Juan María Antoñana Latienda, premio de la Cámara de Comercio a la Trayectoria Empresarial

EP - Martes, 21 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 13:37h

Cámara de comercio Navarra.

Cámara de comercio Navarra. (MIKEL SAIZ)

Galería Noticia

Cámara de comercio Navarra.

PAMPLONA. La Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Navarra ha concedido al empresario navarro Juan María Antoñana Latienda el premio a la Trayectoria Empresarial y Profesional 2017. Además, ha otorgado a la empresa Tenerías Omega SA, el premio a la Internacionalización y a la empresa Industrias San Isidro el Premio a la Innovación.

La entrega de los galardones de esta 22ª edición, que cuenta con el patrocinio de Caixabank, tendrá lugar el 12 de diciembre en el Hotel Muga Beloso de Pamplona.

El Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Navarra ha otorgado a Juan María Antoñana el premio a la Trayectoria Empresarial por "su temple emprendedor, su capacidad de anticiparse a los retos, su discreción, optimismo y su ejemplar gestión de la empresa familiar". "Antoñana ha sabido adaptarse a los tiempos llevando a los más alto a los proyectos empresariales y familiares tan diferentes como Super Mabo que se inició en 1966 o Bodegas Inurrieta en la actualidad", ha destacado la Cámara de Comercio en una nota.

Juan Mª Antoñana es el mayor de tres hermanos y nació en Puente la Reina en el año 1939, en el seno de una familia agrícola. Es en el campo donde comenzó su actividad laboral en la hacienda familiar.

Sin embargo, Antoñana, viendo que el futuro en el campo era incierto, decidió emprender un nuevo camino y, en compañía de su esposa Pilar Azcona, inauguró en el año 1966 un pequeño autoservicio en Santa María la Real, que sería el germen de la exitosa cadena de supermercados Super Mabo, marca comercial de Nekeas, S.A., un referente de la distribución alimentaria en Pamplona y comarca.

En el año 2002, se formalizó la venta de Nekea S.A. a una cadena de ámbito nacional. No obstante, para esas fechas Antoñana ya se había embarcado en un nuevo proyecto, Bodega Inurrieta, una bodega Denominación de Origen Navarra, con viñedos propios, que comenzó en 1999 y que a día de hoy cuenta con 260 hectáreas de viñedo, una producción de 2 millones de botellas y presencia en 30 países.

Por otro lado, la Cámara de Comercio ha otorgado a la empresa Tenerías Omega SA el Premio a la Internacionalización por su estrategia en los mercados exteriores que le ha llevado a exportar el 92% de su producción, especialmente en mercados maduros y con un alto nivel de exigencia y competencia como Estados Unidos.

La Cámara de Comercio considera que Tenerías Omega es "una empresa líder y consolidada en el exterior y un referente en todo el mundo como fabricante de pieles para el sector del automóvil y la aeronaútica".

Tenerías Omega empezó su actividad en 1991 y nació como consecuencia del cierre en los años 80 de la antigua fábrica de curtidos Ruiz de Alda - Curtinova. El Gobierno de Navarra buscó entonces un inversor industrial privado español para establecer una nueva fábrica de curtidos en el término municipal de Villatuerta, dada la existencia de una bolsa de trabajo muy cualificado en un sector tradicional en la zona de Estella.

Así, finalmente, llegó a un acuerdo con Silvino Navarro Vidal, fundador del grupo de tenerías Grupo Lederval, de capital valenciano, para la creación de una fábrica de nueva planta para la producción de pieles para automóvil, aviación y tapicería doméstica. El Grupo Lederval era en su momento el mayor grupo curtidor español compuesto por seis fábricas de curtidos, todas en territorio español.

La evolución de la empresa en los últimos años ha sido "exponencial". Tenerías Omega cerró el año 2016 con una facturación de 33 millones de euros (crecimiento del 18% desde 2014) de los que el 92% corresponden al mercado internacional,La plantilla está compuesta de 135 personas.

"La política de exportación, sobre todo en mercado maduros y con conocimiento de la cultura del cuero en el exterior ha sido y es una constante para Tenerías Omega", ha destacado la Cámara de Comercio.

Finalmente, el Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio ha premiado a la empresa Industrias San Isidro el Premio a la Innovación por "la potente transformación de su producto y capacidad de adecuación hasta alcanzar en un tiempo record un posicionamiento muy competitivo y reconocido internacionalmente como fabricantes de muebles de diseño".

Para la Cámara de Comercio, a través de su marca iSiMAR, la empresa ha conseguido innovar en todas las áreas, especialmente en productos, canales, métodos de comercialización, gestión del negocio y organización del trabajo.

Constituida en el año 1981, la actividad de Industrias San Isidro creció con los sectores de electrodomésticos, automoción, avícola, frío industrial, equipamiento comercial, fabricando para terceros estructuras de metal, principalmente bandejas, jaulas, separadores, ganchos, cestas y toda clase de elementos en varilla.

En julio de 2010 la empresa pasó a manos de dos empresarios que cogieron las riendas del negocio, ya que no había sucesión empresarial con los anteriores propietarios;y decidieron darle un giro estratégico a la empresa, apostando por el diseño, producto propio, fabricación local y la internacionalización.

Este proceso de cambio y transformación le ha servido para definir la que a día de hoy es su estrategia y su visión para los próximos años, "ser un líder global en la fabricación y diseño de mobiliario metálico para uso exterior para el canal Horeca, utilizando sus instalaciones industriales en Noáin", ha destacado la Cámara de Comercio.

La facturación de la empresa ronda los 5 millones de euros y las expectativas de crecimiento la sitúan en los 8 millones en los próximos 3 años. En la actualidad, Industrias San Isidro cuenta con una plantilla de 45 personas, de las cuales 33 personas son fijas;y prevé la incorporación de unas 15 personas más en los próximos 3 años.