Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

PNV, PSE y PP ultiman un pacto fiscal y presupuestario

Apuestan por un pacto global para toda la CAV, aunque el PP no habla aún de pacto presupuestario en Juntas de Álava

Sábado, 25 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Alfonso Alonso, Idoia Mendia y Andoni Ortuzar, en un acto.

Alfonso Alonso, Idoia Mendia y Andoni Ortuzar, en un acto. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • Alfonso Alonso, Idoia Mendia y Andoni Ortuzar, en un acto.

Míriam Vázquez

bilbao- El acuerdo entre PNV y PSE para rebajar el tipo nominal del Impuesto de Sociedades al 24% en dos años ha actuado como un bálsamo sobre la negociación de los Presupuestos vascos, con el PP cada vez más cerca de firmar un acuerdo sobre la fiscalidad y sobre los Presupuestos de la CAV ahora que ha visto atendida su principal reivindicación. Los tres partidos mantuvieron ayer una reunión de máximo nivel durante dos horas y media en Sabin Etxea. Andoni Ortuzar e Idoia Mendia presentaron su propuesta a Alfonso Alonso y, aunque no hubo acuerdo en materia de impuestos ni en las Cuentas, detectaron “avances” y una voluntad clara para forjar un entendimiento “que aporte estabilidad fiscal y presupuestaria a las instituciones del país”, una afirmación que, en el sentido más amplio, podría interpretarse como un pacto en otras instancias vascas. La negociación se retomará la próxima semana.

Los partidos no han cerrado aún un documento por sus discrepancias sobre el IRPF. Jeltzales y socialistas, socios en el Gobierno vasco y buena parte de las instituciones de la CAV, quieren limitar la modificación fiscal al Impuesto de Sociedades, pero el PP puso ayer sobre la mesa una reforma más amplia, de carácter global, que supondría una rebaja en algunos tramos del IRPF, mayores deducciones para las familias con niños y ancianos a su cargo, y también algunos retoques en Sucesiones y las bonificaciones por invertir en Entidades de Previsión Social Voluntaria.

Tal y como explicaron fuentes populares, Alonso sondeó a PNV y PSE sobre esta reforma global para rebajar la presión fiscal “a los ciudadanos”, aunque no hubo acuerdo sobre este punto. Las dificultades para que jeltzales y socialistas asuman este planteamiento son evidentes, más aún para un PSE que ya ha cedido con el Impuesto de Sociedades hasta colocarlo un punto por debajo del Estado, aunque a cambio se han endurecido las deducciones y se han fijado compensaciones para evitar una caída de la recaudación.

El PP es consciente de la trascendencia de esta cesión política en el tipo de Sociedades, que ha quedado incluso un punto por debajo de lo que había pedido. En ese contexto, Alonso reconoció públicamente antes de la reunión que es muy probable que no pueda introducir todos los cambios que pretende. “Lo importante” para el PP es haber logrado el cambio en Sociedades. Era su condición por excelencia para negociar los Presupuestos vascos, y le permite presentarse como un partido influyente desde sus modestos nueve escaños en el Parlamento. En cualquier caso, está tratando de introducir alguna de sus demandas sobre el IRPF, de manera más atenuada o gradual, y también lo está haciendo con especial incidencia en la tramitación en las Juntas de Álava, donde PNV y PSE no tienen mayoría y donde existe cierta tradición en la activación de bonificaciones para las familias.

En la reunión, a la que también acudieron Joseba Aurrekoetxea (PNV), la socialista Sonia Pérez y el portavoz económico del PP, Antón Damborenea, los partidos detectaron “avances en el marco de un clima de cordialidad y colaboración”. “Los tres compartimos un objetivo, que es el de alcanzar un acuerdo que aporte estabilidad fiscal y presupuestaria a las instituciones del país”, anunciaron en su nota de prensa.

Una interpretación generosa de la nota pactada, que se refiere a las instituciones en plural, lleva a pensar en un pacto más amplio y en una voluntad de extrapolar el eventual acuerdo presupuestario allí donde PNV y PSE no tengan mayoría, algo que no solo ocurre en el Parlamento Vasco, sino en las Juntas Generales de Álava. El PP mostró su interés en facilitar la aprobación de las Cuentas para lanzar un mensaje de estabilidad en contraposición a “la tormenta” de Catalunya. Fuentes jeltzales y socialistas coincidieron en esa valoración optimista.

Herramientas de Contenido

Más sobre Política

ir a Política »