Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

España, a la cabeza de la UE en desigualdad por renta

Bruselas alerta del abandono temprano de los estudios de jóvenes entre 18 y 24 años

Sábado, 25 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

pamplona- España encabeza junto a Bulgaria, Grecia y Lituania el grupo que suspende por su elevado grado de desigualdad por renta. En su informe sobre empleo divulgado esta semana, la UE califica de “crítico” el nivel de desigualdad económica en el Estado. La Comisión Europea ha realizado por primera vez un análisis socioeconómico de los 28 países para vigilar algunos indicadores que se está yendo de las manos al bienestar social.

En el caso de España, el 20% más rico gana 6,6 veces más que el 20% más pobre. La media europea para medir esta brecha es de 5,1 veces. Pese a la recuperación, el Ejecutivo comunitario llama la atención sobre el hecho de que en España no se hayan restablecido los niveles de igualdad por rentas anteriores a la crisis. Y es que los registros de los tres últimos años indican que la situación ha mejorado algo pero de forma insuficiente.

Además, según el informe, España está en situación “crítica” en el abandono temprano de los estudios. Esta otra señal de alarma coloca al Estado en un grupo con Malta, Portugal y Rumanía. En España, el 19% de la población de entre 18 y 24 años ha abandonado los estudios. Un porcentaje solo superado por Malta (19,7%), seguido por Rumanía (18,5%) y Portugal (14%), cuando la media europea para este indicador se sitúa en el 10%. Este abandono de los estudios está ligado, según la Comisión Europea, al difícil acceso al mercado de trabajo.

En un segundo escalón dentro de la gravedad de los parámetros utilizados para redactar el informe se encuentra el de situar al país correspondiente bajo vigilancia. En España, la renta disponible, es decir, el indicador de las familias para consumir se encuentra en este estado. La forma de medir este indicador es compararlo con cómo estaba el poder adquisitivo de las familias en 2008. Las familias españolas tienen un 8% menos de renta disponible.

reducir la pobrezaTambién el riesgo de pobreza se encuentra “bajo vigilancia”. El Ejecutivo comunitario ha criticado a España la eficacia y el escaso impacto de sus políticas sociales a la hora de reducir la pobreza. En España apenas se rebaja un 25% de la pobreza monetaria tras la actuación de las transferencias sociales, sin contar en ellas las pensiones. Este porcentaje se sitúa demasiado cerca de países como Bulgaria o Grecia.

Ante este problema, la UE propone soluciones como “mejorar el diseño de los impuestos, los sistemas de prestaciones e impulsar la igualdad en educación y formación”.

España también está en vigilancia por su número elevado de ninis, los jóvenes que ni estudian ni trabajan. Y es que la tasa de empleo a pesar de estar mejorando todavía está “débil”. El número de personas que viven en hogares que apenas tienen trabajo es de 14,9%, una cifra elevada, consecuencia de la grave crisis sufrida.

en la media europeaEn aspectos en los que España se encuentra en la media en línea con la UE está la brecha de género, la participación en políticas activas de empleo, las competencias digitales y la compensación por hora trabajada. Estos 14 indicadores se comparan con la media de los países, lo cual no quiere decir que estén en registros saludables: solo que el resto están peor.

La Comisión divide dos grandes bloques: los altos salarios y los de bajos salarios. España es uno de los pocos países que está situado “en la media”, junto con Chipre, Eslovenia e Italia, este último país el único comparable por tamaño y estructura económica. España tiene una media de 19,4 euros la hora. - D.N.

la cifra

1/3

Un tercio de países de la UE no ha recuperado aún los índices de igualdad previos a la crisis. Esta es una de las conclusiones que resalta el borrador del informe de la Comisión sobre empleo, elaborado con datos de 2016, y es que las recientes ganancias en empleo no han sido distribuidas de forma uniforme entre la población.

Herramientas de Contenido