Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La Fiscalía reclama 1,47 millones a Osasuna para zanjar el delito fiscal y pide 12 años para Izco y 15 para Archanco

IMPAGO DE IRPF E IVA | Exige, además de penas que no bajan de 9 años de cárcel, multas millonarias a diez acusados (siete exdirectivos, Ángel Vizcay, José Gómez y tomás López) por defraudar el IVA de las taquillas de 2010 a 2013 y el IRPF de 2012

Enrique Conde | Mikel Saiz - Jueves, 30 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Miguel Archanco y Patxi Izco se abrazan en las oficinas de El Sadar.

Miguel Archanco y Patxi Izco se abrazan en las oficinas de El Sadar. (MIKEL SAIZ)

Galería Noticia

  • Miguel Archanco y Patxi Izco se abrazan en las oficinas de El Sadar.

Pamplona- La Fiscalía ha presentado ya su escrito de calificación ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona, que se encarga de investigar los delitos fiscales de Osasuna presuntamente cometidos durante las etapas de Izco y Archanco al frente de la presidencia. El fiscal encargado del caso encuentra responsabilidad penal en la entidad rojilla como persona jurídica y sentará en el banquillo a diez acusados. A Osasuna, después del acuerdo que alcanzó la entidad con Hacienda durante el presente año para saldar toda la deuda reclamada, le reclama 1.469.914 euros en concepto de multa penal (este tipo de multas se depositan en la Hacienda estatal, no en la Foral), una cifra esperable después del reconocimiento al fisco.

La Fiscalía aplica varias atenuantes en la conducta del club y expone que “cuando ocurrieron estos hechos el Club Atlético Osasuna no tenía establecido ningún instrumento de control y vigilancia a fin de evitar que los administradores, representantes y empleados de la entidad no pudieran llevar a cabo dichos hechos en beneficio de la entidad. Recuerda que después de la querella presentada por Hacienda, Osasuna consignó el pasado 23 de junio de 2017 en la cuenta del juzgado instructor una cantidad de 6.838.018 euros, un mes después de haberse efectuado la cuantificación definitiva de las cantidades dejadas de ingresar por Hacienda. Entiende la Fiscalía que el club debe beneficiarse de la circunstancia atenuante de reparación del daño (por haber pagado se le rebaja la pena) y de las de establecer medidas eficaces para prevenir y descubrir este tipo de delitos (como la constitución de una comisión de control económica garante) y de confesar el delito antes de que el procedimiento se dirigiera contra la propia entidad. Recuerda el Ministerio Público en este punto que Osasuna presentó una denuncia el 28 de enero de 2015 en la que hacía constar los delitos que aquí han sido objeto de investigación. Además, Osasuna también perderá durante 45 meses la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y el derecho a gozar de beneficios e incentivos fiscales, penas que van aparejadas con este delito.

En cuanto a los exdirectivos del club, la Fiscalía se dirige contra aquellos que formaron parte de la cúpula de la entidad entre 2010 y 2013 pues no en vano acusa de defraudación fiscal del IVA de los palcos, boxes y taquillas durante los años 2010, 2011, 2012 y 2013, y añade también el delito de defraudación de IRPF, por cantidades pagadas en negro, del año 2012. Así, al expresidente Izco, al frente de la entidad entre 2010 y 2012, le reclama algo más de doce años de cárcel y una multa de 22 millones de euros;mientras que a Miguel Archanco se le solicitan hasta 15 años y 9 meses de prisión y 25,5 millones de multa. La misma pena para Archanco se reclama también para los que fueran sus directivos, y que también formaban parte de la directiva de Izco, Juan Pascual, José Manuel Purroy, el gerente Ángel Vizcay y los también empleados Tomás López y José Gómez. En cuanto al resto de acusados, Sancho Bandrés, Txuma Peralta y Manolo Ganuza, que solo estuvieron en el club respecto a lo que interesa a la acusación en 2012 y 2013 se les pide 8 años y 9 meses de cárcel a cada uno.

El fiscal expone que Osasuna, durante 2010 y los años sucesivos, con un “evidente ánimo de ocasionar un perjuicio a la Hacienda Foral, dejó de declarar y abonar diversas cantidades”. Por el IVA que no repercutió de venta de entradas, abonos, palcos y boxes fueron 1,38 millones en 2010, 1.093.242 en 2011, hasta 1.867.700 en 2012 y 704.383 euros en 2013, cuando Archanco alcanzó un acuerdo con el fisco que, por ahora, le ha servido de poco al expresidente para atenuar su responsabilidad. De igual manera, Osasuna presentó ante Hacienda declaraciones de retenciones de trabajo de actividades empresariales y profesionales y premios en las que consignó como dietas por gastos de viajes (exentas de retención) determinadas cantidades satisfechas a jugadores y entrenadores que sumaron 95.007 euros, cedió gratuitamente el uso de viviendas arrendadas por la entidad a empleados en cantidad de 55.000 euros sin realizar la retención correspondiente, declaró retribuciones a cinco empleados (Martín Monreal, Miguel Merino, Vizcay, Vasiljevic y Tomás López) en cantidad inferior en 152.000 euros a la efectivamente realizada y no consignó cantidades abonadas a jugadores, entrenadores y empleados de la entidad en una cantidad de 565.000 euros.

Herramientas de Contenido