Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

agresiones fascistas contra el proyecto Antzara

Rechazo unánime del Ayuntamiento a los ataques nazis al local de Mendillorri

Millera (Aranzadi), que acusó a UPN de propiciar estos actos, tildó de ejemplar la gestión de Antzara

Marivi Salvo | Patxi Cascante - Martes, 21 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Imagen de las pintadas nazis aparecidas el domingo en el local Antzara de Mendillorri.

Imagen de las pintadas nazis aparecidas el domingo en el local Antzara de Mendillorri. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

  • Imagen de las pintadas nazis aparecidas el domingo en el local Antzara de Mendillorri.

pamplona- La Junta de Portavoces municipal manifestó ayer, de forma unánime, su rechazo “ante las agresiones fascistas contra el proyecto comunitario Antzara, en Mendillorri”, ocurrido el fin de semana, y animó a la ciudadanía a participar este jueves, a las 19.00 horas, en una concentración convocada por la AAVV de Mendillorri, junto a la coordinadora del nuevo espacio de desarrollo comunitario Antzara, para denunciar este ataque que ha sido “dirigido al conjunto de vecinos y vecinas del barrio”, según señalaron ayer en un comunicado.

El texto de la Junta de Portavoces explica que los ataques se produjeron en la madrugada del domingo en el local de Antzara. “El espacio amaneció con pintadas nazis de apoyo a Hitler y con esvásticas, además de con varios cristales rotos”, una agresión que dejó también “desperfectos en el material del interior”, rompiendo la “pantalla de proyección y cortando varios cables eléctricos”, lo que provocó “un cortocircuito y que se interrumpa el suministro eléctrico en el local”. Ante ello, los grupos municipales manifiestan su repulsa y animan “a la ciudadanía” a una concentración re rechazo antes esas agresiones, este jueves, a partir de las 7 de la tarde.

Tras conocerse ayer los sucesos ocurridos en Mendillorri, la Junta de Portavoces municipal celebró ayer al mediodía una sesión extraordinaria, aunque ya antes, en la comisión de Asuntos Ciudadanos, se habló del asunto, durante el punto, a solicitud de UPN, para que el concejal de Participación Ciudadana y Empoderamiento Social, Manuel Millera, hablara de los proyectos Plazara y Antzara, ante las dudas respecto a ambos locales planteadas por los regionalistas. Al respecto, Millera defendió como “ejemplar” el proceso llevado a cabo en el centro Antzara de Mendillorri, donde, según dijo, “han participado unas 2.500 personas” del barrio y cuenta “con el visto bueno de las 6 apymas de los centros escolares” de Mendillorri, y acusó a los regionalistas de, con sus críticas a la participación, “propiciar” este tipo de “ataques”.

contra la autogestión Así, señaló que en un día como el de ayer “42 años después de la muerte del dictador”, desde UPN “se fomentan este tipo de ataques” por “la crimininalización” que, a su juicio, este grupo “hace de los espacios autónomos” y vecinales, igual “que los ataques racistas al CSIS de la Milagrosa”. Indicó así que “hay un caldo de cultivo, unos ponen la política y otros las acciones violentas”. Millera fue recriminado por sus palabras por Maite Esporrín (PSN), porque “usted mismo verá que no se corresponden con la realidad”, le dijo. Esporrín manifestó su rechazo con “cualquier ataque” sea de “la ideología que sea”, y le recordó otros ataques anteriores al mismo edificio, donde “hemos visto pancartas contra el TAV” y “otras reivindicaciones de la izquierda abertzale” que “no le he visto condenar”, le recriminó.

Lamentable e inaceptablePor parte de Geroa Bai, Mikel Armendáriz manifestó que “nos desmarcamos de las declaraciones de Millera”, en referencia a la acusación a UPN. Después, en nota de prensa, consideraron “lamentable e inaceptable”, el ataque. Indicaron que “aunque la aparición de pintadas de ideología nazi en Iruñea no es nueva, tenemos que condenar, rechazar y lamentar” que “sigamos asistiendo a ataques de este tipo, sean de la simbología o signo que sean”. Edurne Eguino consideró el suceso “gravísimo”, si bien calificó, en la línea de Millera, de “muy peligroso criticar todo lo que se hace en Pamplona a nivel comunitario y participativo”, en referencia a la oposición.

EH Bildu, en una nota calificó de “deplorable” el sabotaje a un “espacio comunitario construido desde el barrio, magnífico ejemplo de autogestión, convivencia y pluralidad”, y “referente también en sostenibilidad”, dijo. Por último, UPN, en palabras de María Caballero, señaló que “los primeros que rechazamos las pintadas nazis somos nosotros”, aunque recriminó a otros grupos “vivir muy cómodos con pintadas y carteles del entorno etarra”.

Herramientas de Contenido