Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Navarra y el Estado dan por roto el convenio del TAV de 2010

El Ministerio asume el proyecto y se crea una comisión trimestral para el seguimiento de las obras

Sábado, 25 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Un tramo de la pista asfaltada entre Castejón y Villafranca, parte del convenio para la construcción del TAV, paralizado en 2013.

Un tramo de la pista asfaltada entre Castejón y Villafranca, parte del convenio para la construcción del TAV, paralizado en 2013. (Foto: J. Bergasa)

Galería Noticia

Un tramo de la pista asfaltada entre Castejón y Villafranca, parte del convenio para la construcción del TAV, paralizado en 2013.

Pamplona- Navarra y el Estado han acordado iniciar los trámites para liquidar el convenio de construcción del TAV firmado 2010 y constituir un comité que se reunirá trimestralmente para el seguimiento de las actuaciones del Estado en el desarrollo del corredor ferroviario a su paso por Navarra. Dos acuerdos que el vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, cerró el pasado jueves en una reunión en Madrid con el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, y que ayer valoró de forma “positiva” porque permitirá que el Ejecutivo foral esté “muy cerca de la infraestructura y tratar de influir lo más posible para que responda al interés general de la ciudadanía”.

No obstante, Ayerdi, mostró su voluntad de firmar un acuerdo de colaboración más amplio que “incluya todo el corredor” y que permita a Navarra participar en la construcción de la obra. “Nos hubiera gustado que ese convenio terminara con la formalización de otro nuevo para todo el corredor, pero esto lo hemos dicho y el Ministerio de Fomento y el Estado lo saben”, apuntó el consejero, que destacó que “hay voluntad por parte de las dos administraciones de entenderse para que la infraestructura responda al interés de la ciudadanía tanto pasajeros, como mercancías con los parámetros que hemos dicho siempre, y eso nos va a llevar a que colaboremos estrechamente en distintas cuestiones a lo largo de ese corredor”.

Un convenio fracasadoAmbas administraciones habían llegado a la conclusión de que el convenio firmado por Miguel Sanz y José Blanco en 2010 era inviable tanto en su financiación, muy costosa para Navarra, como en su diseño, que no contemplaba el transporte de mercancías lo que había disparado el presupuesto. Ello, unido a que el Estado no quiso avanzar más por problemas económicos, paralizó las obras en 2013.

“Nos hubiera gustado un convenio para todo el corredor, y el Ministerio de Fomento lo sabe”

mANU aYERDI

Vicepresidente de Gobierno foral

Los contactos se retomaron el pasado junio, pero las dudas planteadas por el Ejecutivo foral y las prisas del Ministerio por licitar obra antes de final de año acabaron rompiendo las negociaciones, de forma que el Gobierno central optó por asumir en exclusiva la construcción de la obra, dando por finalizado el acuerdo y ofreciendo a la parte navarra recibir información puntual en una comisión trimestral.

Finalmente Ayerdi asume los postulados de Fomento, a la espera de que el Ministerio argumente en un documento que permita liquidar el convenio de 2010 y sin cerrar la puerta a un convenio de financiación del TAV que permita al Gobierno foral liderar las obras a su paso por Navarra, y no solo en el tramo Castejón y Campanas, como venía recogido en el acuerdo ahora roto.

Todo queda para una próxima reunión en enero, en la que ambas partes se volverán a ver dentro del marco trimestral acordado y que más allá de la capacidad de influencia que pueda tener la Comunidad Foral en una obra que es competencia exclusiva del Estado, sirve para retomar la relación entre dos Administraciones que se había visto enrarecida por una negociación a tres bandas en la que UPN ha actuado como elemento distorsionador. “Teníamos una situación de controversia a raíz de la decisión adoptada por el Ministerio, analizamos la situación creada por esas decisiones y ambas administraciones expresamos nuestro compromiso con el desarrollo de la infraestructura porque la consideremos de interés general para la ciudadanía”, apuntó ayer Ayerdi.

El vicepresidente no obstante, admitió que todavía siguen presentes las diferencias, que se deberán dilucidar en los próximos meses. “La subcomisión técnica va a tener que preparar un documento que analice todos los trámites y cuestiones que están pendientes. Ese documento la subcomisión lo tendrá que elevar a la propia comisión para que lo valoremos, lo acordemos y lo elevemos en su caso a los respectivos gobiernos”, subrayó el responsable económico del Gobierno foral, que asume que en las actuales circunstancias, en la que el Estado tiene la sartén por el mango, este es el mejor escenario posible. “Hemos dicho muchas veces que no queríamos perder un convenio con el Estado, pero hemos entendido que tomando en su conjunto los dos acuerdos estamos lo más cerca posible de la infraestructura que al final es lo que conecta con el interés de la ciudadanía”, apuntó ayer el consejero, que insistió en que seguirá “trabajando” para haya “un convenio en torno a la infraestructura”. - I.F./E.P.