Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Acaba el juicio a ‘La manada’, que reitera su inocencia y cuya sentencia se conocerá en dos meses

Los cinco acusados esperarán la resolución en prisión y sus defensas hablan de un proceso con “pruebas contaminadas y móviles espurios” en la víctima, por grabarla, robarle el teléfono y una relación traumática

Enrique Conde / Patxi Cascante - Miércoles, 29 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:30h

El coche policial que traslada a dos de los acusados entra al Palacio de Justicia.

El coche policial que traslada a dos de los acusados entra al Palacio de Justicia. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

  • El coche policial que traslada a dos de los acusados entra al Palacio de Justicia.

Pamplona- El deseo expreso de Agustín Martínez Becerra, abogado defensor de tres acusados de la violación, era que sus clientes no debían “estar ni un día más privados de libertad”. De momento, seguirán encarcelados en Pamplona (aunque el militar y el guardia civil podrían retornar pronto a la prisión de Alcalá Meco) a la espera de una sentencia que tardará en conocerse en torno a dos meses. La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra suele ser profusa en sus fundamentaciones y resoluciones de calado y, aunque no sea una Sala ágil en la respuesta, teniendo en cuenta su gestión de las sesiones del procedimiento (han sido puntuales como nunca en las vistas, respondieron con prontitud a los recursos presentados antes del juicio y ya habían acotado el proceso en las cuestiones previas para que se ventilara solo lo trascendente del 7 de julio), además de que se trata de una causa con cinco acusados en prisión, la Audiencia actuará a buen seguro con celeridad. La sentencia que alcancen podrá ser recurrida en apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del TSJN y en casación ante el Supremo.

En la jornada de ayer, destinada a informes de los abogados defensores, estos desacreditaron las pruebas vistas en el juicio “por estar contaminadas y viciadas de origen” puesto que, según ellos, su único resultado podía ser confirmar la violación sin contemplar la presunción de inocencia. E igualmente dijeron que la declaración de la denunciante viene motivada por “fines espurios”, lo que afectaría a su veracidad, debido a que, según su teoría, al robarle el móvil “ella pensó que podían colgar esos vídeos en redes sociales”. Otro argumento defensivo es que la víctima consintió pero la relación fue traumática, lo que unido a la sensibilidad de la ciudad de Pamplona en las agresiones sexuales de San Fermín, motivó que se la animara a denunciar aunque casi ni quisiera hacerlo, soltaron los letrados.

En este punto, el elemento nuclear de la sentencia girará en torno a dos conceptos que se han ido repitiendo a lo largo de toda la vista oral. Son el consentimiento y la intimidación. O si precisamente la intimidación del grupo que formaban los acusados fue tan grave que causó en la víctima un bloqueo psicológico y le hizo someterse a los deseos lúbricos de La Manada. A estas alturas, con el procedimiento ya ventilado, no parece tan relevante la versión de los procesados sobre cómo se originó ese tránsito hasta el portal de Paulino Caballero y si la víctima daba su consentimiento desde el origen de las conversaciones, como ellos dicen. Las respuestas de la víctima, en el sentido de sustentar el principio acusatorio, se situarán más en el eje de la resolución futura sea en un sentido u otro. El grueso de la resolución abordará esa declaración de la joven y si cumple con los parámetros fijados por el Supremo y es coherente, concreta, persistente en la incriminación y contiene indicios que la corroboren.

QUE ACABE Ayer, los cinco acusados se declararon inocentes y dijeron confiar en la Justicia. El guardia civil añadió que pedía perdón públicamente por el robo del móvil y que se proclamaba inocente del resto de delitos y Ángel Boza añadió que esperaba que “esto acabe cuanto antes”. Todos bien encamisados fueron de nuevo esposados y regresaron a prisión.

Herramientas de Contenido