FP Dual: el aula en la fábrica

el nuevo modelo de formación profesional en estella-lizarra comienza a dar resultados

Un reportaje y fotografías de Cristina Solano - Martes, 21 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Alumnos y trabajadores de Essity en Allo, durante la visita que hicieron los estudiantes del CI Politécnico a las instalaciones.

Alumnos y trabajadores de Essity en Allo, durante la visita que hicieron los estudiantes del CI Politécnico a las instalaciones. (CRISTINA SOLANO)

Galería Noticia

Alumnos y trabajadores de Essity en Allo, durante la visita que hicieron los estudiantes del CI Politécnico a las instalaciones.

Los alumnos de Mecatrónica Industrial del CI Politécnico de Estella visitaron hace unos días la planta de Essity en Allo, conocida en la zona como la papelera. Allí pudieron ver dónde aplicar los conocimientos teóricos que han ido adquiriendo a lo largo del año y medio que llevan estudiando en las aulas del centro. En febrero les esperan en varias empresas para completar su formación.

Javier Gómez es el tutor del ciclo formativo de grado superior de Mecatrónica Industrial en el Centro Integrado Politécnico de Estella. Este explica que son varias las diferencias entre el periodo de prácticas convencional de la FP ordinaria y el de la Dual. “En este último caso, la duración es de 680 horas, están 8 horas al día durante cinco meses y existe una relación de contrato de trabajo con una remuneración mínima correspondiente al Salario Mínimo Interprofesional”, señala. Aunque después, cada empresa puede aumentar la cuantía, como es el caso de Essity que les paga 800 euros al mes por su trabajo.

Además de esta diferencia, hay otra sustancial y es que durante el periodo que están en la empresa, los alumnos deben recibir formación programada por el Politécnico impartida por los trabajadores especializados de la fábrica. “Los que van a ser sus tutores reciben un curso donde aprenden cómo impartir la formación y cómo evaluar. Deben dedicar un tiempo de su jornada laboral a dar los contenidos y, por eso, las empresas tienen que hacer más esfuerzo y dar una formación y una evaluación más concreta. De ahí la importancia de la relación entre el Politécnico, que supervisa semanalmente esta formación, y la empresa”, señala.

la visitaLos chavales que visitaron la planta de Allo estuvieron con la directora de la planta, Miriam Guasch, quien les remarcó la FP como una gran oportunidad de labrarse un futuro laboral. “He leído recientemente que el 47% de los alumnos obtienen trabajo a los seis meses de acabar sus estudios, eso quiere decir que estáis por el buen camino”.

La directora de esta planta, que cuenta con más de 440 trabajadores, remarcó que su empresa apuesta por este tipo de formación. “Confiamos en este sistema educativo y queremos dar soporte para que en nuestro entorno se haga una buena formación y capacitación”, indicó. Miriam Guasch remarcó que, a su entender, es importante que las empresas vayan de la mano con las escuelas. “Para nosotros es importante el desarrollo de la industria pero también estar en una zona puntera en conocimientos”, añadió.

Asier Larumbe y Ángel Viana son dos antiguos estudiantes del CI Politécnico que el año pasado participaron en el programa de FP Dual y que tras hacer las prácticas en Essity se han quedado allí a trabajar en labores de mantenimiento. “No nos imaginábamos que íbamos a encontrar trabajo tan rápido”, explican estos jóvenes que son de Abárzuza. Ellos lo tienen claro “hacer una FP es la manera más fácil de entrar al mundo laboral”. De hecho, Javier Gómez destaca la total empleabilidad que tiene el grado de Mecatrónica.

Estos, ahora trabajadores de Essity, tienen claro el mensaje que les lanzan a los estudiantes que vienen detrás de ellos. “Yo les diría que intentasen aprobar todo para poder hacer las prácticas cuanto antes”, indican.

Ambos coinciden en remarcar que han tenido “suerte”. “Hicimos las prácticas aquí y eso nos dio la oportunidad, pero lo más importante es que hoy en día seguimos aprendiendo y nuestros compañeros no dudan en ayudarnos”, indican. Los dos chavales explican que tras año y medio de formación en el centro llegaron a la fábrica con una buena orientación. “Aunque hay muchas cosas nuevas que aprender”, señalan.

El responsable del programa Young Talent en Essity en el que se enmarca la FP Dual, Pere Marc Franquet, incide en que tanto el periodo formativo en el Politécnico como el práctico en la empresa son necesarios y señala que a la hora de organizar el programa es necesaria una gran coordinación entre empresa y centro: “La fábrica y la escuela tienen que ir de la mano porque las dos organizaciones tienen el mismo objetivo que es capacitar a los estudiantes y formarlos”.

aprenderFranquet, que cuenta con experiencia en FP Dual en otras plantas de la firma, indica que hace falta tener los criterios claros. “Hay que tener muy claro que en el periodo de prácticas, los alumnos no vienen a trabajar sino a aprender y que irán adquiriendo poco a poco las competencias necesarias”, enfatizó.

Franquet indica que en el caso de Mecatrónica Industrial el currículo docente se ajusta muy bien a las necesidades de las fábricas. “Los fundamentos que reciben están alineados y se asimilan a los procesos productivos. En FP se puede modelar el 30% del currículo pero en este caso no ha hecho falta tocar nada porque encaja con la tecnología de la mayoría de las plantas de manufacturas”, señala. Franquet también pone en valor que es sencillo llegar a acuerdos con los centros formativos. “Hay normas muy claras y una buena flexibilidad”, señala.