Greenpeace se cuela en una central nuclear francesa

Una veintena de activistas se infiltra para mostrar “la extrema vulnerabilidad” y el fácil acceso en el recinto

Miércoles, 29 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:31h

parís- Un grupo de militantes de Greenpeace penetró ayer en la central nuclear de Cruas-Meysse, en el sur de Francia, para denunciar la inseguridad en ese tipo de instalaciones y su fácil acceso.

La ONG indicó que una veintena de activistas se introdujo en la central a las 06.20 hora local (05.20 GMT) para alertar en concreto sobre “la extrema vulnerabilidad” de las piscinas de combustible gastado. Los militantes quisieron “denunciar el inmovilismo” de la energética EDF, operadora de los 58 reactores nucleares presentes en suelo francés, frente a las alertas e informes existentes sobre el “riesgo nuclear”.

Algunos activistas escalaron una de esas piscinas, mientras que otros dejaron en ella la marca de la huella de su mano “para demostrar su accesibilidad”.

Por su parte, la energética francesa precisó que la intrusión de ayer “fue inmediatamente detectada por los equipos de seguridad del lugar y el pelotón especializado en protección de la Gendarmería, que interceptó y puso bajo control” a los miembros de la ONG. - Efe

Últimas Noticias Multimedia