Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

asobal Helvetia 25 - Frig. Morrazo 25

El cansancio pasa factura

el helvetia reacciona tarde y salva un punto ante el cangas, que en el descanso ganaba 8-14

Beatriz Equísoain Iraizoz / Iñaki Porto - Jueves, 23 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Ander Ugarte se protege ante la presión defensiva de Pablo Castro.

Ander Ugarte se protege ante la presión defensiva de Pablo Castro. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

  • Ander Ugarte se protege ante la presión defensiva de Pablo Castro.

HELVETIA ANAITASUNA (8+17) Nordlander (portero), Gastón (2), Mota (2), Chocarro (5, 1p), Guimaraes (4), Aguirrezabalaga (5) y Ugarte (2) -siete inicial-. También jugaron Sergey (portero), Bazán (2), Etxeberria, Goñi (1), Balenciaga, Ceretta (1), Adarraga y Nantes (1).

FRIGORÍFICOS MORRAZO (14+11) Salazar (portero);Cancio, Cerqueira (1), Chapela (3), Menduiña (2), Castro (1) y Simic (3) -siete inicial-. También jugaron, Simes (5, 1p), Muratovic, Jesús Soliño (2, 1p), Potic (6), Rubén Soliño (1) y Vujovic (1).

Marcador cada cinco minutos 1-0, 4-1, 5-5, 5-8, 5-11, 8-14 (descanso);10-17, 13-18, 16-20, 21-21, 23-23 y 25-25 (final).

Árbitros Ignacio Pascual y Carlos Luque. Excluyeron dos minutos al local Ceretta, y a los visitantes Cancio (2), Cerqueira, Castro y Vujovic.

Pabellón Anaitasuna. Unos 600 espectadores.

pamplona- El Helvetia Anaitasuna salvó ayer un punto de su enfrentamiento en casa ante el Frigoríficos Morrazo, rival que puso contra las cuerdas a los navarros en la primera parte, que se fue al descanso con un 8-14 en el marcador y que incluso llegó a disfrutar de siete goles a su favor en varias fases del partido. Los gallegos, todo sea dicho, supieron aprovecharse muy bien de la falta de acierto local, con balones que se perdían en ataque, otros que se marchaban fuera, buena parte chocaba contra los postes o eran interceptados por un bestial Salazar, portero rival, que ayer se lució con un 44,4% de paradas -20 de un total de 45 lanzamientos-. La reacción navarra en la segunda parte, pese a un esfuerzo titánico, no fue suficiente y el encuentro acabó en tablas. Visto lo visto, un resultado de lo más positivo.

Anaitasuna se plantaba en este encuentro después de jugar la Copa EHF en Hungría, ganar con solvencia al CYEB Bukalasaz (27-35) y regresar a Pamplona en la madrugada del lunes. El factor cansancio apareció, como era lógico, y le acabó pasando factura ante uno de los rivales de la zona baja de la tabla.

Esto ocurrió sobre todo en la primera parte en la que, curiosamente, el Helvetia comenzó dominando. La efectividad de Nordlander y de Salazar en las porterías enfrió el marcador y no fue hasta el m.8 cuando los gallegos anotaban su primer gol. Para entonces, Anaitasuna ya ganaba por 3-0 e incluso se puso con un 4-1. Un resultado muy favorable, pero que no supo gestionar bien. En vez de dar un golpe sobre la mesa, el equipo navarro se topó con un Salazar que en la primera parte detuvo tres penaltis a Mota, Chocarro y Nantes.

Soliño y Simic lideraban el ataque gallego y este último empataba el choque en el m.13 (4-4). El central del Cangas fue también el encargado de adelantar por primera vez a su equipo en el partido, con el 5-6 en el m.16. Juanto daba salida a Erik Balenciaga, Cere-tta, Goñi y al canterano Ander Adarraga, para intentar aportar sobre todo un valor defensivo que estaba faltando ante la ausencia por lesión de Cristian. Sin embargo, no fue suficiente. Las imprecisiones en el ataque continuaban, Juanto tuvo que pedir un tiempo muerto tras un 0/5 de parcial para hacer reaccionar al equipo, que tardó once minutos en marcar un gol. Nantes, que ayer quería, pero no podía, anotaba el 6-11 a falta de cinco minutos. Goñi y Ceretta añadían algo de emoción al marcador, pero se quedó en un espejismo. El Cangas se imponía 8-14 al descanso.


una parte diferenteLa segunda mitad fue otra historia. Y eso que el equipo de García Borrás ampliaba a 7 la ventaja sobre los navarros en su inicio. Sergey, quien entró por Nordlander, empezaba a detener las embestidas gallegas. Aguirrezabalaga, con sus goles, activaba en ataque a un Helvetia que aún arrastraría desaciertos en la parte alta, pero que ante esa falta de precisión echaba mano del coraje. Esto se vio muy claro, por ejemplo, en una acción de Adarraga, quien llegó a tirarse en campo contrario y a arrebatarle el balón a un contrario para que Mota metiera gol. De igual forma, Chocarro ponía en aprietos al Cangas con sus goles a la contra y, aunque Salazar no abandonó su recital de paradas, no estuvo tan fino como en la primera parte. A falta de diez minutos, el extremo lerinés empataba a 21 y la remontada se veía más cerca, pero finalmente no llegó. Gastón puso el 25-25 en el marcador y con él se llegaba al final. Tercer partido sin ganar de Anaitasuna en Liga y primer empate de la temporada.

Herramientas de Contenido