Julen Martija pelotari de aspe

“Mi objetivo en este campeonato es jugar tranquilo, disfrutar y aprender ”

La carrera de Julen Martija va a una velocidad de vértigo. Con solo 20 años, el pasado sábado debutó en el Campeonato de Parejas junto con su amigo Altuna.

Una entrevista de Mikel Pérez - Fotografía Patxi Cascante - Miércoles, 29 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:35h

Julen Martija, en el frontón de Etxeberri.

Julen Martija, en el frontón de Etxeberri. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Julen Martija, en el frontón de Etxeberri.

etxeberri- Julen Martija Ollacarizqueta (24/05/1997) es uno de los pelotaris más jóvenes de la actual plantilla de Aspe. El joven de Etxabarri, un pueblo cercano a Irurtzun, debutó el pasado sábado en el Campeonato de Parejas junto al campeón de la jaula, Jokin Altuna. Un partido en el que derrotaron al todopoderoso Urrutikoetxea y su pareja, Ladis Galarza. Ambos forman una de las parejas más jóvenes del torneo y, tras verles en acción, sin duda son una de las favoritas a llevarse el entorchado.

¿Cómo fueron sus inicios en la pelota?

-Empecé a los 6 años en Irurtzun. Comencé en una de las escuelas que hay allí, Biahizpe, estuve hasta los 14 años. Luego me fui a Pamplona. Estuve en la Agrupación Deportiva San Juan y coincidí con Laso y Bakaikoa. Luego nos fuimos a Uharte hasta que debuté con Aspe.

¿Quién le inculcó la afición por este deporte?

-Mi padre algo jugaba pero poco, fue más cosa de amigos. Empezamos a jugar todos y me gustó desde el principio, aquí se ha jugado mucho a pelota. Cuando entrenábamos en Irurtzun, luego veníamos aquí a jugar.

¿Cómo llegó desde la escuela a una empresa como Aspe?

-Me acuerdo que después de jugar la final de Zaldibar del Diario Vasco, con 18 años, me llamó Aspe para entrenar con ellos y para debutar. Al principio empecé a jugar partidos de Segunda, pero enseguida comencé a jugar los estelares.

¿El día de su debut comenzaba una carrera, la de usted, y acababa otra, la de Xala, qué recuerdos tiene de ese día?

-Para él era el último partido, había muchísima gente, tanto para despedirle a él como para animarme a mí. Vino mucha gente desde mi pueblo y alrededores. Yo estaba muy nervioso. Imagínate, fue un día muy especial.

¿Cuándo estaba más nervioso, aquél día o en su debut en el parejas de la jornada pasada?

-Aquél día, yo creo. El otro día, más que nervioso estaba con tensión, me costaba darle a la pelota. El día de mi debut estaba más nervioso, sin duda.

¿Qué es más difícil, dar el salto a profesional o mantenerse en primera línea?

-No sabría decirte, yo creo que debutar es muy difícil, hay que tener suerte también. Hay que estar en el momento exacto, que te vean las empresas. Hay muchos que juegan un montón, hay que trabajar mucho y ganarse el puesto. Mantenerse, aún no te puedo decir, ya veremos a ver...

Habrá visto muchos compañeros suyos quedarse por el camino.

-Hay pelotaris que venían muy buenos, que empezaron jugando mucho, pero de repente o no te respetan las manos o pierdes juego. Es difícil. Desde pequeño había muchos muy buenos. Yo, por ejemplo, de pequeño nunca destaqué, a mano mano siempre me ganaban muy fácil, pero luego vas creciendo, vas cogiendo fuerza y esa gente no coge tanta fuerza o no lo dan todo por este deporte.

¿Dónde cree que reside esa pequeña diferencia entre jugar en aficionado y debutar como profesional?

-Yo creo que gran parte es el trabajo. Está claro que tienes que tener cualidades, por mucho que te esfuerces, si no tienes talento no puedes seguir. Pero luego es todo entrenar y entrenar, mentalizarse y tener la ilusión de que puedes debutar, siempre hay que tener esa ilusión, y tener la suerte que te vean las empresas.

¿Cuál es la mayor diferencia que notó entre jugar en Primera y en Segunda?

-Yo creo que en Primera los partidos son más duros, los pelotaris no dan nada por perdido. Las pelotas salen más, vienen con más velocidad, los delanteros a la mínima te acaban el tanto. Hay que trabajar mucho más y dar el máximo.

Debuta en este campeonato tras haber transcurrido algo más de un año desde que debutó como profesional. ¿Fue una sorpresa que le llamaran para jugar este campeonato?

-Bueno, un poco sí. En verano me pusieron bastantes partidos estelares, la empresa tenía los ojos puestos en mí. Siempre sueñas con que te llamen, pero hasta el último momento no sabía nada, fue una sorpresa increíble.

¿Cuál es su objetivo personal en este campeonato?

-En principio, disfrutar, dar mi nivel e ir mejorando. Lo principal es intentar jugar tranquilo y disfrutar dentro de la cancha.

¿Y el objetivo como pareja? ¿Han hablado de llegar a algo en concreto?

-No hemos hablado de llegar a nada, vamos partido a partido. Somos muy jóvenes, queremos jugar cada partido disfrutando y luego, ya se verá.

¿Qué pensó cuando le tocó Altuna como pareja? ¿Es una presión añadida?

-Me alegré mucho porque además nos llevamos muy bien, tenemos una relación buenísima. Él está en un momento increíble, viene de ganar el Cuatro y Medio absoluto. Te da un punto de presión, pero no quiero pensar en eso.

¿Y cómo es jugar con un pelotari de un nivel como el suyo?

-Es una gozada, el otro día me ayudó un montón, tiene muchísima facilidad para ayudarte. Como persona, también cuando fallas te anima todo el rato.

La pelota a mano es un deporte que exige unas cualidades físicas cada vez más exigentes. ¿Qué aspecto, a parte del físico, diría usted que le caracteriza como pelotari?

-Siempre he tenido muy buena derecha, lo que me caracteriza es que nunca fallo pelotas, soy un pelotari muy seguro. Desde adelante le pego muy bien a la pelota.

¿En qué aspectos cree que ha mejorado desde que comenzó y qué aspecto de su juego le gustaría mejorar?

-Mejorar creo que he mejorado en todo. Sobre todo destacaría el físico, antes no entrenaba apenas, he cogido más fuerza. Me gustaría mejorar la izquierda, tener más soltura, en los entrenamientos me suelto más, pero en los partidos me cuesta, no tengo la soltura que me gustaría.

¿Se fija en algún jugador en particular dentro de la cancha ?

-Como yo he sido siempre zaguero, siempre me ha gustado muchísimo José Javier Zabaleta, tiene un golpe eléctrico. Tiene dos manos muy buenas, tiene mucha soltura con las dos manos. Rezusta también me gusta mucho, pero bueno, él es zurdo, no puedo compararme con él.

¿Quién era su ídolo de pequeño?

-A mí me ha gustado siempre muchísimo Irujo, tenía unas cualidades increíbles, lo daba todo en los partidos.

Estudia una carrera de Ingeniería Mecánica en la UPNA y ha tocado durante cinco años el piano. Si no hubiera sido pelotari, ¿a qué le gustaría haberse dedicado? ¿Se ve dedicándose a alguna de sus dos pasiones (a parte de la de la pelota)?

-Es difícil compaginar el deporte con los estudios, hago menos asignaturas para poder entrenar, me gusta mucho la mecánica, todo lo relacionado con los coches. En un futuro me gustaría poder dedicarme a la mecánica o algo relacionado con los coches. Si no hiciera pelota, cualquier otro deporte, me gustan todos. Lo del piano lo tengo un poco apartado. Al final no podía con tantas cosas. Pero desde pequeño es un instrumento que me ha gustado muchísimo, sigo tocándolo en casa.

¿Cuál diría que es su sueño como pelotari?

-Me gustaría ser campeón del Parejas. Es mi torneo favorito, sería lo máximo.

¿Qué le dicen sus amigos?

-Pues que qué suerte tengo de jugar con Jokin (Altuna), y que lleguemos lejos para hacer una juerga con ellos (risas).

Si llega a lograr el campeonato, ¿de quién se acordaría? ¿Quiénes han sido las personas claves en su carrera?

-Siempre me acuerdo mucho de los entrenadores que tuve en Irurtzun, es el lugar donde me he formado como pelotari. Luego estuve en más sitios, pero a Juan Carlos y Fernando -entrenadores de Bihaizpe- tengo mucho que agradecerles. Luego en Uharte también Paco me ayudó muchísimo.

El camino hasta llegar aquí ha sido corto pero intenso, ¿supone mucho sacrificio dedicarse a este deporte?

-Hay muchas veces que te pierdes cosas con amigos. Pero bueno, piensas que eres un privilegiado, merece la pena.

Los pelotaris siempre tienen una cancha favorita, ya sea por el debut o porque el ambiente le hace sentirse como en casa. Imagino que cuando juega en el Labrit su gente se lo hace notar.

-Pues sí la verdad, tanto la cancha como el ambiente que hay es increíble. Es un frontón muy noble. También me gusta mucho el Atano de Donosti.

¿Cuál diría que son su mejor y su peor momento dentro de la cancha?

-El mejor momento diría que el debut, fue un momento precioso. También fue un momento muy especial cuando me dijeron que iba a jugar la feria de San Fermín, vino mucha gente a apoyarme. El peor momento diría que fue cuando me rompí un brazo con 17 años, no había debutado aún, pero era un momento en el que estaba en un momento de juego muy bueno. Al final son detalles que te pueden arruinar

¿Cuál es su pelotari favorito en activo?

-Ahora mismo me gusta mucho Altuna, qué te voy a decir (risas). Creo que va a llegar muy alto, ganará muchas txapelas. Pero luego está Olaizola también, sigue siendo de los mejores.

Últimamente se habla mucho del futuro de la pelota. Si va más o menos gente que antes a los frontones. En los últimos años se ha hecho un frontón como el Bizkaia Arena que alberga finales de más de 3.000 personas. ¿Cómo ve usted la actualidad de este deporte? ¿Cree que se ve menos gente en los frontones que antes?

-Antes era una pasada como estaban. Hace años veías por la tele y era increíble. Luego hubo unos años que creo que se paró un poco, pero poco a poco se va recuperando, ojalá lleguemos a lo de antes. En el Labrit, siempre ha habido gente. Hay veces que vas a frontones y ves que no hay gente, y te da mucha pena. Creo que vamos hacia mejor.

¿Cree que puede deberse a la, a veces, poca competencia que hay en algunos partidos, debido a quizá, una diferencia excesiva en campeonatos como el mano a mano entre los pelotaris que participan?

-Antes cuando jugaban Olaizola e Irujo que ellos destacaban más. Ahora yo creo que están más igualados, cualquiera puede ganar, está más nivelado.

¿Cree que se da más importancia a otros deportes que a la pelota?

-Sí. Igual ahora más que antes, ahora cuando un chaval empieza a jugar a fútbol, sus amigos también, yo creo que deberían probar otros deportes. Se pasan malos momentos cuando pierdes, a mí me ha pasado, el ir a un frontón y quedarme en tres, llegar a casa y estar jodido, pero me gustaba tanto que se me pasaba enseguida.

¿Y el futuro de los pelotaris navarros? ¿Cree que se ha acabado con una hegemonía?

-Últimamente se ha dicho que ya no había navarros con pelotaris guipuzcoanos como Altuna o Irribarria. Pero saldrán pelotaris de mucho nivel también, yo no creo que esté mal la situación en Navarra. Hay pelotaris como Laso que llegarán alto. Llevo jugando desde los 14 años con él y creo que será uno de los grandes.

las claves

“No nos hemos marcado ningún objetivo, iremos partido a partido y a ver qué pasa”

“Ahora entre los chavales se da más importancia a deportes como el fútbol o el baloncesto”

“Me ha gustado siempre Irujo. Tenía unas cualidades increíbles y lo daba todo en los partidos”

DATOS

Debut. Jokin Altuna debutó el 21/02/2016 en el frontón Astelehena de Eibar. Un partido que también fue la despedida de un mito de la pelota como Ives Salaberri, Xala.

Carrera. Comenzó su carrera en una de las dos escuelas que hay en Irurtzun, Bihaizpe. Después pasó por escuelas de Pamplona como AD San Juan y Uharte. Con 19 años Aspe se fijó en él y le ofrecio un contrato y la posibilidad de debutar. Como aficionado logro las txapelas en el Torneo Lezama 2015, el Torneo Zaldibar 2015 y el Torneo Diario Vasco 2013.dwkcp

Más sobre Pelota

ir a Pelota »