Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

investigación participativa desarrollada en 2017

Cómo cambiar del Zizur prohibido al Zizur libre

Un grupo de mujeres identifica 19 puntos críticos en los que sienten miedo y proponen mejoras para una ciudad más habitable

Jueves, 23 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Charla/presentación del proyecto, ayer en la Casa de Cultura de Zizur Mayor.

Charla/presentación del proyecto, ayer en la Casa de Cultura de Zizur Mayor. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

  • Charla/presentación del proyecto, ayer en la Casa de Cultura de Zizur Mayor.

zizur mayor- 53 mujeres de Zizur Mayor, a través de una investigación participativa desarrollada en 2017, han identificado 19 puntos críticos en los que sienten inseguridad o miedo. Y han realizado propuestas de diferente índole para transformar estos puntos y las desigualdades de género con el fin de construir un Zizur más libre, seguro y habitable para las mujeres. El estudio se dio a conocer ayer en una charla/presentación en la Casa de Cultura. Un proyecto organizado desde el Servicio de Igualdad en colaboración con los grupos feministas Mujeres Libres y Zizurko Talde Feminista, y dinamizado por Emagin, centro de documentación e investigación feminista.

conclusiones generalesSegún refleja el estudio, la percepción de inseguridad y vivencia del miedo en las mujeres es generalizada y está completamente relacionada con la socialización diferenciada como mujeres en una sociedad machista. Las mujeres aprenden a tener miedo a la calle. Este proceso de aprendizaje tiene una doble dimensión: existe un riesgo real, pero también existe un imaginario del miedo, que no se corresponde completamente con la realidad ya que el lugar donde se producen la mayoría de agresiones no es la calle, sino el hogar o espacio privado y por parte de personas conocidas.

doble dimensiónSe ha considerado una doble dimensión de la vivencia de inseguridad en el espacio público, atendiendo a las características urbanas (físicas) de los espacios, y a las relacionadas con su uso. Desde esta doble dimensión, por un lado se han identificado elementos urbanísticos como la falta de iluminación, mala visibilidad, zonas cerradas, zonas deshabitadas y mal comunicadas;y por otro, como elementos relacionados con el uso, los espacios solamente ocupados por hombres, aquellos sin presencia de personas, la vuelta a casa de ambientes festivos, o espacios donde se producen comentarios o chistes machistas como los elementos que generan miedo e inseguridad. A partir de ahí se han identificado los 19 puntos críticos a lo largo y ancho de Zizur Mayor.

En las mujeres mayores además del miedo a la calle, se ha detectado el miedo en casa. Las mujeres mayores que viven solas relatan cómo el miedo dentro del hogar es generalizado. Comparten que reciben llamadas de teléfono de personas desconocidas, de noche y de día, y de forma habitual. - D.N.

líneas de acción

Prevenir la segregación urbana. A través de un plan de rehabilitación de la zona de Santa Cruz, cada vez más devaluada y deprimida. También mejorar la accesibilidad desde los diferentes núcleos urbanos.

Tejer lazos vecinales. El conocimiento del espacio y su gente aumenta la sensación de seguridad. Se propone fomentar espacios comunitarios. Por ejemplo, habilitar parcelas sin edificar de Ardoi para huertos urbanos.

Trabajar las relaciones de género. Las intervenciones urbanísticas deben ir acompañadas de medidas de carácter social y relacional, basadas en la transformación de la sociedad machista y la eliminación de desigualdades de género.

Trabajar por un Zizur más habitable y sostenible, incorporando la perspectiva de género en el desarrollo urbanístico y apostando por la sostenibilidad, desde el cuidado al medio ambiente hasta la justicia social.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia