Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Mar de fondo

Las plastas

Por Xabi Larrañaga - Sábado, 25 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Paisanos con tiempo andan contando que, con su énfasis feminista, el Ayuntamiento de Pamplona ha dado una imagen negra de la ciudad. Los duros, ya sea por razones banderizas o económicas, afirman que su exceso de celo contra el acoso sexual ha hecho que forasteros no vengan porque piensan que la Estafeta es Magaluf. Los tibios opinan que está muy feo eso del portal, claro, pero que convendría evitar tamaña escandalera por un caso aislado. Unos por el poder, otros por el negocio, quieren que se restaure lo que ellos llaman la normalidad. Que manden los mismos de antes y que se vendan las mismas cañas. Que se acabe este ruinoso juicio y que vuelva el Riau-Riau.

Yo sin embargo creo que la política no es solo el arte de obedecer al pueblo, sino también la osadía de intentar educarlo. Aunque ohitura, lege sea un refrán hermoso, para convertir la costumbre en ley no hace falta un estadista, con un notario vale. Más difícil y valioso es lo contrario, convertir en hábito social un principio básico pero minoritario. Hasta ayer un borracho tocaba el culo a una tía y la parroquia se reía o lo disculpaba. Urgía mantener el buen rollo y la caja, pero el culo, eso sí, tocado y su dueña hundida. Hoy, gracias a la perseverancia y al turre, el cerdo se lleva un tortazo o una multa.

Como al parecer la manada también es patriota, su abogado ha tildado de “pseudopolítica” a la acusación ejercida por el Ayuntamiento y el Gobierno de Navarra. Quizás lo que molesta de la campaña es el Ez, ezetz da -aquí nunca se sabe-, así que lo diremos en cristiano universal: whatever you wear, wherever you go, yes means yes, no means no. Y sin desenroscarme la boina, tú.

Herramientas de Contenido