un policía como referente en cada barrio

El proyecto de Policía Comunitaria se extiende a Buztintxuri y Rochapea

EFE - Lunes, 27 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 15:35h

El proyecto establece la figura de un policía como referente en cada barrio y en contacto permanente con vecindario, comerciantes, centros públicos o privados, representantes de asociaciones y colectivos de esas zonas.

El proyecto establece la figura de un policía como referente en cada barrio y en contacto permanente con vecindario, comerciantes, centros públicos o privados, representantes de asociaciones y colectivos de esas zonas. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

El proyecto establece la figura de un policía como referente en cada barrio y en contacto permanente con vecindario, comerciantes, centros públicos o privados, representantes de asociaciones y colectivos de esas zonas.

Pamplona. El proyecto de Policía Comunitaria del Ayuntamiento de Pamplona se va a extender a los barrios de Buztintxuri y Rochapea, tras la experiencia piloto de un año en Etxabakoitz, San Jorge y San Juan.

El proyecto establece la figura de un policía como referente en cada barrio y en contacto permanente con vecindario, comerciantes, centros públicos o privados, representantes de asociaciones y colectivos de esas zonas.

La concejala delegada de Seguridad Ciudadana y Convivencia, Itziar Gómez, el director del área, Xabier Ibáñez, el subinspector de la Policía Municipal, Ricardo Martínez, y el cabo de la Policía Municipal, Juan Antonio Castro, han presentado en rueda de prensa el balance del proyecto piloto de Policía Comunitaria.

A este proyecto se han destinado cuatro agentes de policía, dos para los barrios de San Juan (incluye Ermitagaña y Mendebaldea), uno para San Jorge y uno para Etxabakoitz. A partir del mes de octubre, el policía designado para San Jorge ha asumido también el barrio de Buztintxuri dentro de sus competencias.

Esos policías recogen demandas y peticiones de los propios vecinos y suman las que detectan en su propio patrullaje por las calles para darles salida, bien sea en la solución del problema a través de la mediación o la actuación, bien sea derivándolas a otras áreas municipales, según informa el Consistorio.

En este tiempo los agentes han contactado con las diferentes asociaciones, así como con el tejido comercial e institucional y han participado activamente en los Foros de Barrio.

Una de las cuestiones en las que se ha trabajado en esta primera fase era la de intentar habilitar cauces para la mediación entre particulares, según el Ayuntamiento que indica que, tomando como referencia experiencias de otros cuerpos como la Policía Municipal de Villarreal, por ejemplo, se ha intentado dar solución, a través de la mediación, a problemáticas vecinales de difícil solución hasta la fecha.

En estos nueve meses se ha conseguido dar solución a diversos problemas vecinales, evitando continuas denuncias cruzadas entre las partes, llegando en alguna ocasión a alcanzar acuerdos, verbales en su mayoría y firmado en uno de los casos.

También se ha trabajado en la elaboración de protocolos y metodologías para el desarrollo de esta labor y se ha explorado la posibilidad de crear cauces para la mediación entre particulares, cuestiones estas que habrá que implementar en una segunda fase.

A pesar de que el proyecto se centraba en San Jorge, desde el pasado mes de octubre el Policía Comunitario que trabajaba en esa zona se ha hecho cargo también del barrio de Buztintxuri. En estos meses ha realizado más de 600 actuaciones, entre ellas 29 visitas a colegios, 166 visitas a farmacias, 29 a centros de salud y 6 a civivox y centros socioculturales.

Se ha colaborado también con el proyecto Erdigune, se ha actuado en pisos y garajes para evitar ocupación ilegal de plazas y se ha respondido a requerimiento de colegios y asociaciones de otros barrios para diferentes cuestiones.

En San Juan, Ermitagaña y Mendebaldea han llevado a cabo 65 visitas a colegios, 130 visitas a farmacias, 43 a centros de salud y 7 a los centros socioculturales. Más en concreto, se ha trabajado en un estudio sobre uso de bicicletas en la Ciudadela a determinadas horas a raíz de una denuncia, se ha localizado tráfico de estupefacientes a menores o se ha colaborado en el denominado Pacto por la Persona Mayor de San Juan.

En Etxabakoitz, el policía comunitario ha realizado 9 visitas a colegios del barrio, 14 visitas a farmacias, 5 visitas al centro de salud y 2 a centros socioculturales. Entre otras acciones, se ha prestado apoyo a la Unidad de Barrio por la problemática surgida entre dos personas y se han detectado actividades sin licencia ni permiso a orillas del río Elorz y en el antiguo convento de la avenida de Aróstegui.

Últimas Noticias Multimedia