Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

la carta del día

Peaje en la N-1 en Gipuzkoa

Por Javier Sainz de los Terreros Goñi - Lunes, 27 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Actualmente, una buena parte del tráfico pesado que se dirige a Europa desde Madrid atraviesa Navarra por la N-121A (Pamplona-Behobia) para evitar los peajes de Gipuzkoa, pues el único que tienen en la AP-15 está muy subvencionado y paga la mitad que el tráfico ligero.

Esto origina que la N-121A vaya muy congestionada por los 2.700 pesados que circulan diariamente, y que en la zona entre Mugaire y Behobia, con un trazado de muchas curvas, tenga el mayor índice de siniestralidad.

Además esto se agrava pues, debido a la prohibición francesa de circular los domingos, entre las 9 y las 12 de la noche se acumulan en la carretera colas de pesados para pasar a Francia, generando puntas de tráfico muy importantes. Esta carretera se encuentra al límite de su capacidad y con una dificultad extraordinaria para construir enlaces en caso de construir una doble calzada y mantener la actual para dar servicio a los usos de los que viven en sus márgenes.

Por otra parte, la instalación de un nuevo peaje a los vehículos pesados en Gipuzkoa, en la N-1, efectiva desde enero de 2018, parece un asunto muy razonable mirado desde la perspectiva de repercutir los gastos que ocasionan en la infraestructura los 12.000 vehículos pesados, 7.200 de ellos extranjeros, que circulan diariamente por ella.

La Diputación de Gipuzkoa espera que entre un 20% y un 25% de los vehículos pesados de la N-1 se desvíen por la AP-1 (Vitoria-San Sebastián) y AP-8 (Bilbao-Irun) para circular con más fluidez aunque tengan que pagar un mayor peaje, esto supone unos 3.000 camiones.

Pero la Diputación de Gipuzkoa no valora o no es sensible a que si pone peaje al tráfico pesado en la N-1, parte del que sale de Madrid y parte del que viene por Burgos se desviarán por Navarra para ir a Francia pasando gratis por la N-121A y agravando más el problema de congestión de ésta. Otra parte muy pequeña quizás se desvíe hacia Navarra por la A-10 Alsasua-Irurtzun y A-15 Irurtzun-Andoain.

Hay que tener en cuenta que introducir unos 1.000 o 2.000 camiones diarios en la N-121A, que no tiene calzada doble sino única y va al límite de su capacidad, sería un desastre.

Esta situación era conocida en el Departamento de Obras Públicas del Gobierno de Navarra desde las anteriores legislaturas y no hubo ninguna queja;ahora aparece alguna tímida súplica por el Parlamento, pero parece que es tarde.

Una solución drástica para paliar el problema sería hacer lo mismo que Gipuzkoa en la N-121A en Navarra, cosa no vendible políticamente, cobrando a los vehículos pesados que crucen simultáneamente los 2 arcos de entrada y salida de Navarra (procedimiento análogo a lo que va a hacer Gipuzkoa).

Como primer paso, y ya que es tarde, se podría medir en principio el impacto en la N-121A de nuevos camiones en 2018 y luego sentarse entre las administraciones guipuzcoanas y navarras (del mismo color político) para buscar una solución.

Como conclusión, se debería evitar el paso de más vehículos pesados por las carreteras navarras debido al deterioro del firme, con el coste de mantenimiento que producen, y sobre todo a la peligrosidad que van a crear en la ya congestionada carretera N-121A de solo una calzada.

El autor es ingeniero de caminos

Herramientas de Contenido