Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN EN EL PARLAMENTO

Un informe ofrecía en 2004 alternativas a la planta de Ultzama para gestionar purines

Elizalde constata que “para la gestión pura y dura” de los residuos no hubiese sido necesaria la infraestructura
El Gobierno, satisfecho con cómo se está gestionando el cierre con los ganaderos

A. Irisarri / Patxi Cascante - Sábado, 25 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La consejera Isabel Elizalde atiende a la intervención del parlamentario Sánchez de Muniáin (UPN).

La consejera Isabel Elizalde atiende a la intervención del parlamentario Sánchez de Muniáin (UPN). (Patxi Cascante)

Galería Noticia

  • La consejera Isabel Elizalde atiende a la intervención del parlamentario Sánchez de Muniáin (UPN).

pamplona- Si las comparecencias de Asun Olaechea, presidenta de Comptos, y Manu Ayerdi, vicepresidente económico del Gobierno, en la comisión que investiga la quiebra de la planta de Ultzama dejaron como sensación de fondo que muchos aspectos del proyecto podrían haberse hecho de otra manera para evitar el cierre de una planta que se llevó consigo más de tres millones de dinero público, la comparecencia que ayer realizó Isabel Elizalde, consejera de Desarrollo Rural, dejó en el ambiente la idea de que todo lo que ha rodeado a uno de los casos más complejos y oscuros de los últimos años podría, simplemente, no haberse producido.

Sobre todo, desde el momento en el que la consejera Elizalde reveló que ya en 2004 un informe de Intia (una empresa pública dedicada al sector primario) consideró que, dadas las hectáreas de ganadería con las que cuenta el valle, con un sistema de balsas y un plan de actuación personalizado para cada ganadero, podría haber servido para gestionar los residuos animales. En palabras de la consejera Elizalde, que “para la gestión pura y dura de los purines” no hubiese sido necesaria la planta, levantada a instancias del Ayuntamiento (que a su vez recogió la idea de un grupo de ganaderos) en 2007, tres años más tarde del informe de Intia. “Otra cuestión es que se considerase que la planta era interesante para gestionar los purines de una determinada manera”, abogó Elizalde, en una comparecencia que arrancó a las nueve de la mañana y terminó pasada la una y media de la tarde.

En cualquier caso, esa determinada manera de gestionar los purines tuvo un efecto conocido: la quiebra y cierre, tras seis años de funcionamiento deficitario, de un proyecto que fue sobrefinanciado con dinero público merced a un sistema de doble facturación facilitado por un entramado empresarial (el de las mercantiles Bioenergía y Levenger, sobre todo) y por el Ayuntamiento de la localidad (afín a UPN de 2003 a 2015).

“cúmulo de circunstancias”No obstante, la comparecencia de Elizalde también sirvió para matizar algunos aspectos, sobre todo referidos al cierre y la actualidad de la planta, cuya viabilidad estudió el departamento hasta el último momento, aunque desde que en noviembre de 2015 se canceló el secuestro la propiedad pasó al Ayuntamiento. ¿El problema? El “cúmulo de circunstancias” que provocó el deterioro de la maquinaria (desde la poca calidad de los materiales hasta que el sistema operativo estaba en checo, de donde venía la maquinaria, facilitada por Levenger, pasando por la falta de mantenimiento) que hizo prácticamente irremediable el cierre definitivo de la planta, algo que no llega “de un día para otro”.

En cualquier caso, Elizalde aseguró que su departamento valoró “todos los escenarios”, ya que el cierre acarreaba dos consecuencias inmediatas para el Gobierno: la obligatoriedad de solicitar el reembolso de las últimas ayudas concedidas a la planta y el planteamiento de una solución para los ganaderos que se quedaron en la estacada.

En primer lugar, Elizalde explicó que la decisión de solicitar el reingreso de unas ayudas por valor de 246.000 estuvo motivado por recomendación de los servicios jurídicos del departamento, al haberse incumplido la obligatoriedad de mantener la instalación durante los cinco años posteriores al pago de la subvención. Y con respecto a los ganaderos, Elizalde celebró que pese al trastorno que supuso el cierre de la planta en la actualidad se funciona con un “plan de gestión” individualizado que ha permitido asimilar el impacto medioambiental a través de las fosas de la planta y cumplir con la normativa de vertidos. Elizalde anunció, también, que esperan tener una versión actualizada del informe de Intia en 2004 para finales de año, con el objetivo de seguir trazando la estrategia medioambiental que de momento es vista con “satisfacción” por el Gobierno.

Contra dos personas más. La consejera Elizalde reveló ayer la lista completa de personas contra las que la asesoría jurídica del Gobierno va a dirigir una querella, al considerar que las arcas forales han sufrido un perjuicio de aproximadamente 340.000 euros en base al sobrefinanciamiento público del que se benefició la planta tras hacer uso de un entramado societario en el que el Ayuntamiento de Ultzama también jugaba un papel importante. El Gobierno anunció esta querella a principios de septiembre, cuando se señaló a las mercantiles Bioenergía y Levenger. El pasado 10 de noviembre, el vicepresidente Ayerdi informó de que la querella también se iba a hacer extensible al empresario checo Jiri Bezdicek. Ayer, Elizalde añadió dos nombres más: el del exalcalde Patxi Tornaría, que asumió la vara de mando cuando Patxi Pérez migró al Gobierno con Esparza;y Francisco Iribarren Altuna, exedil de Agrupación Ultzama, candidatura apoyada por UPN.

detalles

La doble facturación, ratificada. Una de las razones principales por las que se impulsó la comisión de investigación en el Parlamento fue tratar de averiguar si, efectivamente, la doble facturación pergeñada entre las mercantiles vinculadas a la planta y el Ayuntamiento de Ultzama permitió acceder a ayudas públicas del Gobierno de Navarra que no le correspondían al proyecto. La existencia de esta artimaña fue ratificada por Asun Olaechea (presidenta de Comptos) y el vicepresidente Manu Ayerdi durante sus comparecencias. Y ayer Isabel Elizalde, consejera de Desarrollo Rural, volvió a considerar que las facturas que se presentaron en el departamento que ahora dirige y en Industria (ahora Desarrollo Económico) con distintos conceptos eran en realidad para sufragar las mismas máquinas. “Eso es lo que cabe deducir”, precisó Elizalde, que como Ayerdi tampoco quiso entrar a valorar si habría habido “mala fe” por parte del Ayuntamiento. “No sé ni qué contestarle”, respondió al parlamentario Patxi Leuza (Geroa Bai), ante el que símplemente reconoció que “esa situación se da”. No obstante, situó al Consistorio como “un actor clave en la organización del expediente”.

parón navideño

Vuelta el 12 de enero. El presidente de la comisión, Maiorga Ramirez, confirmó ayer también que las comparecencias se suspenden hasta la vuelta de las Navidades, con las comparecencias del director general de Desarrollo Rural, Ignacio Gil, y la directora gerente de Sodena, Pilar Irigoyen.

Herramientas de Contenido

Más sobre Navarra

ir a Navarra »

Últimas Noticias Multimedia