LEB PLATA | BNC 76 - Alicante 82

Narros no es suficiente

UNA POBRE PRIMERA PARTE ACABA CON LA RACHA DEL BNC COMO LOCAL

Iñaki Porto - Sábado, 25 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Iñaki Narros, el protagonista del partido, anota desde debajo de la canasta.

Iñaki Narros, el protagonista del partido, anota desde debajo de la canasta. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

Iñaki Narros, el protagonista del partido, anota desde debajo de la canasta.

BNC Cruz (2), Davis (8), Narros (29), García (12), Koné (12) -quinteto inicial-, Calvo (2), Lacunza (5), Yárnoz (0), Dieng (6).

ALICANTE Fernández (6), Lobo (2), Rivero (16), Sidibe (4), Lafuente (12) -quinteto inicial-, Boubacar (8), Chapela (5), Orion (4), Díaz (25).

Parciales 9-21, 16-21, 27-10, 24-30.

Árbitros Muñoz García y Palomo Cañas.

Estadio Pabellón Universitario ante 1300 espectadores.

Jon Aristu

pamplona- Ni Iñaki Narros, que anotó 29 puntos, ni las 1.300 personas que acudieron al Pabellón Universitario fueron suficientes para lograr la quinta victoria consecutiva en casa de Basket Navarra. La mala actitud del equipo en la primera mitad y las desafortunadas decisiones técnicas terminaron por castigar al cuadro local.

El equipo se mostró sin alma durante el primer cuarto. Pasaron 4 minutos para cuando Iñaki Narros anotó los tres primeros puntos del equipo. Los alicantinos defendían muy bien las líneas de pase y los locales se sentían incómodos a la hora de atacar. Aun así, y, a pesar del resultado opuesto, Mangas no solicitó tiempo muerto hasta pasados los 9 minutos de partido. El pabellón esperaba, en silencio, una reacción de los suyos.

Al inicio del segundo periodo, el partido terminó de torcerse para los intereses del BNC. Tres triples consecutivos de los visitantes colocaron 19 puntos por debajo al conjunto navarro. Los rojos eran un equipo totalmente irreconocible. Durante los primeros 20 minutos, se pudo ver un duelo entre niños y adultos.

Las más de mil personas que acudieron ayer al Universitario, atraídas por la inmaculada racha del BNC como local, esperaban una salida en tromba del equipo tras el descanso que pudiera darle la vuelta al marcador y dejar el partido abierto de cara a los últimos 10 minutos.

Así fue. Los jugadores reaccionaron y la grada despertó. Los de David Mangas hicieron todo lo que en el primer tiempo habían echado de menos. Subieron la línea defensiva y lograron varios puntos al contraataque. El público disfrutó y Basket Navarra logró darle la vuelta a la desventaja de 17 puntos. Terminó el cuarto con empate a 52 en el marcador, un auténtico festival anotador de los locales ante un Alicante que no lograba parar el vendaval ofensivo de los navarros.

Solo les quedaba culminar la remontada. Nada más reanudarse el partido, los visitantes anotaron dos triples consecutivos. Los rojos se dedicaron a perseguirlos en el luminoso, pero los 16 puntos de Iñaki Narros, incluidos 4 triples, no fueron suficientes para llevarse la quinta victoria.