Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

A la contra

Las tradiciones

Por Jorge Nagore - Miércoles, 29 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:30h

Esta ciudad es encantadora. Ahora el PSN suelta que la pista de hielo que se instaló unos años en la antigua estación de autobuses era “tradicional”. La primera vez que se puso fue en 1999, antes de ayer, y que yo recuerde en Antoniutti -que era un cura, si no lo sabían. Está la ciudad inundada de calles dedicadas a curas-, pero para el PSN ya era una tradición: “la instalación de dos carpas con actividades en plaza del Castillo y Carlos III y de juegos infantiles en paseo de Sarasate, que valoramos como positivas, no tienen por qué ser incompatibles con la instalación de la tradicional pista de hielo, sin coste alguno para las arcas municipales”, destacó el PSN. Bueno, habrá opiniones para todos los gustos con lo de la pista de hielo, gente a la que le gustará y gente a la que no, pero el Ayuntamiento ya licitó el año pasado la pista en paseo Sarasate -la estación de autobuses antigua estaba en obras y supongo que este año no la quieren utilizar ya que se ha acondicionado para el proyecto Geltoki y el parque infantil existente funciona magníficamente todo el año- y no se presentó ninguna empresa, así que no veo qué problema hay en que no haya pista de hielo en una ciudad en la que hasta 1999 no hubo pista de hielo y los niños que crecimos sin la pista de hielo estamos igual de sanos y alegres que los que sí. Bromas aparte, lo acojonante es lo de “tradicional”. Aquí cantas una canción dos años seguidos a la misma hora del mismo día en el mismo sitio y ya hay montada una asociación, un público y un sentimiento de eternidad que asombra, al margen ya de que no sé si se lanza un mensaje muy sostenible energéticamente mantener en funcionamiento una pista de hielo por mucho que sea una empresa privada la que corra con el gasto eléctrico de tener aquello helado mes y pico. Lo que sí es innegable es que en montar polémicas idiotas sí que somos tradicionales e imbatibles.

Herramientas de Contenido