cartas al director

Sequía y mal panorama a Tierra Estella

Sábado, 25 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Viendo este periodo de sequía que estamos padeciendo en Tierra Estella, da qué pensar sobre la necesidad de agua que padecemos. Vemos cómo se están secando las fuentes, cómo tanto el Ega como el Ebro bajan con unas niveles mínimos y eso por no hablar del pantano de Alloz que también ha terminado el año hidrológico con un caudal raquítico. Ante ese panorama y mirando el anticiclón que parece el culpable de que no lleguen las borrascas hasta aquí, quiero indicar que no tenemos plan b. Que el Canal de Navarra cuando llegue solo va a pasar por una esquina de la comarca, la que va de Oteiza a Lerín y de ahí a Andosilla y San Adrián. El resto de la Merindad se nos queda en el más absoluto secano. Con este panorama las expectativas que tenemos los agricultores de Tierra Estella no pueden ser más desoladoras. Pongo de ejemplo este otoño: la falta de humedad hace que ni salgan las cultivos y mucho nos tememos que cuando logren salir lo harán acompañados de toda clase de malas hierbas que no lograron salir cuando debían al final del verano y el comienzo del otoño. Ante este panorama, creo que debemos replantearnos el futuro de nuestros campos y conseguir mayores infraestructuras vinculadas al agua. Hay que tener en cuenta que esta sequía que padecemos tiene la pinta de seguir apareciendo durante muchos años en el futuro. Lo que antes eran cosechas justas los años de sequía pasan a ser absolutamente deficitarias para los productores. El campo, que ya es pobre de por sí, va a serlo mucho más en el futuro porque el agua va a escasear y no vamos a tener más opciones que mirar al cielo y hacer rogativas. Nada de eso puede asegurar un futuro tanto a quienes nos dedicamos a esto y mucho menos vamos a conseguir que nuestros hijos e hijas se queden en nuestros pueblos a vivir del campo. Creo que estamos a tiempo de pedir que parte del agua del Canal llegue a más territorios o incluso que se hagan otros estudios que permitan nuevos proyectos en los que los campos de secano puedan tener acceso al riego. Seguramente tendremos que ser muy audaces porque el tema del agua es muy delicado, pero no podemos dejar de pensar en que estas infraestructuras puedan ser viables y ponerlas a nuestro servicio. El futuro de Tierra Estella pasa por la agricultura y mucho me temo que con esta sequía pertinaz el futuro tiene mala pinta. Recursos acuíferos tenemos muchos pero no acabamos de saber explotarlos. Desde luego, en Tierra Estella además de padecer la sequía del cielo también estamos padeciendo la sequía de proyectos que nos ayuden a mirar con más esperanza el futuro. A no ser que ya esté decidido que acabemos todos yéndonos a vivir a La Ribera o a la Cuenca de Pamplona.

J.N.A

Agricultor