Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
JOKIN ALTUNA | CAMPEÓN CUATRO Y MEDIO

“No creo que sea mejor pelotari por haber ganado la final”

CUATRO Y MEDIO | Jokin altuna espera seguir mejorando y continuar “muchos años” en el mundo de la pelota

Iker Andonegi | Ruben Plaza - Martes, 21 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Jokin Altuna muestra la txapela de campeón y el trofeo que le acredita como ganador del Cuatro y Medio en el frontón de Amezketa.

Jokin Altuna muestra la txapela de campeón y el trofeo que le acredita como ganador del Cuatro y Medio en el frontón de Amezketa. (RUBÉN PLAZA)

Galería Noticia

  • Jokin Altuna muestra la txapela de campeón y el trofeo que le acredita como ganador del Cuatro y Medio en el frontón de Amezketa.

AMEZKETA (GUIPUZKOA)- Jokin Altuna se despertó ayer como nuevo campeón del Cuatro y Medio. El pelotari de Amezketa ganó el domingo su primera txapela como profesional tras batir a Mikel Urrutikoetxea por 21-22 en el frontón Bizkaia de Bilbao. Altuna asegura que este título no va a suponer ninguna revolución en su vida: “A mí no me cambia nada. Tengo que seguir haciendo mi camino igual, ganando o perdiendo. No creo que sea mejor pelotari por haber ganado, ni que vaya a jugar más por haber vencido, o que si hubiera perdido fuera a jugar menos. Tengo 21 años y espero seguir jugando muchos años. El objetivo será trabajar para seguir mejorando”.

El amezketarra relató que a lo largo de la final tuvo “buenos y malos momentos. El inicio fue muy bueno. Luego él dio la vuelta al partido, se le veía un poco mejor, y se puso 14-10. Fue un momento muy difícil en la final. Pude darle la vuelta al partido. Creo que en ese tramo, incluso yendo por detrás, mantuve la tranquilidad, y eso fue muy importante”.

Una de las jugadas más complicadas fue cuando, antes de su último tanto, logró enviar al frontis in extremis un pelotazo pegado a la pared izquierda de Urrutikoetxea: “Fue un momento difícil. Otra vez igual no hubiera llegado. En ese momento te da igual si hay pared o no, ves la pelota y lo das todo para llegar. Por fortuna salió bien y das las gracias”.

En general, el nuevo campeón admite que gozó durante la final: “Disfruté mucho. En el calentamiento me veía bien, y estaba con mucha ilusión y con muchas ganas de jugar el partido. Disfruté, y, a decir verdad, me parece que gané por eso”.

Y es que Altuna nunca pensó que volvería a caer derrotado en su segunda final: “No vi el partido perdido. Quería seguir y tenía claro que si perdía, quería perder dándolo todo, no porque yo hubiera tirado la toalla. Al final, cuando te apoya tanta gente, te toca darlo todo”.

El amezketarra neutralizó el juego de Urrutikoetxea: “Creo que le cogí bien el sitio. Cuando empezó a atacarme en largo en los primeros tantos, me adelanté y le hice daño en ataque. Ya había dicho antes de la final que el inicio sería importante. Igual al principio estuvo un poco nervioso y, aunque luego le dio la vuelta, yo vi en ese inicio que podía hacerle daño. Después, cuando yo estuve por detrás en el marcador, me decía a mí mismo que antes le había hecho daño y que ahora también podría hacérselo”.

El nuevo campeón también se mostró autocrítico: “Creo que con la izquierda tampoco estuve tan fino en la segunda parte. Nos costó buscar la raya a los dos. Había mucha tensión, le queríamos meter ritmo al partido y así a veces no es fácil. Creo que Urrutikoetxea intentó no hacer regalos, alargar el partido y endurecerlo”. “Sé que yo hice fallos. Jugar a ese ritmo no es fácil. Algunos son fallos que no tenía que haber tenido, pero también salieron bonitos tantos. Ya dije que tenía que correr riesgos para ganar la final. Tomé riesgos y cometí errores, pero gané y estoy muy a gusto”.

La final estuvo salpicada de “más de una jugada polémica: un saque suyo que fue falta, me dieron tanto en otra jugada que igual tenía que haber sido vuelta... ya se vio que no nos lo estábamos haciendo a propósito. Cuando se terminó el partido, los dos nos lo tomamos con deportividad y Urrutikoetxea demostró ahí que es un gran campeón. Estuvo muy elegante. Al final, jugando a tanto ritmo es normal chocarse, y pasó más de una vez”.

tensiónAltuna confiesa que vivió esos incidentes “con mucha tensión. En esos momentos, cuando hay estorbadas, ves al contrario como un enemigo total, y en ese instante te enfadas, pero lo más bonito que tiene la pelota es que, tanto antes como después del partido, estamos juntos en el vestuario, y luego fue majo conmigo”.

Un día después de la final, el nuevo campeón admite que recordaba principalmente el desenlace del encuentro: “Si veo la final, igual me acordaré de más cosas, pero, a decir verdad, cuando vives un partido con tanta tensión, en ese momento te desahogas del todo y te olvidas”. El amezketarra sintió entonces “una gran relajación. Eché toda la tensión que tenía encima y fue una gran liberación”. “Después, a medida que van pasando las horas, te vas dando cuenta de lo que hice y creo que según van pasando los días, le daré más valor”.

A Altuna le espera ya el torneo por parejas que se presenta hoy: “Otro bonito campeonato. Suele ser largo y duro, pero lo jugaré a gusto y a ver si consigo buenos resultados”. En principio, el nuevo campeón del Cuatro y Medio se enfrentará de nuevo a Mikel Urrutikoetxea este sábado en el Labrit. Los dos finalistas conocerán hoy a sus compañeros en este nuevo reto.

Herramientas de Contenido