Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
fiesta de upn en Andosilla ante afiliados

Esparza dice que el cambio tiene “los días contados” en Navarra

El líder de UPN critica al Gobierno de Barkos en la fiesta anual del partido y evidencia las prisas por recuperar el poder

Lunes, 27 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Miembros de UPN escuchan el himno de Navarra. Entre ellos Yolanda Barcina, y su pareja, Manuel Pizarro, expresidente de Endesa.

Miembros de UPN escuchan el himno de Navarra. Entre ellos Yolanda Barcina, y su pareja, Manuel Pizarro, expresidente de Endesa. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Miembros de UPN escuchan el himno de Navarra. Entre ellos Yolanda Barcina, y su pareja, Manuel Pizarro, expresidente de Endesa.

Pamplona- A Javier Esparza en particular, y a UPN en especial, les pueden las prisas. No hay día que no proclamen el “ya falta menos” para volver a poder, convencidos de que la travesía en la oposición es solo un mal trago temporal de cuatro años. “Esto va a ser nada más que un paréntesis de cuatro años”, anunciaba Enrique Maya mientras recogía su despacho en 2015. “Hoy empieza la cuenta atrás para que UPN recupere el Gobierno”, ratificaba un año después Javier Esparza, tras ser elegido presidente del partido. Un mensaje que repitió ayer sin demasiada innovación a su parroquia, ante quien anunció que “la etapa nacionalista está llegando a su fin” y que “el gobierno nacionalista de Barkos tiene los días contados”.

Los regionalistas sin embargo tendrán que esperar, al menos, otro año y medio más. Con los presupuestos encarrilados una vez superadas las enmiendas de totalidad de UPN y PP, el Gobierno foral parece tener asegurada la estabilidad al menos hasta 2019, lo que parece descartar unas elecciones anticipadas. Un escenario que tampoco es posible en los ayuntamientos, donde la única moción de censura ha sido precisamente para sacar a UPN de la alcaldía de Viana.

El día del partidoAsí que la fiesta del partido que UPN celebró ayer sirvió para que Esparza reiterara en Andosilla ante afiliados, cargos y excargos del partido el mensaje que viene repitiendo en público prácticamente desde el inicio de la legislatura. “El nacionalismo vasco no ha venido al Gobierno de Navarra para quedarse sino que los navarros y navarras lo van a sacar de ese gobierno y no van a permitir que vuelvan a gobernar esta tierra”, apuntó en un mensaje indirecto a los votantes del PSN y al empuje creciente de Ciudadanos, a quienes remarcó que “UPN es la única alternativa real”.

Lo hizo en un ambiente sereno y festivo, prueba de que el partido ha superado las tensiones de la pasada legislatura y la frustración que supuso la pérdida del poder. Lo que ha permitido un cierre de filas en torno a la nueva dirección, que pisa ya el acelerador para movilizar al máximo a sus votantes. “UPN existe en todos los rincones de Navarra gracias a la confianza, la fortaleza, las convicciones de miles de personas que creen que una Navarra mejor es posible y que nos ayudarán a conformar un gobierno al servicio de los ciudadanos y no al servicio del nacionalismo vasco”, defendió ayer Esparza, Cuyo liderazgo, curiosamente, tiene la misma fecha de caducidad que la que imprime para el Gobierno foral. Mayo de 2019. Su futuro a partir de ahí dependerá de que se cumpla su profecía. - I.F./E.P.