Interpretación plástica y escultórica

Reencuentro entre Picasso y Maeztu, a través de Alicia Otaegui

La artista navarra hace una interpretación plástica y escultórica de una fotografía que data de 1917

Sábado, 2 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:11h

La artista Alicia Otaegui, junto a la instalación que dedica a Pablo Picasso y Gustavo de Maeztu.

La artista Alicia Otaegui, junto a la instalación que dedica a Pablo Picasso y Gustavo de Maeztu. (Cedida)

Galería Noticia

La artista Alicia Otaegui, junto a la instalación que dedica a Pablo Picasso y Gustavo de Maeztu.

PAMPLONA- En una instalación bajo el título Coro de paletas blancas y dúo, la artista plástica navarra Alicia Otaegui interpreta en el Museo de Gustavo de Maeztu de Estella (Planta Noble) el encuentro que tuvieron en el año 1917 Pablo Picasso y el propio Gustavo de Maeztu. Otaegui se suma así al programa Picasso-Maeztu 1917-2017. Homenaje/Omenaldiaque la pinacoteca de Estella organiza desde el verano para conmemorar el centenario del encuentro entre los dos artistas, así como el homenaje que le brindó el malagueño al pintor alavés en las Galerías Layetanas de Barcelona, dejando para el recuerdo la famosa fotografía de 1917 con los más ilustres artistas e intelectuales de la época.

Hasta el 17 de diciembre puede visitarse la instalación creada por Alicia Otaegui, quien hoy ofrecerá un coloquio al respecto. La muestra responde al propósito de plasmar a través de una serie de paletas -idénticas todas ellas en la forma- un retrato conjunto fiel a los rostros de la fotografía original, situada frente a la exposición.

“Trabajo la poesía visual, por lo que pensé en qué elemento representativo vinculaba a los dos artistas, y en seguida me imaginé el juego que podían dar las paletas”, explica la autora de la muestra. Entre las 16 siluetas de madera, son dos las que predominan sobre las 14 restantes. “La paleta ovalada se adaptaba bien a la figura de la cara y lo vi claro: hice el resto de caras desnudas, abstractas, y en las que corresponden a Picasso y Maeztu sitúo un autorretrato de cada uno de ellos”, apunta Alicia Otaegui. Los autorretratos impresos van acorde al estilo de cada pintor: el de Picasso es cubista, mientras que el de Maeztu es figurativo.

La claridad de la madera del resto de paletas responde a “un paralelismo con el lienzo blanco” al que se enfrentan los artistas en el momento inicial de toda creación. Y entre los dos autorretratos enfrentados, hay un cruce de miradas en el que también converge el espectador. El propósito de la instalación es, según argumenta la artista navarra, tratar de sugerir con la paleta y la composición de la fotografía homenajeada.


hoy, coloquio En el marco del proyecto expositivo, el Museo Gustavo de Maeztu acogerá hoy a mediodía, a partir de las 12.00 horas, un encuentro distendido y abierto a la participación del público en el que Alicia Otaegui hablará sobre su obra y hará un repaso de su trayectoria profesional, en una conversación que mantendrá con el artista Fermín Alvira.

La exposición Coro de paletas blancas y dúo puede visitarse hasta el 17 de diciembre en el horario habitual del museo estellés: de martes a sábado de 9.30 a 13.30 horas, y los domingos de 11.00 a 14.00 horas.- D.N.