Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Al director de la Casa de Misericordia

Susana Laya Muñoz Presidenta del comité de empresa de Casa de Misericordia - Miércoles, 22 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Ante la afirmación de que “la actividad residencial de la Misericordia resulta económicamente deficitaria”, resaltada en negrita en la carta entregada a la plantilla, sólo hay dos posibilidades:

O bien es cierta, en cuyo caso aún cabría controlar la aplicación de los recursos existentes, racionalizándolos y redistribuyéndolos más democrática y eficazmente entre los diversos miembros que formamos parte de esta institución;para lo cual el comité de empresa y nuestros representantes deberían estar autorizados a personarse y ejercer ese control y redistribución conjuntamente a la dirección, en pro de una mayor eficacia.

O bien no es cierta y es una flagrante falsedad, que obviamente podría demostrarse con datos contables por escrito (justamente los que esa dirección se niega a entregar), y realizando paralelamente una auditoría.

Por tanto, habría que demostrar que no hay ni ha habido una mala gestión. Esto es tanto más pertinente puesto que vemos unas obras empezadas y abandonadas: no se sabe si transitoria o definitivamente;lo cual difícilmente puede conciliarse con la imagen de una gestión eficaz…

Así pues ante -por una parte- el oscurantismo que revela la decisión de esa dirección de no entregar unos datos solicitados, los cuales, de ser ciertos, simplemente confirmarían su afirmación arriba citada;y -por otra- la realidad de inversiones de dudosa eficacia o previsión, no es posible seguir pidiendo a los trabajadores de esta institución que confiemos sin más en una afirmación que se presenta como un postulado de obligatoria creencia, mientras se nos aparta de toda participación en el control de su buena marcha.

En definitiva, lo que se echa en falta es un control eficaz y democrático de la más eficaz gestión;en lo cual obviamente estamos comprometidos y somos los primeros interesados en conseguir puesto que nuestras vidas están ligadas al próspero y duradero futuro de esta Casa. No parece realista que, tras haber llegado hasta aquí, se pretenda que simplemente todo siga como siempre y como si nada hubiera pasado. Sería altamente deseable para todos que esto se comprendiera y se actuara en consecuencia.

Herramientas de Contenido