Bruselas avisa a Rajoy de que la incertidumbre puede exigir más ajustes

La Comisión Europea valida los Presupuestos pero señala que el déficit estará por encima del 2,2% marcado

Jueves, 23 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Cristóbal Montoro, ayer en el Congreso de los Diputados.

Cristóbal Montoro, ayer en el Congreso de los Diputados. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Cristóbal Montoro, ayer en el Congreso de los Diputados.

bruselas- Bruselas respaldó ayer con matices el borrador de presupuestos remitido por España. La Comisión no ve graves riesgos de incumplimientos fiscales en 2017 y 2018 tras revisar el plan presupuestario que envió España el pasado mes y cree que saldrá del procedimiento de déficit excesivo. Pero apunta que el Gobierno de Rajoy podría verse obligada a hacer ajustes de algo más de 2.000 millones por la incertidumbre política derivada de la situación en Catalunya y la falta de un presupuesto propiamente dicho. El déficit público de 2017, que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha calculado en el 3,1%, considera la Comisión Europea que se ajusta a los objetivos. Para 2018, sin embargo, el Gobierno augura que se quedará en el 2,3%. La meta pactada era del 2,2%. Y Bruselas avisa de que puede llegar al 2,4%, lo que obligaría a tomar medidas.

El Ejecutivo comunitario afirmó que el borrador “cumple en términos generales con los requisitos para 2018 bajo el Pacto de Estabilidad y Crecimiento” y señaló que, aunque el año próximo el déficit público estará por debajo del umbral del 3% del PIB, seguirá por encima del objetivo pactado, que es del 2,2%. “Prevemos que el déficit nominal pasará esta vez claramente por debajo del nivel de referencia del 3% del PIB en 2018, pero el esfuerzo presupuestario sigue siendo claramente inferior al nivel recomendado, es lo que explica que esté en esta categoría intermedia”, señaló el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici.

Bruselas insiste en que los principales riesgos para las perspectivas presupuestarias y de deuda derivan de la “incertidumbre” macroeconómica, en particular el crecimiento del empleo y la falta de un presupuesto para 2018.

Señala, además, que el impacto del rescate a las autopistas de peaje podría ser mayor de las dos décimas previstas en el borrador presupuestario.

Una vez que España lleve su déficit por debajo del 3%, se verá si puede salir del procedimiento por déficit excesivo, en el que ya solo están ella y Francia, indicó el vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, quien avisó, sin embargo, de que “no estamos ahí todavía”.

En cuanto al crecimiento, la Comisión ve “plausibles” las proyecciones del gabinete, que apuntan a un 3,1% para este año y un 2,3% para el próximo, pero recuerda que la “notable incertidumbre” por la crisis política en Catalunya podría tener un impacto cuyo volumen aún no puede anticipar. El Gobierno cree que este podría ser de cinco décimas, unos 5.000 millones de euros, aunque confía en que no llegue a materializarse.

Bruselas ha insistido al Ejecutivo en que presente unas cuentas actualizadas “tan pronto” apruebe la ley de Presupuestos Generales del Estado, algo que el ministro español de Economía, Luis de Guindos, ya se había comprometido a hacer en una misiva enviada a la Comisión en la que aseguró que se tomarán las medidas necesarias para cumplir los objetivos. - D.N./Efe

cristóbal montoro

las cuentas del estado, tras el 21-D

Tramitación rápida. El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, confía en presentar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2018 una vez que las elecciones en Cataluña del próximo 21 de diciembre restablezcan la “normalidad democrática” en la comunidad. Montoro espera aprovechar este retraso en el Presupuesto, que debería haberse presentado en septiembre para terminar su tramitación parlamentaria antes de fin de año, para incorporar el nuevo sistema de financiación autonómica, según explicó en su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados.