Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El ideólogo de la matanza de jesuitas, ante el juez

España abre la puerta a procesar a los responsables de la muerte de Ellacuría en El Salvador hace 28 años

Jueves, 30 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Ignacio Ellacuría.

Ignacio Ellacuría. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • Ignacio Ellacuría.

pamplona- El excoronel Inocente Montano, exviceministro de Defensa salvadoreño, ya se encuentra en España a disposición de la Audiencia Nacional, con lo que se abre una puerta para juzgar a los autores intelectuales de la matanza de seis jesuitas y otras dos mujeres ocurrida en El Salvador hace 28 años.

Inocente Montano ha llegado a Madrid desde Estados Unidos tras la confirmación por el Tribunal Supremo de ese país de su extradición para rendir cuentas por la muerte de los jesuitas de la Universidad Centroamericana (UCA), cinco de ellos españoles, incluido el jesuita vizcaíno Ignacio Ellacuria.

Hoy prestará declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, sustituto en las pesquisas de Eloy Velasco, quien desde 2011 pugnó por la extradición de los supuestos autores intelectuales del crimen al considerar que el proceso seguido en El Salvador fue un fraude de ley.

Velasco procesó a una veintena de exmilitares, pero las autoridades salvadoreñas han ignorado las órdenes de extradición, por lo que Montano será el primero que responderá ante la Justicia española por el asesinato de Ellacuria y sus compañeros.

Una masacre por la que solo cumple condena el coronel Guillermo Benavides y cuyos autores intelectuales han quedado (hasta el momento) impunes.

Y existen indicios de que Montano tuvo mucho que ver en ello. De hecho, se le considera el cerebro en la sombra de la matanza en la que fuerzas del Ejército salvadoreño asesinaron al vasco Ignacio Ellacuria, rector de la Universidad Centroamericana (UCA) e ideólogo de la Teología de la Liberación, y a sus compañeros.

Entonces, un “escuadrón de la muerte” irrumpió en el Centro Pastoral de la universidad de los jesuitas, les ordenó salir al jardín y tumbarse boca abajo en el suelo, donde aparecieron a la mañana siguiente sin vida y con varios tiros en el cuerpo.

Los otros cinco sacerdotes asesinados son los también españoles Amando López, Juan Ramón Moreno, Segundo Montes e Ignacio Martín Baró, así como el salvadoreño Joaquín López.

También fueron muertas a tiros la cocinera Elba Julia Ramos y su hija Celina, de 16 años, ambas salvadoreñas.

La decisión del Tribunal Supremo estadounidense (adoptada el 15 de noviembre, en la víspera del vigésimo octavo aniversario del múltiple asesinato) ha dado un giro a todo el proceso y ha despertado nuevas esperanzas para las víctimas.

De hecho, los responsables de la Universidad Centroamericana han pedido en los tribunales salvadoreños reabrir la causa penal contra los “autores intelectuales” de la masacre, incluido el expresidente del país Alfredo Cristiani.

También a los exmilitares Humberto Larios, Juan Rafael Bustillo, Francisco Elena Fuentes, Rafael Zepeda, al difunto René Emilio Ponce (además de al coronel Inocente Montano).

A todos (los vivos) los reclama la Audiencia Nacional y todos son parte de la generación de graduados de la Escuela Militar de 1966, conocida popularmente como “La Tandona”, que dirigieron a la Fuerza Armada durante buena parte de la guerra e implementaron la estrategia contrainsurgente de “tierra arrasada”.

Su implicación la pondría de manifiesto el expresidente Cristiani en las conversaciones que tuvo con el escritor Jorge Galán y que éste reprodujo en su novela “Noviembre” y cuyas grabaciones aportó a la Audiencia Nacional.

La batalla legal en España la impulsaron en 2008 el Grupo Guernica y la Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE), que desde entonces intentan que se haga justicia sobre lo ocurrido.

Precisamente, fue el trabajo de Almudena Bernabéu, abogada del Grupo Guernica, el que permitió localizar a Inocente Montano en Boston.

Fue detenido y en 2013 condenado a 21 meses de prisión por fraude migratorio, por lo que ingresó en una cárcel de Carolina del Norte, de la que debió haber salido en abril de 2015, pero en la que ha permanecido durante más de dos años a la espera de una decisión final sobre su extradición.

Bernabéu y el abogado de APDHE Manuel Ollé han subrayado hoy la relevancia de este caso para el principio de justicia universal en la lucha contra la impunidad por los crímenes internacionales. - D.N.

Herramientas de Contenido