Criminal y héroe

el exgeneral mladic, colérico y brutal, es odiado y amado a partes iguales: en belgrado aún se venden camisetas con su cara

Un reportaje de Snezana Stanojevic - Jueves, 23 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

el exgeneral Ratko Mladic, condenado a cadena perpetua por genocidio y crímenes de lesa humanidad, se imaginó como héroe del pueblo serbio cuando en mayo de 1992 fue nombrado comandante del Ejército de la República Serbia de Bosnia, proclamada en enero de ese año.

Madlic, que ahora tiene 74 años, estuvo huido de la justicia durante 15 años, hasta que fue arrestado en 2011 en Lazarevo, un pueblo a unos 100 kilómetros al norte de Belgrado. Sus años preso en La Haya se caracterizaron por sus problemas de salud, sus intentos de retrasar el proceso en su contra y su insistencia en defender sus crímenes como actos de defensa del pueblo serbio.

Autor de frases como: “Disparen a Velusice (suburbio sarajevita). Allí no hay muchos serbios”. Hombre colérico y brutal o jovial y truculento según quien se le acercaba, también dijo un día que “las fronteras siempre han sido trazadas con sangre y los estados, delimitados por las tumbas”.

Odiado y amado a partes iguales. Para los musulmanes y croatas es uno de los mayores criminales de la historia. Sin embargo, las camisetas estampadas con su rostro todavía se venden en Belgrado y sus partidarios siguen transmitiendo la imagen de un soldado rural enamorado de su tierra, respetuoso con los códigos de honor de la guerra, sin otro objetivo que una unida Yugoslavia para proteger a “su” pueblo.

Convencido comunista yugoslavo se transformó a través de las diferentes guerras en las que participó en un ultranacionalista serbio, tal y como afirmaron los oficiales musulmanes y croatas que sirvieron en el Ejército yugoslavo con él.

familia rotaHuérfano temprano de un partisano que luchó con la guerrilla comunista del luego líder yugoslavo Josip Broz Titi, que fue asesinado por los nacionalistas croatas aliados de los nazis en la II Guerra Mundial.

En 1994, su hija Ana se suicidó. Para muchos, esta estudiante de medicina no pudo soportar más el peso de los crímenes imputados a su padre, tesis refutada por su familia.

Últimas Noticias Multimedia