Los ‘ángeles’ de Victoria’s Secret echan a volar en Shanghái

tras problemas burocráticos y encontronazos con la estricta censura china y su política de visados, la marca de lencería ha realizado su desfile anual

Martes, 21 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Las modelos saludan al terminar el desfile.

Las modelos saludan al terminar el desfile. (EFE)

Galería Noticia

Las modelos saludan al terminar el desfile.

tras meses de complicados preparativos, numerosos problemas burocráticos y encontronazos con la estricta censura china y la polémica de las últimas semanas por la no concesión de visados, los ángeles de la marca de lencería Victoria’s Secret pisaron ayer por primera vez las pasarelas asiáticas en Shanghái.

La elección de Shanghái forma parte de una ofensiva comercial de la marca en el mercado chino, donde a comienzos de este año abrió su primera tienda oficial en esta ciudad.

Candice Swanepoel, con un conjunto en rojo y negro, en cuadros escoceses y alas a juego, abrió el desfile por el que un total de 55 modelos de 22 países, cuatro más que el año pasado, mostraron 88 looks. El que se ha convertido en el mayor espectáculo global del mundo de la moda tuvo un coste aproximado de unos 12 millones de dólares (10 millones de euros). El evento, que ven anualmente por televisión cerca de 800 millones de personas en 190 países y que este año se ha diseñado especialmente para encandilar al pujante mercado chino, será emitido el próximo día 28 por la cadena estadounidense CBS.

La elegida para lucir el Fantasy Bra, que ha sido bautizado como Champagne Nights, fue la brasileña Lais Ribeiro. Esta pieza valorada en dos millones de dólares ha costado más de 350 horas confeccionar. Adornado con 6.000 piedras preciosas, entre ellas diamantes, zafiros amarillos y topacios, está engarzado en oro de 18 quilates.

Además, también participaron caras conocidas como las brasileñas Adriana Lima y Alessandra Ambrossio, la portuguesa Sara Sampaio, la sudafricana Candice Swanepoel, la sueca Elsa Hosk o las estadounidenses Bella Hadid, Lily Aldridge y Karlie Kloss. Ayer se batió el récord de modelos chinas, siete, entre ellas Liu Wen, la top mejor pagada del país. El desfile tuvo representación española con la modelo Blanca Padilla, quien lució sus alas por segunda ocasión, esta vez doradas al estilo de una diosa griega.

Harry Styles puso las primeras notas de música, al que le siguieron la estrella local Jane Zhang y el californiano de origen mexicano Miguel para poner música a un show dividido en seis segmentos: Nomadic Adventure (Aventura Nómada), PorcelainAngels (Ángeles de Porcelana), Goddesses (Diosas), A Winter’s Tale (Un cuento de Invierno), Millenial Nation (Nación Millenial), y Punk Angels (Ángeles Punk).

La despedida del desfile llegó de una de las imprescindibles en esta cita, Alessandra Ambrosio, que se despedía también de este espectáculo. Ambrosio ha confirmado que se retira de este pase de modelos para dedicarse más a sus dos hijos.

ausenciasLa celebración del desfile en Shanghái ha estado rodeada de polémica, pues no se vio en la pasarela a Gigi Hadid, a quien todo apunta que le negaron el visado tras la publicación de un vídeo considerado como “racista” en el que aparecía estirándose los ojos. Además de otras cuatro modelos: las rusas Julia Belyakova, Kate Grigorieva e Irina Sharipova, y la ucraniana Dasha Khlystun, que tampoco obtuvieran visados.

La cantante Katy Perry es otra de las que se cayó del cartel en los últimos días, debido a que en 2015 la artista lució un vestido con estampado de girasoles en un concierto en Taiwán, una flor simbólica de los independentistas de la isla, que China sigue considerando su territorio. - C.A.R.