Trump promete endurecer las sanciones a Corea del Norte

Pyongyang estaría planeando su primera prueba nuclear no subterránea sobre el Pacífico

Jueves, 30 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Varios surcoreanos ven un reportaje en televisión sobre el lanzamienodel misil.

Varios surcoreanos ven un reportaje en televisión sobre el lanzamienodel misil. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Varios surcoreanos ven un reportaje en televisión sobre el lanzamienodel misil.

seúl- El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció ayer que se impondrán “grandes sanciones adicionales” a Corea del Norte, un día después del nuevo lanzamiento de un misil balístico intercontinental por parte de Pyongyang, capaz de portar una cabeza atómica grande y alcanzar todo Estados Unidos.

“Grandes sanciones adicionales serán impuestas a Corea del Norte. La situación será controlada”, afirmó Trump en Twitter. El mandatario se adelantó así al Consejo de Seguridad de la ONU que se reunió anoche para analizar la situación, a petición de EEUU, Corea del Sur y Japón.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, matizó poco que las sanciones serán unilaterales por parte de Estados Unidos. “Tenemos una larga lista de posibles sanciones adicionales, y algunas de ellas incluyen más instituciones financieras. El Departamento del Tesoro las anunciará” cuando esté preparado, dijo Tillerson.

Además, Trump conversó ayer con su homólogo chino, Xi Jinping, para tratar el nuevo lanzamiento del misil por parte del régimen norcoreano. Trump recalcó la necesidad de que China use todas las palancas disponibles, convencer a Corea del Norte de que ponga fin a sus provocaciones y apueste por la desnuclerarización.

El programa armamentístico norcoreano tiene como objetivo el desarrollo de misiles ICBM capaces de alcanzar territorio estadounidense con una cabeza nuclear y el régimen Juché ha insistido en que seguirá adelante con su desarrollo hasta lograr un “equilibrio de fuerzas” con Washington. Kim Jong-un había declarado en su discurso de Año Nuevo que el país esperaba lograr antes de final de 2017 una “fuerza nuclear estatal”, tal y como se ha anunciado hoy tras el lanzamiento.

Existen aún dudas con respecto a que la tecnología de los ICBM norcoreanos funcione a la perfección, y hoy mismo el primer ministro surcoreano, Lee Nak-yon, dijo que Seúl detectó cómo las comunicaciones de radio entre el Hwasong-15 y su centro de control se cortaban a mitad del vuelo del proyectil. Sin embargo, como recordó en el ministro de Unificación surcoreano, Cho Myoung-gyun, Corea del Norte ha superado este año todas las expectativas de los expertos con los resultados de sus persistentes pruebas de armas. Cho no consideró descabellado que el año próximo -una fecha idónea porque se cumplen 70 años de la fundación de Corea del Norte- Pyongyang anuncie que ha concluido con éxito el desarrollo total de su programa nuclear. Algunos expertos ven posible que para pronunciar semejante afirmación Corea del Norte esté barajando un último paso para cerrar el ciclo: realizar su primera prueba nuclear no subterránea detonando una bomba sobre el Pacífico. Otros analistas creen incluso que con esto Pyongyang podría optar por ofrecerse a retornar a la mesa de negociaciones con Washington sabedor de que tendría en su mano un elemento disuasorio de mayor peso. - Efe

más tensión

Preocupación en Pekín. El Gobierno chino expresó ayer su “profunda preocupación” tras el último misil balístico intercontinental. “China manifiesta una profunda preocupación y oposición al lanzamiento (...) y urge encarecidamente a Corea del Norte a atender las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y detener las acciones que eleven las tensiones en la península”, señaló un portavoz de Exteriores chino, Geng Shuang.

Provocación para Moscú. Rusia calificó de “acción provocadora” el lanzamiento. “Desde luego, este nuevo lanzamiento de un cohete es una acción provocadora que apunta a incrementar la tensión y que nos aleja del comienzo del arreglo de la situación de crisis”, dijo a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Orgullo para Pyongyang. La televisión norcoreana aseguró que, tras presenciar el lanzamiento, el líder norcoreano Kim Jong-un “declaró con orgullo que finalmente hemos hecho realidad la gran causa histórica de completar una fuerza nuclear estatal, la razón por la que se ha creado un programa de misiles”.