Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Acusaciones y defensas mantienen sus posturas iniciales y, en caso de condena, será de 15 años mínimo

Los acusados de la violación se enfrentan hasta a 25,5 años de prisión si la Sala ve intimidación

Enrique Conde / Unai Beroiz - Viernes, 24 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El abogado Agustín Martínez Becerra, que defiende a tres acusados, accede al Palacio de Justicia.

El abogado Agustín Martínez Becerra, que defiende a tres acusados, accede al Palacio de Justicia. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

  • El abogado Agustín Martínez Becerra, que defiende a tres acusados, accede al Palacio de Justicia.

pamplona- Ninguna de las partes personadas en el caso de la violación grupal denunciada en los Sanfermines de 2016 introdujo ayer planteamientos alternativos a las tesis que defienden. Los cinco acusados se juegan su futuro al todo o nada en términos jurídicos, es decir, a que el tribunal crea su versión de que las relaciones fueron consentidas, por lo que no solicitan penas subsidiarias que pudieran rebajar la gravedad de la posible condena. En caso de haberlo hecho, la Audiencia Provincial habría podido valorar los hechos de forma distinta, incluso de analizar si los acusados tuvieron un error de prohibición, vencible o invencible, un artículo reflejado en el Código Penal.

No fue así, de modo que los tres magistrados, tras elevarse las conclusiones a definitivas, solo tiene margen para aplicar otra pena a los delitos ya calificados (la agresión sexual continuada oscila entre 15 y 20 años). O la absolución, si estiman que hubo relaciones consentidas o que nada les hizo percibir a los acusados que así no lo fueran y que estaba en shock. Si hay una condena por violentar a la víctima, esta al menos se elevaría a 15 años de prisión.

Se trataría de un delito continuado de violación cometido, según lo tipifica el Código Penal, “con una violencia o intimidación que revisten un carácter particularmente degradante o vejatorio” y “con la actuación conjunta de dos o más personas”. Además, a los procesados se les imputan otros dos delitos: el de robo con violencia e intimidación y un delito contra la intimidad por haber grabado a la víctima en las relaciones sin su consentimiento. En su escrito de conclusiones la Fiscalía solicitará el lunes que se imponga a los cinco acusados hasta 22 años y diez meses de cárcel (18 años por la violación, 2 años y 10 meses por la grabación y 2 años por el robo).

consentimiento e intimidaciónA lo largo de los informes, que serán en audiencia pública en el limitado aforo de 70 butacas que tiene la sala del jurado, la más grande de todas las que alberga el Palacio de Justicia, se manejarán por las partes dos conceptos que van a resultar claves en el proceso: el consentimiento y la intimidación. Al no haberse empleado fuerza ni violencia con la víctima, como ella mismo reconoció, ni existir unas lesiones, las acusaciones tratarán de acreditar que la agresión y el estado de shock en el que la denunciante dijo haber entrado se produjo por la apabullante superioridad numérica y física de los acusados, la irrupción sorpresiva del grupo, el lugar aislado y el ánimo libidinoso de los acusados.

Esa contraposición de versiones de la víctima y de los acusados ha sido constante en la causa, pero ahora es cuando adquieren relevancia aquellos indicios periféricos que contribuyan a reforzar el testimonio de la denunciante, que es la prueba principal y debe reunir, según los requisitos que fija el Supremo, “coherencia, verosimilitud, persistencia en la incriminación y no tener móviles espurios”.

Si la condena mínima serían 15 años de cárcel, la más grave a la que se enfrentan los procesados sumaría 25,5 años de cárcel que reclama el Ayuntamiento de Pamplona. Los cinco acusados defienden su inocencia y solo apuestan por la absolución. El guardia civil reconoce que cometió el hurto del móvil y pide una pena mínima por ello.

penas solicitadas

Fiscalía.

22 años y 10 meses de prisión.

- Delito continuado de agresión

sexual: 18 años de cárcel.

- Delito contra la intimidad: 2 años y 10 meses de cárcel.

- Delito de robo con violencia e

intimidación: 2 años.

Indemnización: 100.000 euros.

Acusación particular.

24 años y 9 meses.

- Delito continuado de agresión

sexual: 18 años y 9 meses.

- Delito contra la intimidad: 3 años y 3 meses de cárcel.

- Delito de robo con violencia e

intimidación: 2 años y 9 meses.

Indemnización: 250.000 euros.

Ayuntamiento de Pamplona.

25 años y 6 meses.

- Delito continuado de violación:

18 años y 9 meses.

- Delito contra la intimidad: 3 años y 3 meses de cárcel.

- Delito de robo con violencia e

intimidación: 3 años y 6 meses.

Indemnización: 250.000 euros.

Gobierno de Navarra.

25 años y 9 meses

- Delito continuado de violación:

18 años y 9 meses de cárcel.

- Delito contra la intimidad: 3 años y 3 meses de cárcel.

- Delito de robo con violencia e

intimidación: 3 años y 9 meses.

Indemnización: 250.000 euros.

ABOGACÍA ESPAÑOLA

“No se juzga a la víctima”. La presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega, recalcó ayer que “no se está juzgando a la víctima, ni se está juzgando su vida anterior o posterior”. Lo dijo “abiertamente y sin que suponga prejuzgar ninguna otra circunstancia” .

Herramientas de Contenido