y asegura que no se le pasó por la cabeza el desenlace de la final del año pasado, en la que CAyó

Arkaitz Aramendia Borja Guerrero - Lunes, 20 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Jokin Altuna avanza provisto de la txapela y el trofeo que le acreditan como campeón del Cuatro y Medio de la LEP.M.

Jokin Altuna avanza provisto de la txapela y el trofeo que le acreditan como campeón del Cuatro y Medio de la LEP.M.

Galería Noticia

  • Jokin Altuna avanza provisto de la txapela y el trofeo que le acreditan como campeón del Cuatro y Medio de la LEP.M.
“He estado muy tranquilo durante todo el partido y el premio de esta victoria es muy grande”

Bilbao- A la segunda fue la vencida. Después de caer por la mínima en la final del año pasado ante Oinatz Bengoetxea, cita en la que Jokin Altuna acarició la gloria, el trascendental envite de ayer en el frontón Bizkaia de Bilbao sirvió para que el joven delantero de Amezketa lograra su primera txapela como pelotari profesional. El favoritismo otorgado por la cátedra a Mikel Urrutikoetxea, del cual trató de desprenderse en todo momento el manista de Zaratamo, no se vio reflejado finalmente en una vibrante e intensa contienda que se decidió en el último tanto. Fue ahí, con un empate a 21 en el marcador que el 27 de noviembre de 2016 no pudo concretar Altuna en el frontón Ogueta de Vitoria, cuando emergió la confianza del amezketarra, quien confesó tras la final de ayer que “en ningún momento” se le pasó por la cabeza el duro desenlace de aquel choque correspondiente también a la jaula.

“Perder dos finales hubiera sido una pena, pero habría sido contra Bengoetxea y Urrutikoetxea, dos grandes pelotaris. He estado muy tranquilo durante todo el partido, dormí bien en la previa y el premio de esta victoria es muy grande”, subrayó un radiante Altuna, que tiró de magia y de una gran defensa para equiparar sus fuerzas con las de Urrutikoetxea e imponerse al vizcaíno sobre la bocina. “Ha sido un partido muy intenso en el que he cometido errores, pero tenía la sensación de que le podía hacer daño. Estoy muy contento y creo que es una txapela merecida por mi trayectoria como profesional. Ahora toca disfrutarla”, apuntó asimismo el delantero de Amezketa, que dedicó tan relevante triunfo a su compañero y amigo Erik Jaka. “Estoy con él a diario y no está pasando por un buen momento, así que le dedico esta txapela”, señaló Altuna minutos después de fundirse con el pelotari de Lizartza en un gran abrazo tras conquistar su primer título.

Jokin Altuna

Delantero de Aspe

Tanto fue así que las lágrimas brotaron por el rostro de un más que emocionado Jaka, feliz por la victoria de un artista con letras mayúsculas que, a pesar de verse por detrás en el marcador durante varias fases de la final, nunca temió encajar una derrota. “He peleado durante todo el partido y no tenía miedo a no ganar. Sabía el nivel que tenía Urrutikoetxea, que está en un gran momento, y que, en caso de perder, no iba a ser ningún fracaso”, resaltó Altuna, que necesitará “varios días” para asimilar debidamente la consecución de una txapela de la que quiso hacer partícipe también a todo su entorno: “Al salir de casa había sesenta o setenta personas animándome para esta final y estoy muy agradecido a toda la afición de Amezketa y de la zona de Tolosa, que me apoya muchísimo”.

ELOGIOS PARA URRUTIKOETXEALa final que albergó un abarrotado frontón Bizkaia (con capacidad para 3.000 personas), no apta para cardiacos, no estuvo exenta de una polémica en la que no quiso ahondar Altuna, que restó importancia a las decisiones de los jueces y alabó la actitud final de Urrutikoetxea. Pese a que el delantero de Zaratamo protestó con vehemencia tres acciones que entendió que fueron resueltas en contra de sus intereses, el amezketarra se quedó con el gesto del vizcaíno una vez finalizado el partido.

Justo después de errar en el pelotazo decisivo y caer derrotado así en una final celebrada en territorio propio, el manista de Zaratamo se tapó la cara con la camiseta para buscar acto seguido a Altuna, a quien felicitó por su logro. Con ello quiso quedarse el guipuzcoano. “Ha demostrado que es un gran campeón”, destacó el flamante campeón del Cuatro y Medio de la LEP.M, que inició el choque por todo lo alto y supo sufrir y reaccionar en momentos claves de la final. “Al principio iba todo bien, pero sabía que después iban a pintar peor las cosas, porque es muy difícil jugar contra Urrutikoetxea. Tienes que estar todo el partido concentrado”, reflexionó en voz alta Altuna, quien, cuestionado directamente por una de las jugadas en las que pudo interferir en la trayectoria del vizcaíno, afirmó que tanto la polémica como acciones de ese tipo son “parte del juego”.

“Sé que igual le he molestado, pero cuando juegas a un ritmo tan grande es difícil no hacer estorbadas y no creo que haya ganado por la polémica”, quiso matizar el guipuzcoano, ansioso por saborear su primera txapela como profesional. Con solo 21 años y después de haberse quedado ya a las puertas hace poco más de uno.

Herramientas de Contenido