Barroco y flamenco se unen en ‘Diálogos de viejos y nuevos sones’

Baluarte acoge hoy, a las 20.00 h, un concierto con la viola da gamba de Fahmi Alqhai y el cante de Rocío Márquez

Viernes, 24 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Rami Alqhai, Fahmi Alqhai, Rocío Márquez y Agustín Diassera.

Rami Alqhai, Fahmi Alqhai, Rocío Márquez y Agustín Diassera.

Galería Noticia

Rami Alqhai, Fahmi Alqhai, Rocío Márquez y Agustín Diassera.

pamplona- La viola da gamba de Fahmi Alqhai y el cante de Rocío Márquez, acompañados por los sonidos de Rami Alqhai y Agustín Diassera, se unirán esta tarde en el concierto Diálogos de viejos y nuevos sones, perteneciente a la Temporada Encantando de la Coral de Cámara de Navarra. Se trata de la única agrupación invitada de esta temporada. A las 19.30 horas en la Sala de Cámara de Baluarte, donde también tendrá lugar el recital, el músico Ekhi Ocaña ofrecerá una conferencia previa titulada Barroco y Flamenco, que servirá para contextualizar el concierto. Este último dará comienzo a las 20.00 horas y las entradas, ya a la venta, cuestan 15 euros.

Accademia del Piacere, dirigido por Fahmi Alqhai, es sin duda uno de los grupos más importantes de música antigua del país. A ellos se une la gran cantaora Rocío Márquez en este trabajo encargo de la Bienal de flamenco de Sevilla 2016, que posteriormente se haría con el Premio Giraldillo a la Innovación. Las músicas de raíz como el flamenco son un permanente crecimiento de nuevas ramas a partir del trono de las tradiciones, una constante interacción entre lo nuevo y lo antiguo. Fahmi Alqhai y Rocío Márquez, cada uno desde su punto en ese tronco eterno, entrelazan sus hojas musicales buscando los puntos de unión de los cantes hoy vivos con sus orígenes, unos llegados a nosotros por la tradición oral y otros leídos en viejos manuscritos: cantes flamencos idos y venidos desde Andalucía al folklore americano y de nuevo a Andalucía, pero también chaconas y canarios que cruzaron el Atlántico para quedar escritos en los primeros libros de guitarra española, allá por el siglo XVII;cantos en ostinato del gran Monteverdi junto a ancestrales seguiriyas, con su rueda de acordes -siempre idéntica a sí misma- venida de esa misma Italia del Seicento, etcétera.

Algunas canciones que entrarán dentro del repertorio son Mi son que trajo la mar, Bambera de Santa Teresa, Canarios o Si dolce è’l tormento. Unas melodías que muestran un estilo de peculiares ritmos y armonías, comunes a la música popular y la culta, que en ocasiones son reconocibles en los más viejos cantes flamencos. Y para encender estas antiguas melodías, qué mejor que la chispa que surge de la unión de dos artistas que hacen suya esa música, tal y como lo hacen hoy Márquez y Alqhai. - D.N.

Últimas Noticias Multimedia