Realidades enfrentadas y símiles

Sartaguda recibió a maría canil, delegada de centroamérica de la vía campesina, con quien hablaron de la historia y la lucha de los vecinos a lo largo de los años

Un reportaje de María San Gil - Domingo, 26 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Miembros del Ayuntamiento y de la asociación posan junto a María Canil.

Miembros del Ayuntamiento y de la asociación posan junto a María Canil. (D.N.)

Galería Noticia

Miembros del Ayuntamiento y de la asociación posan junto a María Canil.

Dos culturas, dos realidades, dos mundos que en principio no tienen nada que ver se dieron la mano esta semana en Sartaguda a raíz de la visita que María Canil, fundadora de la Coordinadora Nacional de viudas de Guatemala y representante de la Vía Campesina, hizo a la localidad ribera.

Tras recibir el premio Navarra de Solidaridad de manos de la presidenta Barkos, Canil no quiso perder la oportunidad de conocer y pasear por el Parque de la Memoria con el objetivo de conocer un poco más a fondo la historia y la masacre que padecieron en la localidad ribera tras el alzamiento fascista.

Unas 25 personas, miembros del Ayuntamiento, de la asociación Pueblo de las Viudas, y vecinos a título particular, participaron en este acto que, tal y como recordaba el alcalde, Paolo Albanese, se enmarca dentro del convenio que suscribieron con Mundubat para realizar una labor divulgativa y de concienciación en el ámbito de la solidaridad internacional. De hecho, recalcaba, ya han realizado otras cuatro actividades al respecto;charlas sobre el Sáhara, Honduras, los refugiados y talleres de dibujo contra la violencia machista y las agresiones sexuales.

Después, para adentrarse aún más en el pasado reciente de la población ribera, pararon a escuchar cuatro puntos del recién inaugurado Paso por la Memoria, aquellos que daban una visión más general de lo acontecido.

El coloquio Canil, muy entregada en todo momento, acudió después al salón de plenos, lugar en el que dialogó con algunos familiares de fusilados. María narró su experiencia y la de su organización en la lucha por la justicia y la recuperación de la memoria en torno a lo sucedido en Guatemala en 36 años de conflicto. De hecho, aseguró que debido a la intensa lucha, miles de familias indígenas y campesinas tuvieron que desplazarse y acabaron organizándose para hacer frente al terror.

Además habló del trabajo de exhumaciones que están realizando (entre amenazas del estado) así como de la lucha que están llevando a cabo para esclarecer lo sucedido.

También habló de la situación actual de los campesinos y de las comunidades indígenas, amenazadas por el monocultivo extensivo de paloma de aceite, la minería y la tala de árboles. Canil hizo un rápido repaso de la historia de su país así como de las tradiciones, miedos y sueños como indígena K’iche.

Después fue el turno de los sartagudeses, en concreto tomaron la palabra Julio Sesma y Paz Moreno, que hablaron de su infancia y sus recuerdos como hijos de viudas. Además, y para finalizar el encuentro, le entregaron a María Canil un ejemplar del libro El pueblo de la Viudas de Fernando Mikelarena.

Para el alcalde Albanese, el encuentro “fue muy positivo, tanto por la asistencia y participación de la gente, como por los contenidos del coloquio en sí. Ha sido muy bonito y emotivo que la historia de este pequeño rincón del sur de Euskal Herria se encuentre con las vivencias de una indígena K’iche de Centroamérica y unir, a través de la memoria, dos realidades en principio tan lejanas, pero que cuando vas hilando más fino ves que guardan muchos paralelismos y similitudes”.