Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

José Ángel García Serrano premio a la excelencia ciudadana 2017

“Toda institución debe tener un corazón, y en el centro Lasa son los voluntarios”

El director del centro Lasa se acuerda de su padre al hablar del galardón porque “él era un ciudadano excelente”. Para José Ángel, la convivencia pasa por “quitar las etiquetas”

Jueves, 23 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

José Ángel García.

José Ángel García. (Foto: N.A.)

Galería Noticia

  • José Ángel García.

Pamplona- ¿Qué supone para usted el premio?

-Entiendo que los lectores de DIARIO DE NOTICIAS han querido premiar el trabajo del centro durante estos años. Supone reconocer el esfuerzo realizado, en el que han estado implicadas muchas personas: trabajadores, voluntarios o usuarios. Gracias a todos ellos, el centro Padre Lasa se ha convertido en lo que hoy es. Para mí supone la sensación de recolectar lo que entre muchos se ha sembrado y cuidado. Quiero agradecer a todos el trabajo bien hecho. Podría haber estado en mi lugar cualquiera de estas personas, pero como director me toca a mí este papel institucional.

¿Qué es para usted ser un excelente ciudadano?

-Me conformo con ser un ciudadano sin adjetivos ni locuciones añadidas, ser una persona que mira más allá de sí misma para ayudar, cuando se puede, allá dónde se necesite. Hay que ser consciente de que vivimos en sociedad, cuya salud colectiva es nuestra responsabilidad, la de cada uno. No hay que perder de vista las necesidades colectivas que tenemos. Gracias a Dios, el mundo está lleno de ciudadanos excelentes, aunque probablemente ellos nunca serán premiados. No hay que mirar muy lejos: nuestros padres y profesores, las personas que hacen su trabajo con dedicación y alegría, las personas voluntarias en cualquier ámbito, quienes son capaces de resistir los embates de la vida, quienes no lo son… en cualquier sitio donde se mire podemos encontrar ciudadanos excepcionales.

¿De quién se acuerda al haber sido distinguido con este galardón?

-De mi padre, él sí que fue un ciudadano excelente. Y en el contexto del centro, de mis predecesores, el jesuita Juan Ramón Trabudua y Esteban González;y de la Compañía de Jesús que me inculcó los valores que me nutren. Me acuerdo de jesuitas como Luis Asarta que dejó su vida en Paraguay, y de tantos otros que en su callada tarea educativa ayudan a que las personas sean auténticos ciudadanos.

¿Qué valores hay que fomentar en la sociedad para favorecer la convivencia intercultural?

-Los tópicos son el respeto, la tolerancia, etc. Pero yo pienso que la clave está en quitar las etiquetas y ver a cada uno como es: una persona. Como nosotros, otro ciudadano. Todos compartimos la condición humana y si somos conscientes de ello las cosas se ven de otra manera.

¿Qué aprende del trabajo con las personas migrantes?

-La riqueza que proporciona la interculturalidad nos permite observar las cosas desde puntos de vista diversos. Los problemas, muchas veces, tienen soluciones que la mirada tradicional es incapaz de percibir. Eso supone un valor por el que las empresas están dispuestas a hacer grandes esfuerzos y a nosotros nos viene dado por simple contacto.

¿Qué papel tienen los voluntarios?

-El centro Padre Lasa está sustentado por los voluntarios, sin ellos no sería posible acometer los programas que desarrollamos: atención a familias y menores, apoyo escolar, espacio abierto a mujeres, etc. Toda institución que se precie debe tener un corazón grande, y los voluntarios son el corazón del centro Lasa.- S.Z.E.

Herramientas de Contenido