Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Las familias con menores dependientes recuperan las ayudas para el cuidado en casa

Beneficia a 460 hogares, que aumentan ingresos hasta 307,7 euros de media al mes, según renta
La ayuda, anulada en 2013, vuelve a ser compatible con otras prestaciones

Lola Cabasés Hita Patxi Cascante - Viernes, 24 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Una pareja con un menor pasea por la avenida Carlos III de Pamplona.

Una pareja con un menor pasea por la avenida Carlos III de Pamplona.

Galería Noticia

  • Una pareja con un menor pasea por la avenida Carlos III de Pamplona.

pamplona- El Gobierno de Navarra reinstaurará las ayudas suprimidas la legislatura pasada, concretamente desde 2013, a las familias con menores dependientes que a partir de este mes cobrarán, en función de sus rentas, hasta 307,7 euros de media al mes. Así lo anunció ayer el vicepresidente del Gobierno foral y consejero de Derechos Sociales, Miguel Laparra, quien precisó que la medida beneficiará a unas 460 familias. Hasta ahora los hogares beneficiarios de estas ayudas recibían un promedio mensual de 169,8 € y ahora verán incrementado este ingreso hasta 307,7 € de media. La ayuda, además, se recupera con carácter retroactivo a septiembre de este año que fue cuando se aprobó la correspondiente orden foral, destacó el consejero.

Laparra presentó esta novedad ayer en una rueda de prensa, junto a la directora gerente de la Agencia Foral para la Dependencia y Autonomía de las Personas, Inés Francés, en la que también anunciaron la actualización de la Cartera de Servicios Sociales que no se modificaba desde el año 2008 y que ahora verá ampliados algunos servicios así como prestaciones económicas dirigidas a personas dependientes y será más transparente.

La recuperación de las ayudas a familias con menores dependientes que fueron suprimidas por los recortes de 2012, y que dejaron de cobrar un año después no sin hacer patente públicamente su gran malestar, ha estado precedida de “un rápido trabajo de revisión de los expedientes” -subrayó Laparra- a los que afectaron los recortes. Este trabajo, añadió el consejero, ha permitido que el 92% de los beneficiarios puedan cobrar de modo automático la ayuda, incrementada y con efectos desde el 30 de septiembre, este mismo mes de noviembre, y que el 8% restante ingrese la ayuda en el mes de diciembre.

Con este cambio de normativa, explicó el consejero de Derechos Sociales, el Gobierno “quiere avanzar en la reversión de los recortes y de las incompatibilidades que había hasta ahora entre la ayuda para la permanencia en el domicilio de menores dependientes y de las personas que les atienden con la atención temprana y con asistencia a centros educativos en las etapas obligatorias”.

En términos del presupuesto anual de gastos del departamento de Derechos Sociales, precisó Laparra, el incremento de la partida será en torno a los 750.000 euros, 1,6 millones de euros al año. “La medida refuerza la política del departamento de Derechos Sociales por la permanencia en el domicilio de las personas dependientes” subrayó Laparra al tiempo que añadió que “puesto que afecta a personas dependientes menores que están en programas de atención temprana o enseñanza obligatoria, trata de compensar los gastos extraordinarios que abordan las familias que tienen a su cargo personas dependientes”.

más derechos socialesPor otro lado, el departamento de Derechos Sociales ha iniciado el procedimiento para modificar la Cartera de Servicios Sociales, regulada por el Decreto Foral 69/2008, de 17 de junio, “con el objetivo de garantizar más derechos sociales para la ciudadanía y hacer más transparente el acceso a los mismos”, explicó el consejero. Se trata de ampliar algunos de sus servicios, y, especialmente, incluir en la cartera las nuevas prestaciones económicas para asistente personal y para la permanencia en el domicilio de las personas dependientes, y el apoyo a las personas cuidadoras de éstas. Con los cambios propuestos se persigue “armonizar” la ley foral de la dependencia de 2006 a las personas dependientes.

Esta modificación prevé, además, la incorporación de nuevos servicios como programas de promoción de la autonomía y prevención de la dependencia. Consisten en actividades de habilitación y terapia ocupacional, estimulación cognitiva, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional (incluyendo programas de fisioterapia y habilitación psicosocial) y programas que persiguen trabajar las habilidades necesarias para ayudar al mantenimiento de las personas en su domicilio en las mejores condiciones posibles.

Las novedades en la Cartera también prevén revisar los requisitos de acceso a los servicios y prestaciones con el fin de responder a las necesidades de la población (servicios residenciales para personas con enfermedad mental), y también de los recursos considerados garantizados y no garantizados (por ejemplo, los servicios de mediación y orientación del ámbito de atención a menores).

La reforma va a impulsar nuevos servicios como la ayuda económica para contratación de cuidadores profesionales, que se anularon con los recortes de la pasada legislatura. La recuperación de estas ayudas va a cubrir una parte de las necesidades de un número importante de personas en situación de dependencia que tienen contratado un profesional para cubrir sus cuidados, reiteró Laparra. Esta nueva ayuda, se espera que pueda alcanzar a 3.400 personas cuando esté plenamente desarrollada, y sirva para la contratación de otras tantas cuidadoras y cuidadores profesionales en el domicilio. La ayuda oscilará entre 100 y 300 € mensuales, en función de la renta del dependiente.

La actualización y cambio de la Cartera de Servicios Sociales, va a suponer una nueva definición de los servicios de manera “más clara y homogénea y fácil de consultar por la ciudadanía, focalizada más en las características de los servicios que se prestan sin necesidad de diferenciar de forma tan exhaustiva el perfil del usuario al que van dirigidos”, dijo Laparra. En esta línea, añadió que se hace necesario ampliar los recursos contemplados en la Cartera para que los servicios de nueva creación o propuestas novedosas tengan cabida en la norma, como son los centros de día rurales o los SEPAP (Servicios de Promoción de la Autonomía Personal).

objetivo estratégico del gobiernoEl vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, hizo una valoración “muy positiva” de estas medidas “en la medida en que se amplían los servicios y prestaciones de las personas dependientes (muchas de ellas también personas con discapacidad), lo que se considera un objetivo estratégico del gobierno.” “Para el próximo año 2018, una vez conocidas las enmiendas presupuestarias de los partidos que sustentan al gobierno, el conjunto de la Agencia para la Autonomía de las Personas, va a contar con un 5,7% más de presupuesto, lo que supone un crecimiento sostenido en la legislatura de un 16%, esto es, 26,1 millones de euros más destinados a la inversión social en materia de atención a la dependencia, discapacidad, enfermedad mental y atención a familias y menores”, destacó. Laparra anunció que se trabaja en el Plan de Discapacidad y en un Plan Operativo de atención a la Dependencia, que espera presentar en los próximos meses, y que contemplarán importantes inversiones en materia de atención a la dependencia y a la discapacidad.

El Post-it

De Salud mental y medio rural. Entre los cambios anunciados ayer por Laparra en la Cartera de Servicios Sociales (no modificada desde 2008) destaca que se facilitará el acceso a residencias a personas con problemas de salud mental que necesitan el ingreso y que no tienen reconocida su condición de dependientes, lo que les dificulta acceder a este recurso. Además, también es novedad la inclusión en la cartera de centros de día rurales o los SEPAP (Servicios de Promoción de la Autonomía Personal).

en corto

Un 5,7% más para dependencia. La Agencia para la Autonomía de las Personas va a contar con un 5,7% más de presupuesto, lo que supone un crecimiento sostenido en la legislatura del 16%, 26,1 millones de euros más, destinados a la inversión social en materia de atención a la dependencia, discapacidad, enfermedad mental y atención a familias y menores, destacaron Miguel Laparra e Inés Francés.

Las ayudas. Las familias con menores dependientes recibían hasta ahora un promedio mensual de 169,8 € y ahora aumentan el ingreso a 307,7 € de media.

Ampliación de la Cartera de Servicios Sociales. Sin cambios desde 2008, el Gobierno foral anuncia nuevos servicios de prevención y rehabilitación para dependientes;facilitar acceso a recursos, ayudas a cuidadores y ampliación de prestaciones.

Herramientas de Contenido