Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Guardia civil acusado de supuesta violación tiró el móvil de la joven al ser identificado

EFE - Miércoles, 22 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 21:27h

El abogado de la joven madrileña, Carlos Bacaicoa (i), sale del Palacio de Justicia de Navarra donde se ha celebrado la octava sesión del juicio.

El abogado de la joven madrileña, Carlos Bacaicoa (i), sale del Palacio de Justicia de Navarra donde se ha celebrado la octava sesión del juicio. (JDIGES)

Galería Noticia

El abogado de la joven madrileña, Carlos Bacaicoa (i), sale del Palacio de Justicia de Navarra donde se ha celebrado la octava sesión del juicio.

PAMPLONA.- El guardia civil procesado en el caso por supuesta violación grupal en Sanfermines de 2016 tiró el móvil que había robado a la denunciante tras ser identificado en la plaza de toros de Pamplona y antes de que fuera detenido junto a los otros cuatro acusados en el barrio de San Jorge.

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha celebrado hoy la octava sesión del juicio que a puerta cerrada comenzó el pasado día 13 contra cinco jóvenes denunciados por una violación en grupo a una joven, jornada en la que han declarado los inculpados.

Los abogados de la denunciante, Miguel Ángel Morán y Carlos Bacaicoa, han explicado esta noche a los periodistas que los acusados han sostenido ante el tribunal que tiraron el móvil porque "pensaron que les podían acusar de robo" después de que fueran identificados por los agentes autonómicos.

El guardia civil, según la misma fuente, ha dicho que robó el teléfono "por avaricia" y que fue "un fallo".

Esta tarde ha declarado también otro de los acusados, militar, quien grabó con su móvil un vídeo de los hechos de 40 segundos de duración y luego lo borró, imágenes que posteriormente recuperó la Policía Foral.

Bacaicoa ha explicado que en su declaración ante el tribunal, este imputado ha argumentado que "tiene por costumbre grabar y luego borrarlo".

El abogado ha precisado que este acusado negó inicialmente que borrase las imágenes y que lo admitió después de que los agentes recuperasen el material audiovisual.

Mañana está previsto que declaren un joven con el que habló la joven denunciante cuando se encontraba con los cinco acusados, un policía municipal que tomó declaración a la mujer y dos detectives que elaboraron un informe.

Las defensas han renunciado a la declaración de cuatro amigos de Sevilla de los acusados y a la de la ginecóloga que atendió a la mujer al entender que la testifical de la última es "absolutamente innecesaria".