Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
A la contra

Pasados de rosca

Por Jorge Nagore - Domingo, 26 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Algunas personas que leen periódicos no sé muy bien los motivos creen que los que escribimos en ellos conocemos más chismes o cuestiones o detalles que los demás, incluso que dominamos vastas y amplias materias como si fuésemos enciclopedias o que recibimos confidencias valiosísimas que tenemos que mantener en secreto durante años incluso hasta la muerte. Ni caso, mitos. Yo, por ejemplo, tengo un amigo que trabaja en transportes que sabe mucho más de cualquier cosa que se plantee. No lo estoy diciendo en el plan despectivo Es un listillo. No, lo sabe. Sabe perfectamente quién está con quién en la ciudad, donde trabaja aquel, por qué, por cuánto, los fundamentos de la trigonometría, cuál es la temperatura media anual de Málaga, la estación de servicio más barata de la autopista de Levante, qué historia narra la canción Lake Mary de John Prine, el porqué de las cosas, de todas. Pues bien, ayer le llamé porque tengo una duda muy grande y por vez primera no supo qué decirme: no sabe quién manda en Cataluña. No tiene ni puta idea. Me dijo que hasta el 3 de noviembre, el día que mandaron a Junqueras y compañía a la cárcel -¿se fijan? Solo han pasado 23 días y parece que llevan ahí dentro casi el tiempo que se pegó Mandela-, controlaba a la perfección la escala de poder, las aplicaciones legales, sus efectividades, el 155 y todas sus derivadas, pero que llegó un momento en el que no comprende por qué la rosca se le pasó de vuelta y se le ha hecho un mejunje que no se aclara si Cataluña es independiente o no o solo un poco, quién manda al que enciende las luces del Palau de la Generalitat, quién firma las facturas y cómo sigue todo. Google tampoco supo qué decirnos. Y eso que Google le debe varias porque le han llamado varias veces a mi colega para preguntarle cosas. Pues nada, nadie sabe nada. Imagino que las sobredosis dejan lagunas mentales parecidas.

Herramientas de Contenido