Navarra es la comunidad que mejor ha resistido los efectos de la crisis en el empleo

La Comunidad Foral ha registrado una reducción del 12,1%, la menor de las caídas según el BBVA

Martes, 21 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Varios operarios trabajan en una planta dedicada a la agroalimentación.

Varios operarios trabajan en una planta dedicada a la agroalimentación. (Foto: J. Muñoz)

Galería Noticia

Varios operarios trabajan en una planta dedicada a la agroalimentación.

pamplona- Navarra es la comunidad autónoma que mejor ha resistido los efectos de la crisis en el empleo, si bien sólo Baleares ha logrado recuperar los niveles del año 2007. Así se desprende de la última publicación de Esenciales,de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), que analiza la resiliencia de las regiones, centrada en su capacidad para mantener una trayectoria de crecimiento a largo plazo y también para reaccionar al impacto de una crisis.

La resiliencia se define como la capacidad para adaptarse positivamente a situaciones adversas. Desde una perspectiva económica, este concepto se utiliza para analizar la habilidad de una región o país de resistir los efectos de una recesión económica o, de otro modo, la capacidad para recuperarse de la misma.

Navarra ha demostrado así su capacidad para mantener una trayectoria de crecimiento a largo plazo y también para reaccionar y hacer frente al impacto de la crisis más grave que ha sufrido la economía. El informe del BBVA destaca la capacidad de Navarra para adaptar su estructura económica, social e institucional para iniciar el proceso de recuperación económica.

El estudio muestra que Navarra, con un índice de resistencia de 33 puntos porcentuales, es la comunidad que mejor ha resistido el impacto de la crisis en el empleo. En concreto, mientras que en la Comunidad Foral el empleo cayó un 12,1%, en el conjunto de España disminuyó un 18,3%.

En sentido contrario, los efectos de la crisis económica afectaron en mayor medida a regiones como Islas Baleares y la Comunidad Valenciana, con un impacto negativo en el empleo de 23,8 y 19,2 puntos porcentuales, respectivamente, por encima de la media nacional.

la menor caídaEl impacto de la crisis sobre el empleo ha sido muy desigual entre regiones, con un rango de variación que oscila entre una caída máxima del empleo del 22,7% en Islas Baleares y una reducción mínima del 12,1% en Navarra.

El índice de recuperación también se calcula como la relación entre la tasa de variación del empleo de cada región y del conjunto de España, pero para el periodo de recuperación de la crisis económica considerado transcurre desde el primer trimestre de 2014 hasta el tercer trimestre de 2017.

Los mejores comportamientos durante esa fase expansiva han sido para Islas Baleares, Aragón y Andalucía. En el primer caso, la recuperación del empleo tras la crisis económica ha sido en Baleares casi el doble que la media nacional, debido fundamentalmente a su especialización en un sector como el turismo que ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años. Por el contrario, las regiones que han crecido a un ritmo menor han sido Cantabria y Galicia.

No obstante, las CCAA que mejor resistieron los efectos de la crisis económica son, en cambio, las que presentan mayores dificultades para la recuperación (Navarra, La Rioja y la CAV).

La estructura productiva de estas regiones, más industriales, menos especializadas en la construcción en la fase precrisis y menos dedicadas al turismo -actividad que lidera la fase de recuperación económica actual-, explican este fenómeno, según el estudio.

Si se analiza todo el periodo, desde el inicio de la recesión económica hasta la actualidad, solamente Baleares cuenta actualmente con un nivel de empleo superior al máximo que alcanzó antes de la crisis económica. En concreto, ha crecido en la región un 8,2% respecto al tercer trimestre de 2007.

En siete comunidades autónomas (Extremadura, Galicia, Asturias, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Aragón) el empleo actual es todavía más de un 10% inferior al que tenían antes del inicio de la crisis en 2007.

Tomando como referencia cada uno de los ciclos regionales, para lo que se mide la intensidad en la recuperación económica de una región a partir del número de trimestres que necesita para recobrar el 85% del empleo que alcanzó en el nivel máximo anterior de la propia región, se constata que la recuperación actual está siendo especialmente rápida en Baleares, Madrid y Navarra, basada principalmente en la recuperación del empleo en los servicios. - R. Martín

las cifras

12,1

La comunidad donde menos cayó el empleo. Navarra registra en la última década un índice de resistencia de 33 puntos porcentuales y es la comunidad que mejor ha resistido el impacto de la crisis en el empleo. En concreto, mientras que en la Comunidad Foral el empleo cayó un 12,1%, en el conjunto de España disminuyó un 18,3%.

5,8

Variación de la población ocupada. Navarra tiene una caída del 5,8% en la tasa de variación de la población ocupada, sólo por dertrásde Canarias y Balares, que se beneficián del tirón del turismo.

Últimas Noticias Multimedia