Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“La cooperación es un mundo sin salida, te sientes obligado a volver”

Leoncio Bento se jubiló en 2012 y, desde entonces, ha estado ayudando en Ruanda, Congo, Camerún y Bolivia

Domingo, 26 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Leoncio Bento con uno de los niños a los que atiende.

Leoncio Bento con uno de los niños a los que atiende.

Galería Noticia

Leoncio Bento con uno de los niños a los que atiende.

pamplona- “Hay que ser consciente de que si tú no estas ayudando, un niño muere. Es una sensación indescriptible”. Leoncio Bento es un cirujano pediátrico canario, ya jubilado, que desarrolló su labor médica en el Complejo Hospitalario de Navarra y que en los últimos cinco años ya se ha desplazado como cooperante hasta Ruanda, Congo, Camerún y Bolivia. “En 2012 me jubilé y tenía la asignatura pendiente de irme a ayudar fuera de España y como todavía me consideraba válido para trabajar me fui”, relata Leoncio.

“Trato de aportar mi granito de arena para que este mundo sea un poco mejor”

leoncio bento

Cirujano pediátrico jubilado

El primer lugar al que acudió fue a Ruanda y tras su primera experiencia, todos los años se escapa “tres o cuatro veces” a estos países. “La cooperación es un mundo sin salida. Una vez que ves las necesidades que tiene otras personas te sientes obligado a volver”, señala.

En su caso, le ha tocado tratar quirúrgicamente a muchos niños con enfermedades o malformaciones y asegura llevarse siempre “una satisfacción personal” de cada experiencia, aunque reconoce que muchas veces le invade la tristeza al ver las condiciones de vida de muchas personas. “Yo trato de aportar mi granito de arena para que el mundo sea un poco mejor”, comenta.

El próximo viaje de Leoncio será a Camerún una vez pasadas las navidades, consciente de que su aportación tiene mucho valor. “Tengo más de 50 años de experiencia y en los inicios trabajábamos sin medios, como lo hacemos en estos países, por lo que los jubilados estamos muy preparados”, apunta, y reconoce que el ímpetu y las ganas de los jóvenes también son esenciales. - D.N.