la carta del día

Día Mundial de los Derechos de la Infancia

Por Raquel Hernández Romera - Lunes, 20 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Naciones Unidas celebra el Día Universal de la Infancia hoy, 20 de noviembre, fecha en la que la Asamblea General de la ONU aprobó la Declaración de los Derechos de la Infancia en 1959.

Esta declaración, que no tenía legalmente carácter vinculante, no era suficiente para proteger los derechos de la infancia y tras años de negociaciones se logró acordar el texto final de la Convención sobre los Derechos de la Infancia, el 20 de noviembre de 1989, cuyo cumplimiento es obligatorio para todos los países que la han firmado. Este tratado fue ratificado por el Estado español.

El 20 de noviembre es un día para llamar la atención sobre la situación de las niñas y niños más desfavorecidos, dar a conocer los derechos de la infancia y concienciar a las personas de la importancia de trabajar día a día por su bienestar y desarrollo.

El objetivo también es informar a la ciudadanía que la infancia es uno de los colectivos más vulnerables y por tanto que más sufren las crisis y los problemas del mundo.

En este día se recuerda que todos los niños y las niñas tienen unos derechos, independientemente del lugar del mundo en el que hayan nacido.

Principios:

1) Derecho a la igualdad sin distinción de raza o nacionalidad (ni sexo).

2) Derecho a la protección especial, oportunidades y servicios para su desarrollo físico, psíquico y social en condiciones de libertad y dignidad.

3) Derecho a una identidad, a un nombre y una nacionalidad.

4) Derecho a una calidad de vida, a la salud, alimentación, vivienda y recreo.

5) Derecho a la integración, a una educación y cuidados especiales para las niñas y niños física, social o mentalmente disminuidas/os.

6) Derecho al amor, a crecer al amparo y bajo la responsabilidad de sus madres y padres y en todo caso en un ambiente de afecto y seguridad moral y material.

7) Derecho a recibir educación y disfrutar del juego.

8) Derecho a ser las/os primeras/os en recibir auxilio y protección.

9) Derecho a ser protegidas/os contra toda forma de abandono, crueldad y explotación.

10) Derecho a formarse en un espíritu de solidaridad, comprensión, amistad y justicia entre los pueblos.

En los países que están en conflicto o los llamados subdesarrollados, estos derechos se vulneran constantemente. Sin embargo, no hay que irse tan lejos para observan que estos derechos se vulneran, aquí mismo en nuestra sociedad, ante nuestros ojos se dan situaciones que deberían desaparecer. En muchas ocasiones, estamos imponiendo a nuestras criaturas un ritmo y estilo de vida en el que casi todas las personas coincidimos que no es lo mejor incluso es estresante, los horarios de las actividades laborales muchas veces impiden una buena relación familiar, la alimentación que reciben no es lo suficientemente sana, están expuestos a tóxicos, el medio ambiente está poco cuidado, etcétera.

En otras situaciones hay situaciones evidentes de malos tratos graves que incluso ponen en riesgo su vida. Como queremos lo mejor para nuestras criaturas, podríamos hacernos la pregunta de si el mundo y la sociedad que estamos construyendo es lo que queremos realmente para que crezcan y vivan. La infancia está llena de cosas materiales y actividades para llenar su tiempo pero lo que las criaturas necesitan para crecer y desarrollarse es ambiente sano, cuidados, acompañamiento y afectividad de sus personas de referencia, esa es la base para construir unos buenos cimientos en los que apoyarse a lo largo de su desarrollo. Con este mensaje queremos invitar a una reflexión y cuestionarnos nuestro modo de criar. Confiamos en que encontraremos nuevas formas de preparar las condiciones para que la infancia pueda disfrutar de sus derechos.

Las niñas y niños de hoy son las personas adultas de mañana, si queremos una sociedad mejor, tenemos que construirla. Desde Amabizia trabajamos para ello y os invitamos a uniros a nuestra tarea.

Asociación Amabizia-Madreviva