61 puestos y 21 locales

El Ayuntamiento invierte 978.578 euros en el Mercado del Ensanche

Sus 61 puestos y 21 locales esperan que la reforma lo revitalice

Un aula de cocina impulsará más actividades de dinamización

Laura Garde / Iban Aguinaga - Miércoles, 29 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:33h

El alcalde, Joseba Asiron, visita el Mercado del II Ensanche, que acometerá un proyecto de reforma el próximo año

El alcalde, Joseba Asiron, visita el Mercado del II Ensanche. (Iban Aguinaga)

Galería Noticia

El alcalde, Joseba Asiron, visita el Mercado del II Ensanche, que acometerá un proyecto de reforma el próximo añoLas obras para remodelar el Mercado del II Ensanche están previstas para que comiencen en primavera.Asiron visitó el mercado junto a Javier Vergara.Espacio en el que se construirá el aula de cocina.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

pamplona- Dar un empuje al Mercado del II Ensanche para adaptarlo al siglo XXI. Este es el objetivo que se ha marcado el Ayuntamiento de Pamplona con su inversión de 978.578 euros, a través de la empresa pública Comiruña SA, para reformar este espacio que tiene casi 70 años y que está conformado por 61 puestos y 21 locales comerciales. El proyecto, que todavía se encuentra en la fase de contratación de su redacción y su dirección de obras, ampara la impermeabilización y el aislamiento técnico del recinto, la sustitución de carpinterías en la cubierta, mejoras de eficiencia energética, climatización e iluminación, y un nuevo tratamiento para la pavimentación o la creación de nuevos espacios.

“En los últimos años hemos puesto algún parche, pero hace falta un cambio en condiciones. Lo estamos esperando con los brazos abiertos”, aseguró Javier Vergara, gerente del mercado. De esta manera, pretenden “revitalizarlo” para dar servicio a personas que en este momento “no pueden ser atendidas”: “Quizá los horarios del mercado no sean los mejores, aparcar alrededor tampoco es fácil, la gente joven prefiere las grandes superficies... Con la reforma, queremos hacerlo más atractivo y acomodarlo, por así decir, para poder dar más servicios”, explicó.

Para el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, que el Ayuntamiento tome parte en la gestión del plan, “es casi una obligación”: “Este mercado es un espacio de memoria para Pamplona y un punto en el que trabajar en pro del comercio y el producto local. Por eso, nuestro papel en estas cosas tiene que ser de facilitadores de recursos y gestiones. Y la verdad es que de mil amores colaboramos con los comerciantes de aquí”.

La primavera del año que viene es la fecha marcada para poner las obras en marcha. Durante el primer semestre, se procederá a la redacción del proyecto de reforma y rehabilitación propiamente dicho, a la adjudicación de los trabajos y a la obtención de la licencia de obras: “Dentro de esta periodo, esperamos poder acometer las obras en el segundo trimestre, con un plazo de ejecución de seis meses”, esclareció Vergara. “Así, pillaremos el verano de por medio. Es una época más baja y perturbaremos menos la actividad del mercado”, continuó.

Esta es una de las cuestiones que más preocupa a los comerciantes. Ante la duda, el gerente asegura que el proceso se realizará “despacio” y por cuadrantes: “No queremos cerrar todo. Algunos mercados de ciudades próximas lo hicieron así y luego les costó volver a arrancar”. Según Asiron, las condiciones actuales son “duras” y, por ello, desea que las obras terminen cuanto antes. “Además de el lavado de cara, la mejora de las condiciones y la climatización urge. Por ejemplo, en invierno hace mucho frío y en verano mucho calor. Confiamos en que todo esto coloque a uno de los mercados tradicionales de Pamplona en el siglo XXI, pero sin perder su esencia”, añadió el alcalde.

Por su parte, la habilitación de un aula de cocina permitirá dar un impulso a las actividades de dinamización que acercan a los vecinos y vecinas de la capital navarra al mercado: “Hasta ahora, hemos hecho cursos para niños y adultos en el pasillo, un espacio muy reducido. Con el cambio, los cursos podrán acoger a más gente y podremos aprovechar el mismo lugar para hacer también exposiciones, charlas, debates, etc”, argumentó Vergara.

Asiron visitó el Mercado del II Ensanche ayer acompañado de la concejala delegada de Economía Local Sostenible, Patricia Perales.

tarea de todosAunque hay quien mantiene la tradición, el estilo de vida y las costumbres a la hora de comprar han cambiado. Con ello, una parte de los comerciantes del Mercado del II Ensanche han notado en los últimos años un “bajón” en la afluencia de clientes y, por tanto, en las ventas. “Mi hermana y yo somos la segunda generación que trabaja aquí. Mi madre vino en el año 73. Entonces eran todavía las mujeres amas de casa quienes venían por las mañanas a hacer la compra. El mercado era un punto de encuentro. La gente ahora se va a vivir fuera y por horarios de trabajo o cercanía, entre otras cosas, eligen las grandes superficies o los supermercados para comprar”, manifestó Mari Mar Beroiz, de la frutería Hermanas Beroiz Goñi. La visión de Anyeli Mosquera es similar. La herbolera, que lleva en el puesto solo desde febrero, confirmó que los jóvenes de entre 25 y 35 años “no pisan el mercado”: “Cuando el dueño me hizo el traspaso, me advirtió de que no iba a ser fácil. Por aquí solo pasan las personas mayores que tienen costumbre de venir”, aseveró.

Por el contrario, para Mari Carmen Valimaña (de la Quesería de Guillermo) y Visi Razquin (de Lácteos Razquin), la especialización ha sido su fuerte. “Los lácteos y los quesos son sectores cada vez más conocidos, lo que ayuda a que la gente compre. Sí que han bajado las ventas, pero nosotras tenemos un cliente definido”, aclararon.

Todas están de acuerdo en la falta que hace la reforma “desde hace mucho tiempo”: “Si el foco está puesto en revitalizar el mercado, esperamos que así sea. Todo lo que sea adecentarlo, es positivo”. Pese a ello, creen que cumplir con el objetivo es tarea de todos. De hecho, Teresa González, que lleva 35 años en el Mercado del II Ensanche, avala que la clave está en la innovación: “Empecé con mi marido, de la carnicería Goñi Induráin, vendiendo pollos. Llegó un momento que tuvimos que actualizarnos. Había muchos establecimientos que lo hacían. Ahora, él sigue con la carnicería y yo vendo comida preparada, también por Internet. El Ensanche es una zona con mucha vivienda y tenemos que aprovecharlo. La reforma es una ayuda, pero no va a solucionar nuestros problemas”, concluyó.

la frase

joseba asiron “El proyecto se enmarca en un plan de modernización de edificios públicos”

El edificio en el que está ubicado el Mercado del II Ensanche acoge también 71 viviendas de propiedad municipal. El alcalde recalcó la necesidad de rehabilitarlas y ponerlas en uso para la ciudadanía, aunque aseguró que este proyecto llevará su propio calendario: “El diseño del mercado con las viviendas arriba funcionó en su momento. Plantearemos su futuro tras la reforma del mercado”.