Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Expertos en emergencias señalan que la intervención ciudadana es fundamental para salvar vidas

En una parada cardiorrespiratoria el éxito se reduce un 10% cada minuto que se tarde en atenderlo

Leticia de las Heras / Oskar Montero - Viernes, 24 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Sanitarios asistentes a las XXIII Jornadas Navarras de Medicina de Urgencias y Emergencias.

Sanitarios asistentes a las XXIII Jornadas Navarras de Medicina de Urgencias y Emergencias. (Oskar Montero)

Galería Noticia

  • Sanitarios asistentes a las XXIII Jornadas Navarras de Medicina de Urgencias y Emergencias.

“Conseguir que una persona salga adelante pero que se quede vegetal no es un éxito” “El objetivo del Salud es igualar los tiempos de respuesta en cualquier punto de Navarra”

Pamplona- El presidente de la delegación navarra de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), Iñaki Santiago, y el jefe del servicio de Urgencias Extrahospitalarias, José Joaquín Betelu, coincidieron en señalar la importancia que tiene la intervención ciudadana a la hora de poder salvar vidas y prevenir secuelas en casos de patologías tiempo-dependientes como pueden ser una parada cardiorrespiratoria o un ictus. Estas emergencias son aquellas en las que las posibles secuelas y la supervivencia están directamente relacionadas con el tiempo transcurrido desde que se producen hasta que son atendidas.

Para reducir los tiempos de respuesta y multiplicar las probabilidades de éxito, desde el Gobierno se establecen protocolos de actuación específicos para cada una de estas patologías. Estos, señaló Santiago, son fundamentales, pero para que se activen el primer paso es dar el aviso a los servicios de emergencias y aquí el que la familia o las personas que se encuentran a su alrededor sepan detectarlo y avisen con rapidez es fundamental.

Betelu señaló que esta actuación ciudadana es especialmente importante en el caso de las paradas cardiacas, en las que pueden hacer una primera atención de urgencia con una reanimación cardiopulmonar (RCP), motivo por el cual se hace cada vez más incidencia en que los cuerpos de seguridad, los profesores y la población en general sepan realizarla. En este sentido, Santiago apuntó que aún queda mucho por hacer y apostó por una formación constante en los colegios. “Es una cosa sencillísima que se enseña en dos horas y la edad perfecta para hacerlo es la escolar. Una cosa que aprendes desde pequeño no se olvida”, asumió apuntando que bastaría con un repaso anual en clase de estas técnicas.

Ambos insistieron en la importancia de estos protocolos no solo para salvar vidas, sino para que estas sean lo mejores posible. “Conseguir que una persona salga adelante porque le late el corazón pero que se quede en una situación prácticamente vegetal no es un éxito para la medicina, lo es que buscamos es que esa persona salga adelante con una buena calidad de vida”, ilustró Santiago.

En el caso de una parada cardiorrespiratoria, explicó el presidente de SEMES-Navarra, una actuación de un máximo de tres a cinco minutos reduce en gran medida la supervivencia, aunque a partir de este margen cada minuto hace que las probabilidades disminuyan en un 10% “La acción tiene que ser muy rápida porque si tardamos de ocho a diez minutos actuaremos sobre una persona ya muerta”, apuntó. En el caso del ictus se precisa también de una intervención casi inmediata y, según explicó, una intervención muy temprana puede evitar incluso las secuelas. En el caso de los traumatismos la rapidez en la atención es también determinante, aunque en este caso el doctor destacó la importancia que ha tenido la reducción de los accidente de tráfico. La sepsis, una infección generalizada trasmitida a través de la sangre, tiene una alta mortalidad, situada en torno al 50% en pacientes ingresados, pero Santiago aseguró que si se detecta a tiempo, se realiza una reanimación de líquidos y se administra antibiótico durante la primera hora esta se reduce a la mitad.

En este momento, indicó el jefe de Urgencias Extrahospitalarias, uno de los objetivos del departamento de Salud es tratar de igualar los tiempos de respuesta en cualquier punto de la geografía Navarra. “Queremos que cueste lo mismo atender una parada en Pamplona que en Ochagavía o Carcastillo”, ejemplificó. Las jornadasMás de 100 profesionales de urgencias y emergencias de la Comunidad Foral se reunieron esta semana en el Colegio de Médicos de Navarra para actualizar conocimientos en torno a las denominadas patologías tiempo-dependientes, entre las que destacan la parada cardiorrespiratoria, el ictus, el trauma o la sepsis, entre otros, urgencias sanitarias en las que unos segundos son capaces de marcar la diferencia entre la vida y la muerte. El objetivo de las XXIII Jornadas Navarras de Medicina de Urgencias y Emergencias es tratar los protocolos de actuación para su revisión y actualización permanente. Gracias a la rapidez conseguida en el tratamiento, destacaron desde el Colegio de Médicos, se ha logrado reducir no solo la alta mortalidad de estas patologías, sino que también han disminuido drásticamente las secuelas derivadas de estos problemas de salud.

Herramientas de Contenido