El Ejército en la universidad

Jueves, 23 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Las Fuerzas Armadas, dando lecciones en la Universidad Pública de Navarra sobre constitucionalismo. ¡No!, no es una broma. ¿Es la educación por la que apuesta nuestra institución pública más representativa?

Hace dos décadas la juventud navarra era una de las pioneras a nivel estatal en la lucha por el rechazo al Ejército como institución y se negaba de todas las formas posibles a colaborar con ella y pedía su desaparición. ¿Trata la institución de la universidad de recuperar los valores castrenses para la educación de la futura sociedad navarra?

Un Ejército que tiene semejante historial de respeto a las decisiones del pueblo y al gobierno elegido, que en el 36 dio un golpe de Estado y después nos ha tenido durante 40 años en un régimen de represión está legitimado para dar lecciones de constitucionalismo.

Las Fuerzas Armadas son una institución que reúne la antítesis de los valores que debería promover la universidad, que tiene como misión formar a los jóvenes de la sociedad. El trabajo diario en el ejército es prepararse para la guerra. Gastando un presupuesto exorbitante, que se detrae de otras partidas que son necesarias para el buen funcionamiento de la sociedad. Sus elementos de trabajo son las armas. La demanda cada día más exigente hace necesario el oscuro negocio del armamento, que es el principal elemento de la creación de las guerras a lo extenso del planeta. Están incluidas en la OTAN, y por tanto el tipo de relaciones exteriores que propone ya vemos día a día los resultados que tiene, guerras y conflictos a lo largo del planeta, debido a sus injerencias, presiones, intereses políticos o geoestratégicos. Las consecuencias las vemos todos los días en los medios de comunicación y nos las recuerdan los millones de desplazados que tienen que huir de sus tierras.

La propuesta que una institución como las Fuerzas Armadas nos muestra con la naturaleza también es edificante. La podemos reconocer en todos los países por los que han pasado;destrucción;residuos que tardan muchísimo tiempo en ser eliminados;peligro constate a la hora de realizar la vida diaria. Y si los materiales que han utilizado son nucleares (uranio empobrecido, etcétera) la situación se agrava.

Como decimos, son estos los valores que quiere inculcar en la sociedad la universidad o es que busca promover la investigación en nuevas tecnologías que avancen en la destrucción más rápida y colaboren en el mercado de las armas. Buscará que nuestros jóvenes obedezcan la órdenes sin pensar y solo ejecuten lo que otros mandan para así no tener responsabilidades.

Como recordaba hace dos décadas el Regimiento América 66, situado en Berriozar, abandonó su día de puertas abiertas ante el rechazo que la sociedad mostraba ante dicha institución, hoy es la universidad la que organiza una salida a visitar dicha instalación y premia a los inscritos con un crédito, y el apuntarse es gratis.

Desde el MOC queremos denunciar esta colaboración entre una institución como la Universidad Pública que debe educar en los futuros valores sociales y las Fuerzas Armadas, que debe ser una institución que debe desaparecer y apostar por otro tipo de defensa de los derechos y valores sociales.

Firman esta carta: Teo Llorens, Arturo Balbuena, Josetxo Gallues, Andoni Romeo y Ángel Aguirre En representación del MOC de Iruña