Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El abogado de la víctima de la violación grupal: "Se impusieron por superioridad para provocar miedo"

EP - Lunes, 27 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 13:51h

Miguel Ángel Morán, abogado de la víctima

Miguel Ángel Morán, abogado de la víctima (Javier Bergasa)

Galería Noticia

  • Miguel Ángel Morán, abogado de la víctima

PAMPLONA. El abogado de la víctima de la supuesta violación grupal de los Sanfermines, Miguel Ángel Morán, ha afirmado en la presentación de su informe de conclusiones que los acusados "se impusieron por superioridad física y numérica para provocar intimidación y miedo" en la joven denunciante.

Durante la defensa de su informe en la vista oral del juicio, Miguel Ángel Morán ha ratificado su petición de 24 años y nueve meses de prisión para cada uno de los cinco acusados.

El abogado ha afirmado que "la declaración de la víctima es clara precisa y consistente" y ha asegurado que "los hechos objetivos avalan su testimonio". "Los vídeos y los testigos dan total credibilidad a la versión de la chica", ha destacado.

Además, ha resaltado que el testimonio de la joven denunciante "se hizo con total desconocimiento de las pruebas, no hay en la denuncia circunstancias por resentimiento o venganza como intentaron alegar los acusados". "Ellos han intentado probar una versión que es increíble y las contradicciones que tienen corroboran que es falsa", ha indicado.

Morán ha defendido durante aproximadamente una hora que la versión de la joven denunciante es "corroborada" tanto por pruebas como por testigos. En este sentido, el abogado ha señalado que "la declaración de la víctima es clara, precisa y consistente".

Miguel Ángel Morán ha destacado "la superioridad física y numérica de los acusados para provocar intimidación y miedo" y a este respecto ha citado el lugar donde sucedieron los hechos. "Era un habitáculo de pequeñas dimensiones y, al estar rodeada, no existía posibilidad de huir", ha afirmado Morán.

En este sentido, ha destacado la declaración de la víctima en la que aseguró que antes de entrar al portal escuchó las expresiones "abierto" y "vamos, vamos", y que posteriormente le agarraron de las muñecas y le introdujeron en el portal. La joven también explicó que comenzó a sentir "miedo" al entrar en el cubículo, donde "se sintió sometida y cerró los ojos", un hecho que, según Moran, queda probado con los vídeos.

AFIRMA QUE LOS TESTIGOS Y LOS VÍDEOS RATIFICAN LA VERSIÓN DE LA JOVEN Asimismo, la acusación particular ha señalado que a lo largo de las sesiones del juicio la versión de la joven ha quedado "demostrada". "Los hechos objetivos avalan su testimonio", ha asegurado.

En este sentido, Moran ha querido resaltar que tanto los testigos como los agentes de la Policía Municipal y las trabajadoras sociales, quienes estuvieron con la joven en las primeras horas posteriores a los hechos, han dado credibilidad a su versión. "Todos los testigos corroboran que la víctima no fingía ni exageraba", ha comentado.

En cuanto al testimonio de la policía municipal que tomó declaración a la joven al realizar la denuncia y que el pasado jueves señaló que la víctima le comentó que sabía que le habían grabado, Moran ha dicho que esta declaración se produce "de forma sorpresiva". En este sentido ha querido destacar que tanto el policía instructor del caso como otro de los agentes que estaban presentes durante dicha declaración han confirmado la versión de la joven en el sentido de que no era consciente de que la estuvieran grabando.

Moran ha querido dejar constancia de que durante el juicio se han ratificado los informes tanto de Policía Foral como de la científica. Sobre el informe de lesiones, Moran ha explicado que en este se señaló que la joven tenía marcas "compatibles con una agresión sexual".

En cuanto al informe psicológico, el abogado de la acusación particular ha defendido que las peritos aseguraron que la joven era "sincera en su relato" y que sufre "estrés postraumático". Ha destacado también que estas expertas aseguraron que la joven "no tiene por qué recluirse" y que tenía que "aparentar vida normal para que nadie le relacionase con el caso".

Acerca de la confrontación con un perito de las defensas que señala lo contrario, Moran ha asegurado que dicho informe tiene "total falta de rigor".

Por otro lado, el letrado ha querido señalar que los vídeos grabados por los acusados "también prueban" la versión de la denunciante y ha afirmado que en estos se ve que cómo la joven está "con los ojos cerrados y la cara inexpresiva, mientras los acusados se encuentran en un ambiente festivo". También ha remarcado que en los vídeos no se escucha "ninguna voz femenina", mientras que las expresiones de los acusados se producen en "tono imperativo".

LA VERSIÓN DE LAS DEFENSAS, "INCREÍBLE"
El abogado de la joven denunciante también ha señalado durante la presentación de su informe de conclusiones que "la versión de la defensa no se acomoda con un razonamiento lógico". Igualmente ha destacado lo que considera "contradicciones" en las declaraciones de los acusados y ha afirmado que éstas corroboran que "la versión de la defensa era increíble y queda corroborada como falsa".

Entre las "contradicciones" que ha resaltado Morán, ha citado que los acusados defienden que la joven "se lo pasó muy bien, estaba contenta y se reía y decía frases" durante los actos juzgados. Sin embargo, para el abogado queda acreditado a través de los vídeos que los propios acusados grabaron que esta versión "no se ve, de hecho se ve que era dirigida y manipulada".

En este sentido, también ha destacado que según las declaraciones de los acusados la denunciante miraba al móvil mientras le grababan, algo que, según la acusación particular, queda desmentido en los vídeos. "Cómo lo va a saber si estaba con los ojos cerrados", ha asegurado.

Otra de las "contradicciones", según el abogado, es que los acusados aseguraron que la joven dijo que "podía con dos y con cinco, pero cómo iba a decir cinco si en todo momento ella creía que eran cuatro" los presuntos agresores.

Herramientas de Contenido