Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Música

Sexo, zigarros y rock’n’roll

Por Javier Escorzo - Martes, 21 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

CONCIERTO los zigarros

Fecha: 11/11/2017. Lugar: Sala Zentral. Incidencias: La sala se llenó para ver a estos valencianos, que ya nos habían visitado cuando iniciaron la gira. Siempre cumplen las expectativas, por lo que cada vez reúnen más público en sus actuaciones.

¿cuántas veces han tocado Los Zigarros en Pamplona? Si uno mira atrás, pierde la cuenta después de haberlos visto en el Subsuelo, la terraza del Caballo Blanco o en las salas Tótem y Zentral. Incluso, una vez, llegaron a actuar en la mismísima calle (junto a El Drogas y su banda, otros yonkis del escenario). Lo más llamativo es que todas estas visitas las han hecho únicamente con dos discos en el mercado, pero, como resulta evidente, la única filosofía que sigue este grupo es la de la vida en la carretera. No importa el destino, sino el camino que uno sigue para alcanzarlo. De ahí viene, también, el título de su segundo álbum: da igual que les ofrezcan tocar en una sala, un pabellón, una plaza de toros o un garito inmundo. A todo que sí. Porque no hay escenarios pequeños, sino artistas mediocres;y este, desde luego, no es el caso.

La sala Zentral estaba llena cuando el cuarteto salió a escena. Antes habían caldeado el ambiente los locales Blues Coffee y el público ya estaba preparado para la descarga zigarrera, que se inició con Antes de los muertos, de su primer trabajo. Siguieron con Tendrías que haberla visto bailar y Baila conmigo, ya de su último trabajo. Atesoran un repertorio muy coherente, con unas señas de identidad que se repiten en todas sus canciones: rock’n’roll de la vieja escuela y ascendencia stoniana, siguiendo el camino que en nuestro país abrieron bandas como Tequila, Los Rodríguez, Burning o Los Ronaldos, aunque, quizás, en el caso de Los Zigarros el sonido tire un poco más hacia lo salvaje. Adrián Ribes en la batería y Nacho Tamarit en el bajo forman una base rítmica demoledora. Los hermanos Tormo se reparten los solos de guitarra, teniendo Álvaro más protagonismo por aquello de que Ovidi es el cantante y tiene que estar pendiente de la voz suene bien.

Aunque su sonido natural tiende a desbocarse, en ocasiones son capaces de pisar el pedal del freno para abrazar el blues, como en esa sublime versión de No obstante lo cual(original de Riff, la banda del guitarrista argentino Pappo). Inmediatamente volvió la velocidad en temas como Desde que ya no eres mía, Qué harás, amor o la trepidante Resaca, que fusionaron con Voy a bailar encima de ti. Después salió Rubén Jáuregui, de Blues Coffee y miembro de la agencia de management de Los Zigarros, y juntos se marcaron una densa versión del Cocaine de JJ Cale. No fue la única muestra de su educación musical, pues en Dispárame intercalaron un medley de My Sharona, de The Knack. Antes de los bises sonaron por los altavoces unas sirenas de policía, y es que, como dijo Loquillo hace ya muchos años, estar en una banda de rock tiene que ser algo parecido a la delincuencia. Y en aquel ambiente como de hampa, llegó ese trallazo llamado Dentro de la ley. No estaba prevista, pero ante la insistencia del público se vieron obligados a tocar My generationde The Who. Broche de oro para una noche de sexo, zigarros y rock’n’roll.

Herramientas de Contenido

Más sobre Cultura y Ocio

ir a Cultura y Ocio »

Últimas Noticias Multimedia